Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Navarra entra en una semana con frío, agua y nieve a 1.000 metros

El sábado y el domingo llovió más que en todo octubre mientras que los puertos de Belagua e Irati requieren ya el uso de cadenas

Martes, 7 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Imagen de la primera nevada importante del otoño en el Ferial.

Imagen de la primera nevada importante del otoño en el Ferial.

Galería Noticia

  • Imagen de la primera nevada importante del otoño en el Ferial.

Pamplona- Navarra arranca una semana con ambiente puramente invernal. Las precipitaciones, la cota de nieve a 1.000 metros y el viento norte han marcado ya un punto y aparte respecto a la semana pasada con bochorno y temperaturas agradables que cerraba un mes de octubre muy seco y muy cálido. De hecho, durante el sábado y el domingo llovió más que en todo el mes de octubre, según las primeras estimaciones en espera del balance oficial de Aemet. Bera y Orreaga, con un acumulado de 100 y 80 litros por metro cuadrado durante el fin de semana se llevaron el récord.

Según informa Peio Oria, delegado de Aemet en Navarra, la previsión para los próximos días no será muy diferente. Aunque hoy martes puede abrirse una pequeña “ventana” con sol (pero con temperaturas bajas y cierzo) un nuevo frente entrará por la zona cantábrica a la tarde noche y barrerá la Comunidad Foral durante el miércoles y el jueves. El viernes también amanecerá desapacible, aunque no se descarta una mejoría para el fin de semana, algo que aún no se puede predecir con exactitud. La nubosidad y las precipitaciones serán más notables en la zona norte y Cantábrica mientras que en la Ribera el cierzo cobrará el protagonismo. Ayer lunes se registraron rachas de hasta 50 y 60 kilómetros por hora en algunas zonas.

Pero el meteoro más novedoso de este cambio de ritmo es la nieve. Empezó a caer en cotas altas el domingo por la tarde y para la mañana de ayer lunes ya tenía un calado suficiente como para provocar las primeras incidencias en el tráfico rodado. Así, la nieve obligó a usar cadenas para circular por la carretera NA-137, en el puerto de Belagua, a partir del kilómetro 50, en la zona del cuartel militar. Además, la nieve ha provocado el cierre de la carretera NA-2011, Salazar-Francia, en el punto kilométrico 6. Como es sabido esta carretera que une Ochagavía con Larrau por el túnel del Ori suele quedar cortada ya para todo el invierno una vez que llegan la primeras nevadas debido a la dificultad de su limpieza por ventisqueros y desniveles. También es obligatorio el uso de cadenas en la carretera NA-2012 Ochagavía-Irati, a partir del punto kilométrico 14. Esta ruta es la que comunica con la selva del Irati que sólo unas semanas antes estaba colapsada de turistas que venían a conocer el otoño en el mayor bosque de hayas de esta parte de Europa. Sin lugar a dudas, aunque estacionalmente no se puede hablar así, popularmente la impresión es que el invierno ha llegado. Y lo ha hecho de forma brusca, con un notable descenso de temperaturas -pueden darse ya heladas y placas en las carreteras de montaña- y con todo el arsenal de agua, frío, viento y nieve que conforma una sensación térmica muy desapacible. No obstante, Peio Oria considera que, aunque llamativo para la ciudadanía -sobre todo después de un octubre muy soleado y cálido-, se trata de un fenómeno bastante “normal” para estas fechas.

La parte positiva de este mal tiempo repentino es que en breve tanto los ríos como los embalses empezarán a recuperar sus caudales, que han sufrido una notable sequía. Los embalses de la Cuenca Hidrográfica del Ebro están al 42,2% de su capacidad, con 3.227 hectómetros cúbicos de los 7.639 totales. En la misma semana del año pasado la situación era del 47%, mientras que el promedio desde 2012 es del 56,9%. - J.I.C.

Herramientas de Contenido