Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Barkos enmarca la reforma fiscal en la apuesta por recuperar servicios públicos y repartir la riqueza

La presidenta ve margen para introducir mejoras a una propuesta que llegará al Parlamento con amplio consenso de las fuerzas del cambio

Los grupos de cuatripartito hacen suyo el proyecto y la oposición lo rechaza

EP - Jueves, 9 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 10:53h

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra (Javier Bergasa)

Galería Noticia

PAMPLONA. La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha manifestado que el proyecto de reforma fiscal presentado este miércoles por el Ejecutivo es "consensuado" con una mayoría parlamentaria y ha dicho que en el trámite parlamentario existe "la posibilidad de mejora".

En declaraciones a los medios de comunicación, Barkos ha señalado que "la política fiscal debe ser una política viva para atender aquello en lo que se pudiera no haber acertado en reformas anteriores, pero sobre todo buscar el mayor equilibrio y el mayor reparto de riqueza y responsabilidades a la hora de aportar".

Según ha insistido, la propuesta del Gobierno "ha de tener vida en el Parlamento en las próximas semanas". "A una con la propuesta que trae el Gobierno se producen otros anuncios de bajadas de impuestos, pero cuando se hacen este tipo de propuestas al conjunto de la ciudadanía hay que hacerlas al completo, no se puede quedar uno en la mitad; no se puede hacer una oferta de bajada de impuestos si no la acompaña de aquellos recortes a los que habrá de someter determinados servicios públicos ante una bajada evidente de ingresos", ha comentado.

Barkos ha defendido así la "apuesta" del Gobierno por "recuperar servicios públicos en sanidad, educación, dependencia... y por lo tanto ese esfuerzo que pretendemos hacer equilibrado".

Sobre la vivienda, la presidenta ha dicho que "estamos hablando de unas deducciones que no se producen en muchos casos y en cualquier caso están siendo revisadas en gran parte del escenario europeo". "Lo que se está proponiendo es un plazo, que puede ser modificado, pero sí es traer a Navarra un debate que se está produciendo en el seno europeo y que probablemente nos terminará obligando a todos", ha añadido.

Preguntada por la propuesta de UPN, Uxue Barkos ha manifestado que "la búsqueda de ingresos por la Administración pública para hacer frente a las necesidades tiene muchas vías; la de la reactivación económica es una y lo estamos viendo pero no nos engañemos, la necesidad del esfuerzo tiene ámbitos diferentes, todos necesarios".

"Cuando hablamos de una propuesta de bajada de impuestos lo que hay que ser es coherente porque lo contrario es mentir y señalar por lo tanto dónde se van a llevar a cabo los recortes que devienen de la reducción de ingresos", ha concluido.

LA VALORACIÓN DE LOS PARTIDOS Los grupos que sustentan al Gobierno de Navarra, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, han afirmado que el proyecto de reforma fiscal presentado por el Ejecutivo no es el de "ninguno de los cuatro grupos", pero han indicado que es el "acordado" y que "avanza" en sus planteamientos. A los grupos de la oposición, UPN, PSN y PPN, no les gusta.

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha manifestado que "el modelo fiscal del Gobierno sigue siendo regresivo, un tratamiento fiscal que perjudica a la clase media, a la clase trabajadora, a las empresas, y hace que Navarra no sea tan atractiva como otras CCAA" y ha indicado que la deducción ahora por hijos menores de 3 años es "el reconocimiento a un error en su política fiscal". "Ahora se busca dar una pincelada, pero ¿qué pasa, que las familias con hijos de 4 años, de 5, de 14 no tienen derecho?", ha añadido.

"Desde el punto de vista fiscal competimos con otros territorios, competimos con Guipúzcoa, con Aragón... y con el resto de CCAA y cuando todo el mundo tiene unas medidas fiscales que favorecen la activación de la economía, es un sinsentido el tratamiento que este Gobierno está proponiendo", ha censurado, para considerar un "error" la reforma fiscal. "Es una pena que Navarra, que tiene esa capacidad para definir su modelo fiscal, la esté utilizando para situarnos en la peor posición respecto al resto de España", ha criticado.

