Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Última llamada

EL EQUIPO | El osasuna de sabalza despidió hace un año a martín por teléfono y lo sustituyó por Caparrós

Martes, 7 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Martín.

Martín. (Foto: Mikel Saiz)

Galería Noticia

pamplona - Hace un año Luis Sabalza y su junta directiva adoptaron la decisión en materia deportiva quizás más discutida de los últimos tiempos destituyendo al entrenador del primer equipo, Martín Monreal. La falta de sintonía con el técnico que había logrado el milagro del ascenso, la irrupción de nuevos parámetros a la hora de plantear la temporada -de repente, la permanencia por encima de todo-, hicieron que se produjera una descarnada salida del entrenador. La falta de tacto en la gestión de estas situaciones -Sabalza ha ido fulminando entrenadores sin parpadear- también favoreció que todo fuese más traumático y zafio y que a Martín, con el que la directiva se subió a su ático, al de un ascenso imprevisto, se le despidiera por teléfono -el entrenador regresaba de Madrid tras asistir a una entrega de premios-.

La destitución de Martín se adoptó por unanimidad de la junta directiva de aquel momento, compuesta en aquel entonces por el propio Sabalza, Alfonso Ramírez, Pedro Baile, Txuma Iso y Fidel Medrano, y fue el director deportivo de Osasuna, Pedja Vasiljevic, el que ofreció las explicaciones de la medida adoptada. “Los resultados y el juego no nos estaban acompañando”, dijo en su conferencia de prensa. “El último partido en El Sadar -derrota ante el Alavés por 0-1- nos llevó a un callejón sin salida porque no se vio reacción ni al equipo competir de tú a tú. Entendemos que este ciclo ya se ha terminado y que debemos dar una vuelta a la situación”, añadió.

“Queremos agradecer a Enrique Martín el trayecto que hemos podido disfrutar con él y que nos ha llevado a Primera División”, fue otra de las reflexiones.

La decisión fue adoptada el lunes 7 de noviembre pero Martín, muy afectado, no habló de su despido hasta una semana después. En una conferencia de prensa muy sentida, el técnico sobre todo mostró estar dolido y también defraudado. “No soy quién para juzgar las decisiones de la junta, pero no tengo el corazón de madera”, dijo ante la falta de habilidades para la comunicación de los que le despedían. “No vengo de infantiles y sé que dependemos de los resultados y si no ganas, te cepillan”.

“Sí hubiera salvado al equipo esta temporada”, también aseguró. Martín dejó el equipo tras haber conseguido siete puntos en once jornadas -el Málaga de Míchel lleva ahora a estas alturas cuatro puntos-.

Aún más tarde, un mes después de los acontecimientos, habló el presidente. “Ya se verá si el cambio de Martín era acertado o no”, y añadió una premonición sobre su sustituto: “Queremos que Caparrós siga hasta el final, pero en el fútbol las cosas no son tajantes”.

A Martín le sustituyó Joaquín Caparrós, que se marchó sin ganar un solo partido de Liga con Osasuna -dirigió cinco y ganó uno de tres de Copa-, y al técnico de Utrera le relevó el director deportivo, Vasiljevic, para consumar el descenso a Segunda División con una de las peores puntuaciones históricas en la Primera División (22). - J.S.

Herramientas de Contenido