Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Puigdemont queda en libertad con cargos tras entregarse a las autoridades belgas

El juez admite a trámite las euroórdenes pero impone medidas cautelares al expresident y a sus cuatro exconsellers

Miguel Aizpuru - Lunes, 6 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El president destituido, Carles Puigdemont, testifica en una dependencia de la sede de la Fiscalía belga en Bruselas.

El president destituido, Carles Puigdemont, testifica en una dependencia de la sede de la Fiscalía belga en Bruselas. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El president destituido, Carles Puigdemont, testifica en una dependencia de la sede de la Fiscalía belga en Bruselas.Giles Dejemeppe.

pamplona- Finalmente, Carles Puigdemont no esperó a que Bélgica tramitara la euroorden y movió ficha entregándose voluntariamente a las autoridades belgas junto a los cuatro exconsellers que permanecían con él en Bruselas -Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí-. Los cinco quedaron en libertad con medidas cautelares a última hora de ayer, con la obligación de permanecer en el país y comparecer cuando se les requiera.

Así, el president destituido se ahorró el ser detenido y se ofreció a colaborar con la Justicia belga para dar inicio a lo que se prevé será un enrevesado y largo proceso. No en vano, la euroorden cursada por la Audiencia Nacional para detenerlo y extraditarlo sigue su curso, pese a que el juez belga dictara la libertad provisional con cargos. Puigdemont abandonó la sede judicial a última hora, mientras era jaleado por una decena de catalanes al grito de ‘No esteu sols’ (’No estáis solos) portando una bandera catalana y una estelada. Las formaciones nacionalistas también celebraron, mediante las redes sociales, la situación procesal en la que quedaron los cinco exresponsables del Govern.

En este enésimo giro de los acontecimientos, Puigdemont y los cuatro exconsellers -que llevaban en Bélgica desde el pasado 30 de octubre investigados por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia a la autoridad- optaron por pactar su entrega y se presentaron a las 09.17 horas de ayer en la comisaría de la calle Royal de Bruselas, acompañados por sus abogados. Después fueron trasladados en furgón policial a la Fiscalía. Allí, por la tarde, les tomaron declaración por espacio de cinco horas, a puerta cerrada y acompañados por sus letrados y un traductor. Según explicó el portavoz de la Fiscalía, Gilles Dejemeppe, el expresident llegó a un acuerdo con las autoridades. “Hemos tenido contactos regulares con los abogados y se acordó una cita en la comisaría de la Policía Federal”, afirmó.

Tras la entrega voluntaria, eran tres las opciones que estaban sobre la mesa: el magistrado podía rechazar la euroorden del Estado español, podía admitirla a trámite y enviar a los cinco investigados a una prisión belga o podía dejarlos en libertad condicional, como finalmente ocurrió. Aunque al cierre de esta edición se desconocía la identidad del juez instructor, sí ha trascendido que se trata de un magistrado flamenco, idioma que ha sido elegido por Puigdemont y los exconsellers para el procedimiento. Esta elección puede deberse a los consejos de los letrados, que interpretarían que un juez flamenco podría ser más favorable a los intereses de los procesados.

Tras la decisión preliminar del juez, comienza un proceso judicial que podría alargarse un tiempo indeterminado. En primer lugar, la euroorden -que ya ha sido admitida- debe ser examinada por la Cámara del Consejo de Bruselas, un tribunal de primera instancia, que dispone de 15 días para tomar una decisión. Después, las partes podrán recurrir el fallo de este órgano ante la Corte de Apelación, que tendrá otras dos semanas para pronunciarse y, en última instancia, el asunto podría llegar a la Corte de Casación, que cuenta también con 15 días para emitir sentencia.

Pero además, la euroorden establece un plazo máximo de 60 días para resolver los procesos de extradición entre dos Estados miembros de la UE, un período que puede incluso ser ampliado en 30 días, hasta llegar a los 90 en situaciones excepcionales. Según la Fiscalía belga, estos procedimientos se aplican a las personas que están detenidas y a la espera de ser extraditados, por lo que al haber quedado Puigdemont en libertad el período podría ser todavía mayor.

Lo que es seguro es que Puigdemont, asesorado por el letrado Paul Bekaert, interpondrá los recursos necesarios para agotar todos los plazos. Mientras tanto, el expresident podría concurrir a las elecciones del 21-D, como le ha pedido que haga su propio partido, ya que no pesa sobre él inhabilitación alguna. El Gobierno español ya reconoció el pasado viernes que no puede impedir que se presenten los cargos del Govern cesado. “En cuanto a quién puede formar parte de las listas electorales, de acuerdo con nuestra legislación electoral, mientras no exista una condena firme que lleve aparejada la inhabilitación, todo el mundo está en posesión de sus derechos civiles y políticos”, admitió el ministro Íñigo Méndez de Vigo.

twitter

RULL Y JUNQUERAS LLAMAN A LA UNIDAD

Movilización. El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y el exconseller de Territorio Josep Rull, dos de los exmiembros del Govern encarcelados, emplazaron ayer a través de sus cuentas de Twitter a participar en las movilizaciones que piden su liberación y mantener la unidad de los independentistas. “No te limites a contemplar estas horas que ahora vienen. Baja y participa”, publicó el entorno de Junqueras en su cuenta de Twitter, sobre una foto en la que se ve un cartel con el lema “Libertad presos políticos”. Por su parte, Rull señaló que “cada imagen de movilización en Catalunya es una ola de esperanza para nosotros mientras estemos en prisión”.