Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El soberanismo se inclina por listas separadas pero con estrategia común

El alcalde de Castellar del Vallès, el segundo del PSC que dimite por el apoyo del partido al 155

Martes, 7 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- Las condiciones que plantean los partidos independentistas para conformar una lista unitaria para las elecciones del 21 de diciembre está complicando un acuerdo de máximos, aunque sí parece más factible una unidad de acción soberanista con otras fórmulas, como incorporar puntos programáticos en común. Los contactos se han intensificado en las últimas horas, antes de que termine hoy el plazo para registrar coaliciones electorales, aunque los requisitos planteados hacen difícil repetir o incluso ampliar la fórmula de Junts pel Sí (JxSí), con la que la antigua Convergència y ERC se presentaron a las elecciones de 2015.

Pese a que las últimas encuestas sitúan a ERC como primera fuerza en Cataluña, con alrededor de 40 escaños, en contraste con un PDeCAT que podría quedarse con una quincena de diputados, los demócratas proponen que Carles Puigdemont, cesado como presidente de la Generalitat, encabece una lista unitaria. La idea de una candidatura conjunta en la que participen los miembros del Govern destituidos por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, así como los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, ahora encarcelados, cuenta con las simpatías de las entidades soberanistas.

Pero la fórmula genera reservas en ERC, que no quiere repetir un JxSí sólo con el PDeCAT -ya en 2015 las negociaciones para formar la coalición generaron fuertes tensiones entre ambos partidos- y sólo avalará una “lista única” si en ella se integra también la CUP y otros sectores de la izquierda soberanista. En caso contrario, según fuentes republicanas, ERC prefiere que haya tres listas -la suya la encabezaría Oriol Junqueras, ahora en la cárcel- que tengan puntos programáticos en común sobre la hoja de ruta hacia la independencia, para maximizar así los votos de los respectivos espacios ideológicos.

Otra de las fórmulas que se está estudiando es plantear un paraguas conjunto a través de una marca distintiva común que cada partido añadiría al lado de sus siglas en las papeletas electorales, para dejar clara la voluntad de unidad de acción tras el 21D.

La CUP, cuyo consejo político se reunió el sábado en Perpiñán (Francia), decidirá el 12 de noviembre si concurre a las elecciones y, en caso de hacerlo, si lo hace en solitario o en coalición. Según fuentes soberanistas, también se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de constituir un “frente de izquierdas” que englobe a ERC, la CUP y sectores procedentes de Podem, como el propio Albano Dante Fachin.

El candidato de Catalunya En Comú en las elecciones del 21D, Xavier Domènech, ha dicho que su candidatura quiere interpelar a “una nueva mayoría” en contra de la “represión” y a favor de un referéndum pactado para “desbloquear la situación actual” en Cataluña y “construir un país con una agenda social”. Por su lado, el presidente del PPC, Xavier García Albiol, explicó que populares, PSC y Ciudadanos están “obligados” a llegar a un acuerdo de gobierno si logran mayoría, pero admitió su temor ante la “tentación” de los socialistas de reeditar un “tripartito” con comunes y ERC.

Mientras la fractura en el PSC por la decisión del PSOE de apoyor la estrategia del Gobierno para Catalunya se ha cobrado otra víctima política. El alcalde de Castellar del Vallès, Ignasi Giménez, ha decidido suspender su militancia en el PSC, como hiciera el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, Giménez hace pocos días. Ambos firmaron, la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon, y el alcalde de Granollers, Josep Mayoral, un manifiesto el 21 de octubre para criticar el apoyo del PSC al artículo 155. - D.N.

Lista blanca, una opción con recelos. La CUP no apuesta por la lista unitaria. La formación anticapitalista, según las fuentes consultadas, ven muy difícil la posibilidad de compartir candidatura con la antigua Convergència -y más con una sentencia sobre el caso Palau de la Música que podría llegar en las próximas fechas-, aunque no descartan una “lista blanca”, de carácter civil y mínima presencia de políticos, una opción que, sin embargo, el resto de partidos ve con recelos.