Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

contenido comercial

Descubre el camino inglés

Una ruta poco conocida del Camino de Santiago

Lunes, 6 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Existen al menos 9 rutas diferentes que tienen como fin la Catedral de Santiago de Compostela

Existen al menos 9 rutas diferentes que tienen como fin la Catedral de Santiago de Compostela (cedida)

Galería Noticia

Hay viajes que te cambian la vida, y uno de ellos es el Camino de Santiago, una de las rutas de peregrinación más importantes del mundo.

Antes de embarcarte en este inolvidable viaje, debes tener en cuenta 3 cosas:

Primero, no necesitas completar todo el camino para conseguir la Compostela (el certificado que dan las autoridades eclesiásticas a todos los peregrinos cuando completan su recorrido).

Se puede hacer una sección del mismo, siempre que completes, como mínimo, los últimos 100 kilómetros a pie o a caballo (o 200 km si vas en bicicleta). Puedes viajar solo, con un compañero o en un grupo.

Hay mucha gente que todos los años hace un tramo hasta que completan todo el camino. Eso va a depender de ti, ya que no hay ninguna regla.

Segundo, no es un camino necesariamente religioso. Puede ser si así lo deseas, después de todo, comenzó como una peregrinación a las reliquias del apóstol Santiago, enterrado en la antigua Catedral de Santiago de Compostela.

Desde que su tumba fue descubierta en el año 800, cientos de miles de peregrinos han andado el camino a través del norte de España, haciendo del camino una de las peregrinaciones más famosas del mundo.

Y tercero, el camino es una ruta placentera, no una prueba de resistencia. Puedes tomarte el tiempo que quieras y hacer unos pocos kilómetros al día si lo prefieres. Hay un montón de albergues y sitios en los que quedarse a pasar la noche, comer o simplemente sentarse y admirar las vistas.

Una de las lecciones que aprendes al hacer el camino, es que todos somos capaces de mucho más de lo que pensamos.

La ruta más popular es el camino Francés, que comienza desde Saint Jean Pied de Port en el lado francés de los Pirineos, aunque se pueden evitar las montañas a partir de Roncesvalles, la primera ciudad española que encontramos.

Pero no es el único, hay por lo menos 9 rutas diferentes que tienen como fin la Catedral de Santiago de Compostela. En esta ocasión vamos a descubrir un camino poco transitado, pero no por ello menos interesante, el camino inglés.

El camino Inglés

El camino inglés tiene dos puntos de partida: las ciudades portuarias de A Coruña y Ferrol.

Está compuesto por 6 etapas con un total de 119 kilómetros:

Ferrol-Neda (15 km)

Neda - Pontedeume (16 km)

Pontedeume - Betanzos (20,2 km)

Betanzos - Hospital de Bruma (27,8 km)

Hospital de Bruma - Sigüeiro (24 km)

Sigüeiro - Santiago de Compostela (16,7 km)

Comparando con otras rutas, el camino inglés es considerablemente más corto, la distancia de Ferrol a Santiago es simplemente 119 km, aunque también puedes añadir otra etapa pasando por A Coruña y volviendo de nuevo hasta Hospital de Bruma, para hacer 33,6 km más.

Ni la ruta desde Ferrol ni la que comienza en A Coruña te ofrecen caminos alternativos, haciendo que el paseo sea bastante sencillo. Las dos vías se reúnen en el Hospital de Bruma desde donde continúan hacia Santiago.

Ten en cuenta que solo si inicias el camino en Ferrol serás premiado con la Compostela, ya que completarás más de 100 km de camino a Santiago de Compostela.

Y aunque puedes hacer la ruta en bicicleta, no tendrás derecho a este certificado, ya que la ruta no es lo suficientemente larga para ganarlo (se necesita un mínimo de 200 km).

Utilizado sobre todo por los peregrinos que venían del norte de Europa, de Gran Bretaña e Irlanda, el camino inglés era también una ruta comercial importante.

¿Por qué se llama camino inglés? Porque fue el tramo que utilizaron los pueblos escandinavos, flamencos y británicos para llegar a Santiago de Compostela, debido a por su situación geográfica.

A través de las vías marítimas, alcanzaban A Coruña, o Ferrol, y continuaban por localidades como Xubia, Neda, Fene, Cabanas, hasta llegar a su destino.

Hoy en día, el camino inglés sigue estando bien mantenido y con fácil acceso, aunque la experiencia está limitada a ser bastante solitaria.

Aunque no es uno de los caminos más populares, cuenta con muchos encantos de los que disfrutar: tramos de peregrinaje tranquilos, con bellos paisajes que contemplar y albergues para pasar la noche y descansar hasta completar la travesía.

En el camino inglés podrá disfrutar de bonitas vistas de la costa durante los dos primeros días de caminata, y visitará las bonitas ciudades en ruta, como Pontedeume y Betanzos.

Desde el punto de vista geográfico, la ruta se origina en el Golfo de Ártabro, que está formado por la colección de calas de A Coruña, Betanzos, Ares y Ferrol, situada entre la Costa da Morte al sur, y las Rías Altas hacia el este.

La segunda parte de este camino se dirige hacia el interior de Santiago de Compostela por la verde campiña gallega. Y si viajas en primavera, podrás experimentar la impresionante Semana Santa de Ferrol.

Herramientas de Contenido