BARCELONA 2-1 SEVILLA

Paco Alcácer entra en escena

LÍDER | eL DOBLETE DEL DELANTERO PERMITE AL bARÇA VENCER AL SEVILLA

Domingo, 5 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Paco Alcácer, sonriente tras su primer gol.

Paco Alcácer, sonriente tras su primer gol. (EFE)

Galería Noticia

Paco Alcácer, sonriente tras su primer gol.

Barcelona 2

Sevilla 1

BARCELONA Ter Stegen;Semedo, Piqué, Umtiti, Alba;Busquets, Rakitic (Mascherano, min.89), Iniesta (Paulinho, min.60);Alcácer (Deulofeu, min.66), Messi y Suárez.

SEVILLA David Soria;Corchia, Kjaer (Geis, min.73), Lenglet, Escudero;Nzonzi, Pizarro, Banega, Sarabia (Nolito, min.62), Navas y Muriel (Ben Yedder, min.76).

Goles 1-0 min. 23: Paco Alcácer. 1-1 min. 59: Pizarro. 2-1 min. 65: Alcácer.

Árbitro González González (Castilla León). Mostró cartulina amarilla a Leo Messi (min.90+3).

Estadio Camp Nou. 70.723 espectadores.

BARCELONA- Dos goles de Paco Alcácer, uno en cada mitad, dieron la victoria al Barça ante el Sevilla (2-1) y le permiten mantenerse con cuatro puntos de ventaja sobre el Valencia en la clasificación, en el partido 600 de Leo Messi.

Los barcelonistas dominaron el juego con suficiencia durante la primera mitad y buena parte de la segunda, pero permitieron la reacción del Sevilla en los primeros minutos de la segunda, lo cual dio aire a los de Berizzo.

Salió el Barça acelerado, dispuesto a decidir por la vía rápida, especialmente Leo Messi, muy participativo y protagonista de las primeras ocasiones del equipo de Ernesto Valverde. El técnico sorprendió con la titularidad de Paco Alcácer, que acompañó a los habituales Messi-Luis Suárez, y el delantero de Torrent le dio la razón a Valverde, ya que aprovechó la primera que tuvo para abrir el marcador y después fue determinante al anotar el tanto de la victoria.

Mucho antes, el Barça ya había merecido marcar. Con Andrés Iniesta y Leo Messi como maestros de ceremonias, los locales tocaron, dominaron y crearon muchas oportunidades ante la meta sevillista, ayer defendida por David Soria.

Los pases filtrados de Iniesta, la calidad de Messi, la movilidad de Suárez y las proyecciones por las bandas de los laterales Alba y Semedo desarbolaron al equipo de Eduardo Berizzo, que corrió desde del primer minuto tras el balón.

Las ocasiones se sucedieron desde el inicio: dos de Messi, una asistencia del argentino que no aprovechó Busquets, otro remate de Messi y una más de Iniesta. Hasta que Alcácer logró el 1-0 después de un balón largo de Luis Suárez y un error de Escudero.

El gol destensó al Barça. Su 4-4-2 le daba el control absoluto del partido, aunque en la recta final del primer tiempo el Sevilla se decidió a ir un poco más arriba, sin llegar a inquietar a ter Stegen.

Estuvo mejor el Sevilla en la salida del segundo tiempo. Los de Berizzo controlaban la situación, ante un Barça que ya no capitalizaba la posesión y veía cómo se jugaba cada vez más cerca de su área. Y, en un córner, Pizarro empató con un remate picado.

El Barça se veía obligado a volver a empezar. Y tardó poco en volver a desnivelar el duelo: Gerard Piqué, en el 63, remató al travesaño, y dos minutos después, Paco Alcácer volvió a salvar al Barça. El valenciano fue al primer palo a buscar un gran centro de Rakitic para batir a Soria y volver a poner a su equipo por delante en el minuto 65.

El gol tranquilizó al Barça, que volvió a tener el control del partido frente a un Sevilla que cada vez creía menos en su suerte. De hecho, estuvo más cerca el 3-1 que el empate, y el Barcelona apenas sufrió para sumar tres nuevos puntos. - Efe