Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

AMBOS ESCENIFICAN SU 'BUENA RELACIÓN'

Trump transmite a Xi su compromiso con la política de 'una sola China'

El presidente de EEUU abre una etapa de cercanía con China en la Ciudad Prohibida - El triunfo demócrata en Nueva York, Virginia y Nueva Jersey prueba que el ‘trumpismo’ puede caer

Jueves, 9 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El presidente estadounidense Donald Trump (C) pasa revista a las tropas junto a su homólogo de China Xi Jinping

El presidente estadounidense Donald Trump (C) pasa revista a las tropas junto a su homólogo de China Xi Jinping (EFE)

Galería Noticia

pekín -El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado al mandatario chino, Xi Jinping, que su Gobierno respeta y está comprometido con la política de 'una sola China', según ha informado la agencia de noticias china Xinhua.

En su etapa de presidente electo, Trump rompió el protocolo y aceptó la llamada de felicitación que realizó en diciembre la presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, un gesto que molestó profundamente al Gobierno de China, que considera a Taiwán como parte de su territorio.

Por su parte, el presidente chino le ha trasladado al mandatario de Estados Unidos que el tema de Taiwán es el más importante y el más sensible en las relaciones entre China y Estados Unidos, según señala Xinhua.

Por otra parte, Trump ha asegurado este jueves que todas las partes tienen que trabajar juntas para impedir que se arme y se financie al régimen de Corea del Norte, al tiempo que ha destacado que China y Estados Unidos han acordado no repetir las fallidas aproximaciones realizadas en el pasado en esta crisis.

En su mensaje de cierre tras la reunión que ha mantenido con Xi Jinping en el marco de su gira por Asia, el presidente estadounidense ha hecho hincapié en que hará falta una acción colectiva y fortaleza para conseguir que llegue la paz a la península de Corea.

BUENA RELACIÓN Los presidentes de China, Xi Jinping, y EEUU, Donald Trump, escenificaron ayer en el antiguo palacio imperial de Pekín la buena relación entre las dos grandes potencias, en el primer día de visita del mandatario norteamericano a China.

Xi fue recibido por Trump el pasado mes de abril en su lujosa mansión de Mar-a-Lago, en Florida, y el protocolo del país asiático entendió que para igualar el gesto hacía falta un escenario no menos regio, así que Xi dio la bienvenida a su homólogo estadounidense en la Ciudad Prohibida, algo muy poco habitual.

Poco después de que el Air Force One llegara al aeropuerto de Pekín procedente de la base aérea surcoreana de Osan, Trump y su esposa, Melania, montaron en el Cadillac presidencial blindado (también conocido como La Bestia) y viajaron al palacio seguidos por una comitiva de casi un centenar de vehículos. En este monumento del siglo XV, situado justo al norte de la Plaza de Tiananmen y que sirvió hasta 1911 de residencia y centro de gobierno de los emperadores Ming y Qing, Xi y su esposa, Peng Liyuan, una famosa soprano en su país, recibieron a los Trump a la entrada del Salón de los Tesoros.

Los dos líderes y sus esposas disfrutaron a continuación de una tradicional taza de té, en un acto distendido con el sobrio y elegante fondo de una acuarela china, sentados los cuatro en antiguos muebles de diseño oriental. Trump enseñó a Xi, con su teléfono móvil, un vídeo de su nieta Arabella recitando en chino (esta vez la hija de Ivanka Trump no pudo hacerlo en persona) y el mandatario asiático aseguró que la niña ya era famosa en China y merecía la máxima nota de sus profesores por su dominio del mandarín. Tras el té, las dos parejas recorrieron diversas estancias de la Ciudad Prohibida, un monumento de 9.999 habitaciones, según la leyenda, que cada día visitan decenas de miles de turistas, pero que estaba vacío por motivos de seguridad.

El familiar recibimiento de Xi y esposa al matrimonio Trump es poco habitual en visitas de Estado en China, ya que tradicionalmente los líderes extranjeros se encuentran con el mandatario chino y la primera dama en un recinto de aires comunistas y protocolo más estricto, el Gran Palacio del Pueblo. Ayer, Xi y Trump estrecharon lazos de amistad, hoy se reunirán para tratar temas como la crisis de Corea del Norte o el déficit comercial.

triunfo demócrata Durante su visita en China, Trump quiso evitar que se le señalase como máximo responsable de los malos reesultados obtenidos por su partido en los gobiernos de los estados de Virginia y Nueva Jersey, así como en multitud de cargos municipales a lo largo del país.

Justo un año después de que se hiciera con las llaves de la Casa Blanca un candidato que, años atrás decía sentirse legitimado a “agarrar por el coño” a las mujeres por el mero hecho de ser famoso, las feministas celebraron una jornada para recordar.

Trump tuvo que celebrar el aniversario de su victoria electoral con un trago amargo. Los republicanos perdieron los comicios del martes en Nueva York, Virginia y Nueva Jersey. Una triple derrota esperable, pero cargada de simbolismo. Tras un año de sinsabores, los demócratas pudieron por primera vez cantar victoria y demostrar que el trumpismo sin Trump puede ser vencido. La vista ahora está puesta en las elecciones legislativas y estatales de 2018.

En Nueva York, el alcalde, Bill de Blasio, aplastó a su oponente. Logró la reelección con el 66,5% del voto frente al 28% de su rival . El éxito le sitúa como el primer demócrata que revalida este puesto desde 1989. - D.N.

momentos de la reunión

Espectáculo de ópera. En el llamado Salón del Cultivo Mental, los presidentes y primeras damas asistieron a un espectáculo de ópera tradicional china, donde Trump disfrutó especialmente de una secuencia acrobática de El Rey Mono, una de las más famosas obras de este arte escénico.

Paseo por la Ciudad Prohibida. Xi mismo ofreció un recorrido a los Trump por los tesoros imperiales de la Ciudad Prohibida, un sitio del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO que clausuró el acceso a los turistas durante el día.

entrada en vigor

EEUU aplica medidas contra cuba

Trump busca dificultar viajes y negocios. EEUU anunció ayer que aplicará desde hoy las medidas del presidente Donald Trump para congelar la normalización con Cuba, que incluyen prohibir las transacciones con 180 entidades gubernamentales de la isla, entre ellas muchos hoteles, y limitaciones de viaje para los estadounidenses. Para evitar un “impacto negativo” en las empresas estadounidenses, podrán seguir adelante los contratos cerrados antes de la publicación de estas nuevas normas. Este memorando en el que Trump fijó en junio pasado su política hacia Cuba paraliza la apertura sin suspender las relaciones diplomáticas.

Herramientas de Contenido