Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La dimisión de una ministra agrava las turbulencias en el Gobierno de May

La titular de Cooperación Internacional, Priti Patel, cesa por sus reuniones secretas con el Gobierno de Israel

Jueves, 9 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

bruselas - Las turbulencias que atraviesa el Gobierno británico en las últimas semanas se agravaron ayer con la dimisión de la ministra de Cooperación Internacional, Priti Patel, tras conocerse que se reunió en secreto con altos cargos del Gobierno de Israel. Patel es el segundo miembro del gabinete de la primera ministra, Theresa May, que deja su cartera en una semana, después de que el titular de Defensa, Michael Fallon, salió del Ejecutivo el pasado miércoles envuelto en acusaciones de acoso sexual. May obligó a su ministra a regresar ayer a Londres de una visita oficial a Uganda para reunirse con ella en su despacho oficial de Downing Street, un encuentro tras el cual Patel, de 45 años, anunció su renuncia.

La hasta ahora responsable de Cooperación Internacional llegó a entrevistarse sin autorización con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y rompió los protocolos gubernamentales al visitar territorios ocupados en los Altos del Golán, cuyo control por parte de Israel no reconoce el Reino Unido, según han revelado medios británicos. Al volver en agosto de ese viaje, que había presentado como unas vacaciones familiares, Patel pidió al Ministerio de Exteriores británico que considerase apoyar las operaciones humanitarias del Ejército israelí en los Altos del Golán.

tormenta política La ministra ya había pedido disculpas en persona a May el lunes, cuando aparecieron en la prensa las primeras informaciones sobre sus reuniones secretas, pero se vio forzada ayer a dar un paso atrás después de desvelarse dos nuevos encuentros que no había admitido hasta ahora.

El caso de Patel se suma a la lista de dificultades que afronta May en un momento en el que trata con urgencia de desencallar las negociaciones con Bruselas sobre el brexit. Una de sus preocupaciones más inmediatas son las decenas de miembros del Partido Conservador que pueden verse salpicados por el escándalo de abusos sexuales que ha golpeado a la clase política británica. Además del dimitido Fallon, entre ellos se encuentra el primer secretario de Estado y mano derecha de May, Damian Green, investigado por supuestos contenidos pornográficos “extremos” en el ordenador de su oficina. - D.N.

Herramientas de Contenido