Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Bienvenida y despedida a víctor martirena en uharte arakil después de 81 años

La consejera Ollo entregó ayer a sus familiares los restos exhumados en la fosa de Ibero por la sociedad Aranzadi
A este mismo lugar se cree que fueron arrojados los cuerpos de otros dos uhartearras, padre e hijo, pero no han sido hallados

Nerea Mazkiaran - Domingo, 5 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Después de turnarse con sus hijas Iratxe y Estibaliz, Hermógenes Goñi entró al cementerio de Uharte Arakil llevando los restos de su tío.

Después de turnarse con sus hijas Iratxe y Estibaliz, Hermógenes Goñi entró al cementerio de Uharte Arakil llevando los restos de su tío. (Nerea Mazkiran)

Galería Noticia

“Debemos construir una convivencia desde la memoria, no desde el olvido”

uharte arakil - Ayer fue el último adiós a Víctor Martirena Alegría, que con 22 años fue sacado por la fuerza de su pueblo, Uharte Arakil, acusado de realizar pintadas y colocar una bandera republicana en el frontón, para ser fusilado en Ibero; una despedida que también era una bienvenida 81 años después. Y es que al mediodía sus familiares recibieron sus restos, que fueron inhumados después en el cementerio Uharte Arakil, cubiertos por una bandera republicana “en nuestro entorno familiar”, como apuntó su sobrino Hermógenes Goñi Martirena. “Hoy es un día para que los restos de Víctor tengan un merecido y digno descanso. Aquel que le fue negado a pesar de haber sido aprobada la Ley de la Memoria Histórica en 2007”, señaló.

Lo cierto es que Goñi se mostraba muy agradecido al Gobierno de Navarra por el apoyo recibido y recordaba el acto institucional celebrado en marzo en el salón del trono del Palacio de Navarra; con palabras de agradecimiento también para el Ayuntamiento de Uharte Arakil y para los vecinos de esta localidad, en especial al colectivo 1936-2016 Uharte Arakil. Asimismo, destacó “el trabajo ingente” que está realizando la Sociedad de Ciencias Aranzadi, encargada de realizar la exhumación de fosas. En el caso de Ibero se realizó en diciembre de 2015

Los restos de Víctor Martirena fueron los primeros que encontraron, según recordó Lourdes Errazti, de Aranzadi, quién lamentó que no han sido halladas evidencias de otros dos vecinos de Uharte Arakil: el alcalde, Silverio Astiz Lakuntza y su hijo, Silverio Astiz Ezkurdia, con quienes se cree que este joven compartió destino.

Al respecto, Paco Etxeberria apuntó que en muchas fosas se movieron los restos y hubo expolios. “No vamos a encontrar ni todas las fosas ni todas las víctimas, pero unas representan a otras”, señaló este forense. “Igual no es suficiente para algunas familias y se continúa trabajando. Lo importante es que en Navarra hay una ventanilla institucional abierta para atender a las personas que quieran ejercer su derecho y dar información sobre la verdad de lo ocurrido”, apuntó.

“Debemos trabajar con el objetivo de construir una convivencia real y justa, desde la memoria, no desde el olvido”, destacó Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, quién acudió al acto junto con Josemi Gastón, jefe de la sección de Memoria Histórica. “Como representante del Gobierno de Navarra quiero dejar constancia, de nuevo, de nuestro compromiso con la memoria. Se manifiesta en el desarrollo de un plan de exhumaciones, a partir de la firma de un convenio con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, que durante este año 2017 ha permitido seguir localizando nuevos restos, hasta un total de 58 personas”, indicó.

La consejera también puso en valor la lucha de Víctor Martirena y otros muchos represaliados “por transformar la sociedad y aplicar principios básicos basados en la justicia, la igualdad y la solidaridad”. De igual modo recordó que en Navarra, a pesar de que no hubo ningún frente, fueron asesinadas más de 3.400 personas. “Por ello, en días como hoy, debemos seguir manifestando nuestro compromiso con la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas”, destacó. “Sólo desde el recuerdo de las atrocidades cometidas en el pasado podremos construir una sociedad más justa”, incidió.

HIJOS PREDILECTOS Víctor Martirena junto con Silverio Astiz padre e hijo fueron nombrados hijos predilectos de Uharte Arakil hace un año, cuando se cumplían 80 de su fusilamiento, un reconocimiento que era extensivo a todos aquellos vecinos que fueron represaliados tras el golpe de 1936. En su recuerdo se inauguró una escultura realizada por Miren Ustarroz, en el mismo lugar donde ayer fueron recibidos los restos de aquel joven. “Desconozco que artículo de la Constitución Española ampara y protege los derechos de estas víctimas, que fueron del franquismo, y que pagaron con su vida por defender la República”, apuntó Goñi. “Era su Constitución y que fue abolida por sedición y rebelión tras el alzamiento militar de 1936”, añadió este familiar.

Herramientas de Contenido