Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Asier Agirre finalista de 4 y 1/2 de promoción

“Jugar en el Labrit, ante tu gente, es una sensación indescriptible, es lo más grande que hay”

Una entrevista de Mikel Pérez / Fotografía Patxi Cascante - Miércoles, 8 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Asier Agirre, en la que será la sede de la final, el frontón Labrit de Pamplona.

Asier Agirre, en la que será la sede de la final, el frontón Labrit de Pamplona. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

pamplona - Asier Agirre (11/06/1995) es un pamplonés del barrio de la Rochapea, que se formó en la escuela de Burlada y que actualmente tiene contrato con la empresa de Asegarce. Es una de las grandes esperanzas de la pelota mano en Navarra y este próximo sábado se enfrentará a Peña II por la txapela del campeonato del Cuatro y Medio de promoción. Debutó en el año 2015 y jugó su primera final del parejas del promoción ese mismo año, tras pasar varias lesiones que le han tenido apartado de los frontones, ha vuelto para quedarse.

¿Desde cuándo supo que quería dedicarse a la pelota?

-Pues ha sido un poco desde chaval, mi padre me inculcó desde pequeño la afición por la pelota, desde crío he estado con la pelota en la mano. Mientras mis amigos jugaban a fútbol, yo estaba en el frontón.

¿Y cómo fueron sus inicios en el mundo de la pelota?

-Con 7 u 8 años me apunté en la escuela de Burlada, mis comienzos fueron allí, mucha gente confunde que soy de Burlada pero no, soy de la Rochapea (risas).

¿Cree que desde pequeño se da más importancia a deportes como el fútbol o el baloncesto por encima de la pelota?

-Al final, los deportes colectivos llaman más. Los deportes individuales dan más respeto. Un chaval que va a jugar un partido de pelota y le ganan fácil, se desmotiva, en cambio si estas jugando con amigos, es diferente.

¿Cree que hay la misma afición entre los chavales a jugar ahora que antes?

-Yo creo que por el estilo, al final, que salgan chavales depende de muchos factores, las escuelas hacen un gran trabajo.

¿Supone mucho sacrificio dedicarse a la pelota profesionalmente?

-Bueno, no es un sacrificio, obviamente te pierdes cosas con los amigos, pero también tenemos tiempo para salir. Entrenar, entrenamos casi todos los días, no tanto en el frontón por las manos, pero sí el físico. Y bueno, en junio tenemos 15 días de vacaciones.

¿Ha tenido muchas lesiones a lo largo de su carrera?

-Desde que debuté he tenido varias lesiones, un dedo, el escafoides, me pegué mucho tiempo lesionado desde que debuté. Fue muy duro mentalmente, la impotencia de no poder jugar, de no poder verte mejorar. Pero siempre intentas verle el lado positivo.

¿Y cómo fue ese salto a una empresa como Asegarce?

-Al final cuando tienes cierta edad, juegas torneos por toda Euskal Herria y La Rioja, me vieron y me ofrecieron un precontrato con 15 años, después, me ofrecieron un contrato cuando ya cumplí los 20.

¿Cómo fue el día de su debut? ¿Qué sensaciones tuvo ese día?

-Fue un día increíble, muy difícil de olvidar, todo era nuevo para mí, esa semana te llaman de todos lados para hacerte entrevistas y demás. Uno de los partidos más importantes en mi vida y encima contra Olaizola II, una mezcla de sensaciones increíble. Vino mucha gente a verme, aquí en casa además, estaba muy nervioso pero fue muy bonito.

¿Está más nervioso ahora o antes del día de su debut?

-Pues yo creo que aquella vez. Esto también es muy especial, me hace mucha ilusión jugarla, claro que tengo nervios pero me lo tomo como un premio para mí.

Perdiste una final de parejas en 2015, tras varias lesiones, ¿ha sido muy duro volver a llegar a otra final?

-Sí, me ha costado mucho, sobre todo por las lesiones. Cuando estás jugando un campeonato, la gente habla de ti, estás en boca de todo el mundo, cuando estas en casa lesionado no estás en boca de nadie.

¿Cuál ha sido su mejor y su peor momento dentro de un frontón?

-El mejor, el debut sin duda, me quedo con el cariño que me demostró la gente. El peor las lesiones, cuesta darle la vuelta.

¿Fue un golpe muy duro haber perdido aquella final de 2015?

-Bueno, yo llegaba de novato, había jugado muy pocos partidos, salía también de una lesión. Pero llegué en un buen momento y nos plantamos en la final. Sí que es verdad que en la final estaba muy nervioso pero bueno. Fue una experiencia preciosa.

¿Cuál es su objetivo para el año que viene?

-Si gano este campeonato, el año que viene tengo plaza en el de primera, así que ese es mi objetivo, pero quizá lo veo más como un objetivo más a largo plazo que a corto. Aunque también soy optimista y tengo mucha ilusión.

