Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

PP y Cs sacan rédito de catalunya

Los populares volverían a ganar las elecciones y solo Ciudadanos sube en votos
La estrategia de Rajoy surte efecto y logra que la independencia emerja como segundo problema nacional por detrás de la corrupción

Miércoles, 8 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

pamplona- El barómetro de opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del pasado mes de octubre, hecho en los días posteriores al referéndum independentista de Catalunya, mantiene al PP como primer partido con una estimación de voto del 28% y 3,8 puntos por encima del PSOE, que se queda en un 24,2%.

Los dos partidos mayoritarios bajan unas décimas, pero la mayor variación se produce en Unidos Podemos y sus confluencias, que juntos suman un 18,5% y que pierden casi dos puntos respecto a la encuesta hecha tres meses antes, y en Ciudadanos, que experimenta una subida de tres puntos y con un 17,5% se anota su mejor registro desde las generales de 2015.

La encuesta se basa en 2.487 entrevistas personales realizadas entre el 2 y el 11 de octubre, lo que incluye el referéndum independentista del día 1, las primeras fugas de empresas y la declaración de independencia que hizo el president Carles Puigdemont y que suspendió en el mismo discurso del día 10. Eso sí, quedan fuera de la encuesta la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la convocatoria de las elecciones catalanas, la destitución del Govern y el encarcelamiento de Oriol Junqueras y varios exconsejeros.

La crisis catalana pasa factura a todos los partidos de ámbito estatal salvo a Ciudadanos. El CIS otorga al PP una estimación de voto del 28%, que es su peor registro en estas encuestas desde abril de 2016 y que supone ocho décimas menos que en julio y cinco puntos por debajo de su resultado de las últimas generales.

El PSOE, por su parte, logra en octubre un 24,2%, cortando el ascenso que experimentó en la anterior encuesta (24,9% el pasado julio), tras la reelección de Pedro Sánchez como secretario general. Aún así, sigue por encima del 22,6% que marcó en las generales de 2016 e incluso supera al PP en voto más simpatía -sumando los votantes que ya lo tienen claro más las preferencias de los que se manifiestan en duda- con un 19,7% frente a un 18,5%.

Unidos Podemos y sus confluencias son los que más apoyo se dejan en esta crisis. Respecto a la encuesta de julio, En Comú pierde dos décimas y la alianza valenciana con Compromís pierde una, pero es la marca Unidos Podemos (la suma de Podemos, IU, Equo y otros) quien sufre el mayor retroceso, cayendo del 12,8 a 11,2% en sólo tres meses.

En octubre, todos los partidos de Unidos Podemos sumaban, según el CIS, una estimación de voto del 18,5%, lo que les mantenía en la tercera plaza pese a cosechar su cota más baja desde que concurrieron juntos en las generales de 2016 y casi dos puntos (1,8) por debajo del barómetro de julio.

Por contra, Ciudadanos se dispara tres puntos y marca un 17,5% en la encuesta de octubre, su mejor dato desde que entró en el Congreso en las generales de diciembre de 2015 y 4,5 puntos por encima de su resultado de las elecciones de 2016. Es más, el partido naranja supera por tres décimas a Unidos Podemos (11,3% frente al 11% de los morados) en voto directo (entre los que ya tienen decidida su papeleta si las elecciones fueran mañana mismo).

En cuanto a los partidos independentistas catalanes, ninguno sube tras el referéndum: ERC retrocede dos décimas respecto a julio y se queda en el 2,7% y el PDeCAT baja una y marca un 1,6%. En Euskadi, el PNV sube tres décimas y cosecha un 1,3% mientras que Bildu pierde una décima y registra un 0,7%.

La independencia de Catalunya ha irrumpido como segundo problema nacional en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al pasado mes de octubre, en el que el paro vuelve a figurar como la preocupación mayoritaria, pero marcando su cota más baja desde el inicio de la crisis económica.

Las encuestas para la elaboración de este estudio se hicieron justo después del referéndum independentista del 1 de octubre y el trabajo de campo concluyó al día siguiente de que el entonces presidente catalán, Carles Puigdemont, declarara la independencia pero la dejara en suspenso.

En aquellos días, coleaba la polémica por las cargas policiales el día del referéndum, empezaba la fuga de empresas de Catalunya, el Rey pronunció su discurso en defensa de la unidad nacional y tuvo lugar la primera gran manifestación contra la independencia en Barcelona. Sin embargo, PP, PSOE y Ciudadanos aún no habían pactado la aplicación del 155 ni el Parlament había aprobado la declaración unilateral de independencia.

Con este panorama, el paro seguía siendo el primer problema nacional y como tal aparece en el 66,2% de los cuestionarios. Eso sí, continúa su tendencia descendente y se anota su cota más baja de los últimos años. En sólo un mes ha caído 3,3 puntos y se sitúa 18,2 puntos por debajo de su récord de mayo de 2011: un 84.4%.

En la segunda plaza, figura por primera vez la independencia de Catalunya, con un 29% de menciones. Fue en febrero de 2016 cuando este asunto apareció por primera vez en la tabla de problemas del CIS, que se elabora con las respuestas espontáneas de los entrevistados. Entonces aludió a la independencia el 1,4% de los consultados, pero no superó el 2% de menciones hasta el pasado mes de julio.

En septiembre, un mes antes de referéndum inconstitucional, alcanzaba su récord hasta entonces (un 7,8%), pero tras la celebración de la consulta y la declaración suspendida de la independencia, las menciones se han multiplicado por cuatro, llegando 29%, y pasando de ser la novena a colocarse como segunda preocupación nacional. - D.N.

el dato

Los políticos inquietan cada vez más a los ciudadanos. Sube, en paralelo a la preocupación por la independencia, la inquietud de los ciudadanos por la clase política, que repite en el cuarto puesto con un 27,5%, pero incrementándose casi siete puntos respecto al barómetro anterior. Además, el barómentro del CIS de octubre esconde otro récord, el 5,3% de los cuestionarios en los que el Gobierno y los partidos son vistos como problemáticos.

Herramientas de Contenido