Desde Geroa Bai, Koldo Martínez ha manifestado que la reforma fiscal del Ejecutivo "no es el proyecto de ninguno de los cuatro grupos que sostenemos al Gobierno, es un proyecto pactado y lo hacemos nuestro". "Es una pequeña reforma fiscal, no es sangrante ni tampoco es la que Geroa Bai hubiera querido", ha señalado.

Según ha precisado Martínez, "hubiéramos preferido no apretar tanto porque se habían conseguido resultados buenos con la reforma del año pasado". "Hemos conseguido una reforma fiscal prudente", ha aseverado, para señalar que "queda abierto el debate parlamentario; no venimos con las manos atadas".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha manifestado que esta reforma es el "producto del arte de lo posible" y que ellos apuestan por una reforma "más profunda" fundamentalmente en el Impuesto de Sociedades, "pero nos hemos encontrado con una posición cerrada por Geroa Bai de no querer modificar elementos como las deducciones".

No obstante, ha defendido la reforma acordada porque "va en el camino que planteamos". "Se ha profundizado en el tema de Patrimonio", ha valorado, para añadir que este proyecto está "cerrado y acordado". "Hemos dado muchas vueltas, muchas horas de reunión y no hay en previsión ningún tipo de cambio, más allá de la propuesta de algún otro grupo", ha comentado.

Desde Podemos, Mikel Buil ha señalado que la reforma fiscal "no avanza tanto como nosotros hubiésemos querido, pero sí que consigue algunos avances y conquistas, especialmente en la lucha contra el fraude fiscal y en la profundización de la justicia fiscal en el sentido de reducir lo que aportan las familias con hijos a la caja pública".

La socialista María Chivite ha comentado que tienen que estudiar "la letra pequeña" porque "más allá de los grandes titulares que dio el Gobierno vemos cosas oscuras en la letra pequeña". "Pero sí vemos que Navarra va a perder competitividad fiscal y tenemos que utilizar nuestro autogobierno y nuestra Hacienda no para perjudicarnos a nosotros mismos", ha dicho, para opinar que "eso no es una decisión inteligente".

Ha añadido que "mal" el tema de pensiones, "mal" el tema de pequeños ahorradores y "el tema de familias lo seguimos castigando". "Nos parece bien lo que apunta en materia de sucesiones", ha continuado Chivite, quien ha indicado que tienen que estudiar la reforma.

Por su parte, Anal Beltrán, del PPN, ha criticado que se trata de "una vuelta de tuerca más a todos los navarros". "Nada tiene que ver esto con tener unos Fueros y con nuestro propio régimen fiscal cuando se utiliza para el mal en lugar de para el bien", ha expuesto, para criticar que este Gobierno "quiere crujir a impuestos a los navarros para su vía nacionalista".

En su opinión, con esta reforma "consiguen que se vayan empresas, que no seamos una comunidad competitiva". "Esa falta de atracción hace que Navarra se vaya quedando más pobre, que la producción industrial baje y tengamos índices perjudiciales", ha añadido, para opinar que "lo que el Gobierno ha querido aparentar como un poquito de mejora es un lavado de cara".

La portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha realizado un balance "positivo" de la reforma fiscal, que "avanza un paso más en la progresividad", aunque ha precisado que "no es nuestra reforma fiscal" ya que "apostamos por unos gravámenes mayores sobre todo a quien más tiene".

Según ha dicho, "nos vamos a permitir atender las necesidades de la gente y tener unos Presupuestos que vuelvan a incidir en la mejora de las prestaciones sociales a la ciudadanía". En cualquier caso, ha señalado que "nosotros avanzaríamos más", pero "es el acuerdo al que hemos llegado las cuatro fuerzas políticas".

Herramientas de Contenido