¿No se ve en primera ahora mismo?

-Hay muchísimo nivel en primera, yo tengo que tener los pies en el suelo y seguir trabajando. Hay mucha diferencia de juego. A mayor nivel, mayor es la velocidad de juego, y ahí reside la mayor diferencia de nivel. Yo intento centrarme en lo mío y hacer mi trabajo.

¿Cómo se ve de aquí a 10 años? ¿Cuál es su sueño?

-Mi sueño es ser campeón, de cualquiera de las modalidades. Obviamente, sé que es muy difícil, hay mucho nivel entre los jóvenes.

De entre las nuevas promesas de la pelota, ¿quién cree que viene con más fuerza?

-Ahora mismo Altuna creo que es el mejor, entre los jóvenes quiero decir, ya se ha convertido en uno de los grandes pelotaris, es buenísimo. Otro pelotari que creo que llegará lejos es Unai Laso, está teniendo una progresión muy buena, le pega muy bien con las dos manos.

¿Cómo ve la final de este sábado?

-Ya conozco como juega mi rival. Jugué contra él en la liguilla, es un pelotari impredecible, acaba muy bien el tanto, le da mucha velocidad a la pelota.

¿Espera mucha gente apoyándole en el frontón?

-Espero que sí, otras veces ya me ha demostrado la gente el cariño que me tiene. Pero espero mucha gente tanto para mí como para él, vendrá gente de Gipuzkoa a verle, habrá un gran ambiente.

¿Cuál es el frontón que más le ha impresionado al jugar?

-El Labrit sin duda, me tocó jugar en el Bizkaia pero cuando no estaba lleno... Se queda un poco frío. Jugar con el Labrit lleno es lo más grande, es increíble, la gente siempre está encima, entran mil personas pero parece que hay el doble.

¿Qué le parece que en el Campeonato del Cuatro y Medio de primera sea la primera final en la era moderna que no haya ningún navarro entre los finalistas?

-No sé, creo que en Gipuzkoa y Bizkaia están haciendo un trabajo magnífico en la cantera, es mérito de ellos más que demérito nuestro. También es fruto de la casualidad, Aimar u Oinatz podían haberse metido en la final. No es un problema de cantera de aquí.

¿Cómo ve ahora mismo el mundo de la pelota? ¿Ve los frontones tan llenos como antes?

-Hoy en día el Labrit tiene un tirón increíble, todos los sábados está prácticamente lleno, el tirón que tiene este frontón no lo tiene ningún otro. En Eibar o Donosti, por ejemplo yo creo que sí que había más gente antes. Que salgan pelotaris vizcaínos y guipuzcoanos creo que va a ser positivo para que estos frontones se recuperen.

¿Cómo cree que será el futuro de la pelota? ¿Se implantará algún día la tecnología como está pasando en el fútbol?

-Yo creo que sí ayudaría, sería positivo. Pero no lo veo nada viable, hace falta mucha inversión para eso y al final la pelota es un deporte minoritario.

¿Y el Navarra Arena? ¿Le gustaría que trajesen alguna final a Pamplona?

-Sería precioso ver aquí una final, para Pamplona traer una final sería increíble. Pero no creo que tuviera el tirón que tiene el Labrit.

¿Cuál es su jugador favorito? ¿En quién se fija a la hora de jugar?

-Bueno, desde pequeño siempre me ha gustado Olaizola II, siempre me he fijado en él, imagínate jugar contra él en mi debut. Pero luego cuando ya me he hecho más mayor, en el que más me he fijado ha sido en Bengoetxea VI, la forma que tiene de jugar, de improvisar sobre el frontón, hace cosas que sólo él sabe hacer. Es mi modelo a seguir dentro del frontón.

¿Cuáles diría que son sus virtudes a la hora de jugar?

-Soy bastante rápido, juego mucho de aire, manejo el gancho de izquierda muy bien y creo que mi defensa es bastante buena.

¿Qué expectativas tiene de cara al Manomanista que se jugará en mayo?

-Jugar mano a mano es algo que no jugamos mucho, pero sin duda es la modalidad reina, me encanta. Al final es uno contra a frontón entero, es donde se demuestra quién es mejor.

Y por último, ¿cómo ve la final del cuatro y medio de primera?

-La veo muy atractiva, veo a Urruti un poco más fuerte, pero veo a Altuna capaz de todo, como he dicho antes, es un jugador con mucha proyección.

“No sé si me veo en primera ahora mismo, hay mucho nivel, soy muy optimista, pero tengo los pies en el suelo”

“Sería muy positivo para el mundo de la pelota la implantación de tecnología, pero no lo veo viable”

“Los momentos de las lesiones mentalmente son muy duros, se pasa mal, pero jamás pense en tirar la toalla”

Herramientas de Contenido

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia