Los reyes del pimiento

Bar Larraisko y Arantza Hotela se alzan con los primeros premios de la Semana del Pimiento del Piquillo y Tinto DO Navarra 19 establecimientos compitieron en la tercera edición del certamen

Laura Garde | Patxi Cascante - Martes, 7 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Alberto Madinabeitia, de Arantza Hotela, y Ane, del bar Larraisko (junto al premiado Chill Out Tea), en la entrega de premios de la III Semana del Pimiento del Piquillo.

Alberto Madinabeitia, de Arantza Hotela, y Ane, del bar Larraisko (junto al premiado Chill Out Tea), en la entrega de premios de la III Semana del Pimiento del Piquillo. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Alberto Madinabeitia, de Arantza Hotela, y Ane, del bar Larraisko (junto al premiado Chill Out Tea), en la entrega de premios de la III Semana del Pimiento del Piquillo.

“La clave para ganar está en poner mimo y cariño en todo lo que se hace”

pamplona- “Descartamos varias ideas antes de dar con lo que buscábamos”, sentenció Sergio Equisoain, camarero socio del bar Larraisko, de Ansoáin (calle Berrioplano, 4), ganador en esta categoría de la Semana del Pimiento del Piquillo de Lodosa y Tinto Denominación de Origen (DO) Navarra. Es la primera vez que se presentan al certamen y Equisoain asegura que volverán a hacerlo.

Pikistas es el nombre que el bar Larraisko escogió para su pintxo: “Está compuesto por una concha de vieira con una crema de piquillo y otra de ajo blanco encapsuladas con unas gominolas de mermelada de pimiento”, explicó el camarero. Para el jurado, fue sorprendente por el cuidado y la elaboración presentadas, además del despliegue de técnica en un pintxo que conjuga mar y montaña. El vino elegido por Sergio y sus compañeros fue Sardasol Crianza 2013.

En mayo, el bar Larraisko ya se había presentado al IV concurso de recetas realizadas con espárrago de Navarra, en el que lograron un segundo puesto en el podio.

Entre los diecinueve establecimientos hosteleros que entre los días 25 y 29 de octubre participaron en la III Semana del Pimiento del Piquillo de Lodosa y Tinto DO Navarra, Arantza Hotela (Arantza) se alzó con el primer puesto en la categoría restaurante.

En este caso, presentaron un pimiento del Piquillo relleno de bacalao con salsa de tomate y verdura de la huerta Navarra, una receta tradicional acompañada por un Ochoa Crianza 2013. “Está extraordinariamente elaborado, por la finura y el cuidado en el tratamiento de sus ingredientes. El servicio también ha sido fantástico”, valoraron los jueces.

Al igual que Sergio Equisoain, es la primera vez que Alberto Madinabeitia concursa: “Este año año hemos conseguido los cuatro tenedores del restaurante de nuestro complejo. Ahora sí tenemos un equipo preparado para presentarnos a este tipo de certámenes”.

Sin embargo, al contrario que el responsable del bar Larraisko, desde el primer momento tuvieron muy claro cómo querían que fuese su pintxo, al que todavía no han bautizado. “El punto fuerte de nuestra carta son los pescados y los productos frescos. Sabíamos que teníamos que competir con esto, ir acorde con nuestra marca”, aseveró Madinabeitia.

Para sus propietarios, Arantza Hotela es un espacio desconocido en Navarra y, aunque no esperaban ser galardonados, uno de sus objetivos al participar en estas jornadas gastronómicas era darse a conocer: “Estamos situados en un paraje natural, el que viene es solo a estar aquí y no tenemos muchos clientes navarros”, esclareció Alberto.

Sin conocer la repercusión que para ellos puede tener el galardón, mantendrán su creación entre las opciones de sus aperitivos: “Durante la semana del Piquillo tuvo aceptación, creemos que en la carta funcionará también.

“La clave para ganar está en poner mimo y cariño en todo lo que se hace”, concluyó Madinabeitia.

Por su parte, Chill Out Tea, de Sarriguren, recibió un accésit finalista. El local (calle Bardenas Reales, 22) apostó un carpaccio de piquillo con nube de Idiazabal.

el concursoLos hosteleros no han sido los únicos galardonados en el concurso. También se repartieron más de 100 premios directos entre algunos de los clientes que entre el 25 y el 29 de octubre se acercaron a degustar las propuestas gastronómicas, consistentes en regalo de producto y la opción de disfrutar de una consumición gratis en cualquiera de los establecimientos participantes y una estancia de fin de semana en un alojamiento rural en Navarra.

El acto de entrega de premios fue celebrado ayer, en Chez Belagua, y a él asistieron María Ángeles Rodríguez, presidenta de la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (ANAPEH);Ana Juanena, secretaria del Consejo regulador DO Piquillo de Lodosa;David Palacios, presidente del Consejo regulador DO Navarra;Santiago Enciso, presidente de la Cooperativa de Hostelería Navarra;Margari Cueli, directora del Servicio de Ordenación y Fomento del comercio y del turismo del Gobierno de Navarra;María Bezunartea, jefa del Servicio de Turismo del Ayuntamiento de Pamplona;y Ana Laguna y José Antonio Cruz, presidenta y secretario de la Academia Navarra de Gastronomía.

El evento, organizado por ANAPEH, está patrocinado por el Consejo regulador DO Navarra y el Consejo regulador DO Piquillo de Lodosa, y cuenta con la colaboración del Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Cooperativa de Hostelería de Navarra, Diario de Noticias, Caja Rural de Navarra y la Academia Navarra de Gastronomía.