Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Prisión sin fianza para el detenido por el apuñalamiento en Burlada

Fernando Osés dice no recordar nada al estar ebrio y drogado Una testigo del exterior del bar, clave para identificarlo La juez ve indicios de asesinato penado con hasta 25 años

María Olazarán / Javier Bergasa - Domingo, 5 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Asistencias médicas (a la derecha) atienden a George Coconasu después de ser acuchillado.

Asistencias médicas (a la derecha) atienden a George Coconasu después de ser acuchillado.

Galería Noticia

Asistencias médicas (a la derecha) atienden a George Coconasu después de ser acuchillado.

pamplona- La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona decretó ayer el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza del pamplonés Fernando Osés Ezpeleta, detenido por el asesinato el martes en el bar La Nogalera de Burlada de George Coconasu, pareja de su mujer, con la que está en trámites de separación. Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Navarra en el auto, que puede ser recurrido, la juez considera que hay “suficientes indicios” para imputar al investigado un delito de asesinato con la agravante de disfraz, ya que presuntamente cuando asestó la cuchillada mortal a la víctima, de nacionalidad rumana, iba encapuchado y con un guante negro en su mano derecha. Durante su declaración ante la juez, el encausado, de 53 años, aseguró que no recordaba los hechos como consecuencia de una “previa y masiva ingesta de alcohol, pastillas y sustancias tóxicas”.

El crimen se produjo sobre las 21.30 horas del martes, cuando George Coconasu, de 37 años, estaba con su pareja, A. U. S., sentado en un banco del interior del bar, de espaldas a la fachada del mismo, mientras esperaba su turno para jugar el billar. Fue entonces cuando una persona desde el exterior le dio una puñalada en el pecho a través de la ventana que tiene el local a la calle Nogalera “sin mediar ningún tipo de discusión o altercado previo”.

Según expone la magistrada, una testigo que se encontraba en el exterior del local, a la altura de una de las ventanas junto a la puerta de entrada, manifestó que el autor llevaba un guante negro en su mano derecha y nada en la otra mano, y lo describió alto y de complexión fuerte. Dos días después, el 2 de noviembre, en el reconocimiento fotográfico llevado a cabo, identificó al detenido como el “autor de los hechos”.

avisos del hermano y el hijoPor otra parte, el auto recoge que una hora más tarde del crimen, un policía fuera de servicio recibió una llamada de su amigo A.O.E., hermano del encausado, quien le informó de que se había enterado que había existido un altercado con cuchilladas en Pamplona y que había podido ser su hermano.

Además, la Policía Municipal de Burlada había recibido un aviso de la Policía Municipal de Pamplona de que una persona, que había causado daños en un local de Mendillorri, conducía una furgoneta que podía ir en dirección a Burlada. Según la juez, esta información es “relevante” por cuanto en el informe elaborado por Policía Municipal de Pamplona se detalla la actuación realizada en relación al detenido, quien según testigos había manifestado que “iba a liarla a casa de su mujer”. El auto también recoge que el hermano del presunto autor del apuñalamiento declaró que éste estaba “continuamente diciendo que alguien lo iba a pagar” al enterarse de que la víctima mantenía una relación sentimental con su mujer.

El hermano también manifestó que el día de los hechos mantuvo conversaciones de whatsapp con su sobrino, hijo del supuesto autor del crimen, quien le informó de que su padre “ha salido un cuchillo y buscaba al amante de su madre”. Después, una vez conoce la muerte de Coconasu, tanto el hermano como el hijo vuelven a hablar y éste último se muestra seguro de que el autor ha sido su padre.

En el auto, la juez detalla que la propia esposa recibió el mismo día mensajes del investigado, que se fue poniendo más agresivo y llegó a decir expresamente las palabras “muerte” y “matar” en referencia a su actual pareja, de forma que la mujer aseguró no tener duda de que la persona que agredió a Coconasu fue su marido, quien le había estado amenazando a lo largo de octubre.

De hecho, el día del crimen, cuando ambos estaban en el bar, la víctima le dijo que había visto la furgoneta de su marido. Esto ocurrió momentos antes de que de repente el hombre se agachara llevándose la mano al pecho y diciendo: “Me han roto el corazón”. En el visionado de las imágenes, según el auto, se aprecia que en el momento del apuñalamiento, Coconasu “está sentado de espaldas a la ventana del local, siendo el ataque desde la ventana, totalmente sorpresivo y sin ninguna oportunidad de reacción o defensa por parte de la víctima”.

hasta 25 añosA petición de la fiscalía y en contra de la postura del abogado defensor, la juez decretó la prisión provisional sin fianza debido al riesgo de fuga, ya que la pena podría llegar a los 25 años de cárcel, así como por el riesgo para la integridad y la vida de la mujer del investigado, ya que el origen de estos hechos radica en la relación sentimental que ella mantenía con la víctima.

auto de la juez

Las claves para la imputación

Sin recuerdos por la ingesta de alcohol y drogas. El imputado declaró ante la jueza que no recuerda nada de la noche del pasado martes como consecuencia de “una previa y masiva ingesta de alcohol, pastillas y sustancias tóxicas”.

Una testigo reconoce al imputado. Una testigo que estaba fuera del bar explicó que el autor llevaba un guante negro en su mano derecha y lo describió como alto y de complexión fuerte. En un reconocimiento fotográfico posterior identificó al detenido como autor de los hechos.

Testimonios del hermano e hijo. Un policía fuera de servicio recibió una llamada del hermano del detenido para decirle que había habido un incidente previo en un bar de Mendillorri y que había podido ser Fernando. También relató que el detenido, cuando se enteró de la relación sentimental, “estaba continuamente diciendo que alguien lo iba a pagar”. También explicó que su sobrino, hijo del acusado, le dijo que su padre “había salido con un cuchillo en busca del amante de su madre.

Amenazas a su mujer. La esposa aseguró que ese día recibió mensajes agresivos del acusado dónde llegó a usar las palabras “matar” y “muerte” en referencia a la víctima. Hubo amenazas todo octubre.