vecinos

‘Cohousing’, una alternativa residencial en clave solidaria

Etxekide propone impulsar cooperativas de “viviendas colaborativas”, con espacios compartidos, para gente de 50 a 70

Ana Ibarra Javier Bergasa - Domingo, 5 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Angel Angulo y Kontsesi San Juan, del colectivo Etxekide, posan en la plaza de los Burgos.

Angel Angulo y Kontsesi San Juan, del colectivo Etxekide, posan en la plaza de los Burgos. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Angel Angulo y Kontsesi San Juan, del colectivo Etxekide, posan en la plaza de los Burgos.

PAMPLONA- “Hace aproximadamente un año que nos cuestionamos como queríamos vivir la parte final de nuestras vidas. Nos pareció que la mejor forma tenía que ser independientes pero compartiendo y colaborando con otras personas sin necesidad de que tuvieran la obligatoriedad de atendernos nuestros hijos y sin integrarnos en ninguna residencia. Queremos ser nosotros protagonistas de las decisiones de cómo vivir y nos gusta la idea de juntarnos con personas de edad entre 50 y 70 años para seguir caminando hasta el final de nuestros días y que tengan o se aproximen a nuestra reflexión. De hacer de nuestro espacio de vivienda algo más que una vivienda cómoda”. Así explican Ángel Angulo y Kontsesi San Juan su proyecto de viviendas colaborativas, una alternativa residencial y de convivencia que comenzó en Dinamarca en los años ochenta, y que está especialmente extendida en EEUU o Canadá. Es por ello que el colectivo propone al Ayuntamiento que impulse la creación de viviendas autogestionadas, con espacios privados y espacios compartidos, sin reclamar “una ubicación concreta”.

La idea de Etxekide (etxekide2016@gmail.com para los interesados) es generar entre 15 a 25 unidades habitacionales, “una cantidad de personas que no sea solo una familia ni una residencia, donde podamos conocernos sin dificultad, donde sea más fácil la participación de todos, que podamos llegar a consensos y que las actividades fluyan”. “En un espacio de este tipo nos podremos ayudar unos a otros”, subrayan. El régimen jurídico sería el de cooperativa de vivienda en cesión de uso y las personas socias obtendrán, mediante su aportación a la sociedad cooperativa, el derecho de “uso vitalicio, tanto de un apartamento privado como de los espacios comunes”. Las personas que se vayan cobrarán lo aportado más el IPC.

Por su parte, el Ayuntamiento de Pamplona ya se ha comprometido a ceder un solar de la calle Santo Andía para este tipo de iniciativas (diez viviendas y un local en planta baja como espacio común), y trabaja con Gobierno y Parlamento en propuestas de este tipo sin descartar extenderlas a edificios públicos pendientes de rehabilitar. Angulo participará el lunes en una jornada en la UPNA sobre el cooperativismo en vivienda en régimen de cesión de uso, que “no sólo plantea nuevas dinámicas de convivencia basadas en la participación y gestión comunitaria sino, sobre todo, ofrece una alternativa asequible para acceso a la vivienda, a la vez que mantiene la titularidad pública del suelo”.