Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La crisis catalana puede restar hasta el 1,1% al PIB español

El BBVA sostiene que la inestabilidad política podría costar entre 2.000 y 12.000 millones a la economía española

Martes, 7 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- El servicio de estudios del BBVA cree que la incertidumbre generada por la crisis en Catalunya podría restar hasta 1,1 puntos al crecimiento económico en 2018, si la situación observada en octubre continúa hasta finales de año.

El responsable de análisis macroeconómico del servicio de estudios del BBVA, Rafael Doménech, señaló que, de momento, se han rebajado tres décimas a la previsión anterior de crecimiento económico para 2018, hasta el 2,5%, por el aumento de la incertidumbre generada por el conflicto catalán, pero también por la desaceleración económica de España. Durante la presentación del informe Situación España, cuantificó que, de extenderse la incertidumbre durante todo el cuarto trimestre, el efecto sobre el PIB podría generar un crecimiento económico en 2018 entre un 0,2% y un 1,1% menor al observado en un escenario sin tensiones. Ello podría suponer entre 2.000 y más de 12.000 millones de PIB.

No obstante, espera un “impacto limitado”, que sólo sería más acusado si se incrementa su intensidad o duración en el tiempo o se contagia al resto de España, y ha considerado que es complicado estimarlo ya que se trata de una incertidumbre sin precedentes en España.

Para este año, el BBVA prevé que el crecimiento del PIB se sitúe en el cuarto trimestre entre el 0,8% y el 1%, para cerrar 2017 con un avance del 3,1%, dos décimas por debajo de su anterior previsión, por la debilidad de las exportaciones y de la inversión en maquinaria y equipo y el menor avance del consumo familiar. En el caso de Catalunya, los recortes en las previsiones detallados por la entidad serían más acusados, si bien no contemplan que la región pueda entrar en recesión.

De vuelta a España, el BBVA no contempla que el impacto de la crisis catalana influya en la economía hasta 2018 “porque las decisiones de consumo e inversión tienen un retraso importante, no ocurren en el corto plazo” sino que tardan entre 3 y 6 meses en producirse.

Así, el servicio de estudios espera una ralentización del consumo de los hogares, que será del 2,6% este año y del 2,1% el que viene, debido sobre todo al incremento de la incertidumbre, pero también a la desaparición de otros estímulos, como la rebaja fiscal, la demanda embalsada y la caída de los precios energéticos.

La incertidumbre también incidirá negativamente en decisiones de inversión, cerrando el presente año 2017 con un alza del 5,36%, que se moderará al 2,8% en 2018, mientras que la inversión en vivienda consolidará su recuperación con un crecimiento del 8,2% este año, que mermará hasta el 5,9% el que viene. - Efe

moody’s

Problemas para los hogares y las pymes. La agencia de calificación de riesgos Moody’s advirtió ayer en un informe de que “los hogares y las pymes catalanas encontrarían dificultades para hacer frente al pago de sus préstamos en un escenario de independencia”. En su opinión, “Cataluña perdería el fuerte apoyo que recibe por parte del Gobierno en caso de independencia, y cualquier cambio en el riesgo soberano afectaría negativamente a la calidad crediticia de las titulizaciones”. Aunque Moody’s ve “improbable” la independencia, en el estudio se indica que “el deterioro de las pymes catalanas sea probable en el escenario de independencia, dada la relevancia de las ventas que realizan a otras zonas de España”.

Últimas Noticias Multimedia