Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Los cambios fiscales permitirán ingresar 28 millones más en dos años

La “progresividad y la equidad” marcan unas modificaciones que tienen “amplio consenso” con las fuerzas del cambio
Se basan en la revisión de las deducciones y el aumento de las multas por fraude fiscal

A. Irisarri / Iñaki Porto - Jueves, 9 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La consejera portavoz del Ejecutivo foral, María Solana, ayer junto con el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, durante la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno.

La consejera portavoz del Ejecutivo foral, María Solana, ayer junto con el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, durante la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

pamplona - El Gobierno de Navarra aprobó ayer, en su sesión semanal, un paquete de reformas en materia fiscal y tributaria cuyo impacto positivo para las arcas forales se cifra en alrededor de 28 millones de euros en los dos siguientes años. Son las cifras aproximadas que ayer puso encima de la mesa el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, que desgranó apartado por apartado los ajustes introducidos sobre la reforma fiscal de 2015, después de un periodo de revisión de todos los impuestos y de negociar estrechamente con el cuatripartito, con el que hay “un amplio consenso” unas modificaciones que en cualquier caso tendrán que ser refrendadas por la mayoría del Parlamento foral antes de que acabe el año.

Todo ello, dijo el consejero Aranburu, ha permitido “avanzar en progresividad y dotar de mayor equidad al sistema tributario”, sin que por el contrario se haya producido un aumento apreciable de la presión fiscal. Porque en esta revisión no se han modificado sustancialmente ninguno de los tipos importantes. Ha servido, más bien, para realizar ajustes en materias en las que, desde hace dos años, se vienen identificando “funcionamientos incorrectos”, como en las deducciones por creación de empleo, o tratamientos que van en contra de la igualdad de oportunidades, como las tarifas fijas marcadas en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y que ahora han sido modificadas. Aranburu no quiso darle mayor importancia, pero la revisión es amplia. Afecta al IRPF, Patrimonio, Sociedades y Sucesiones y Donaciones, además de varios cambios en materia de lucha contra el fraude.

A pesar de que cada impuesto será explicado con mayor profusión en las páginas siguientes, los cambios más inmediatos que afectarán al impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas tienen que ver con la eliminación de reducciones en planes de pensiones que se recuperen como capital; la limitación de poder al reducirse el 40% de los rendimientos por alquiler a los que lo hagan a través de la bolsa pública de Nasuvinsa y el aumento de un punto en cada tramo de la base especial de tributación para el ahorro. En cuanto al Patrimonio, la subida de la exención del 80% al 95% del impuesto sobre los bienes afectos a la actividad empresarial se compensa con un descenso de diez puntos porcentuales en el escudo fiscal. Y para garantizar que las deducciones por creación de empleo sirven para propiciar salarios más altos en las nuevas contrataciones, las deducciones se limitan a aquellos contratos cuyos salarios no sean sólo 1,7 veces superiores al salario mínimo interprofesional (de 707 euros este año), sino que tengan que ser de 2,5 veces el SMI.

Esencialmente, estas medidas, sumadas a otros ajustes, propician que el Gobierno calcule en 19 millones el aumento de la recaudación para 2019, fecha en la que las arcas forales noten estos cambios. Porque lo más inmediato serán los 9 millones que se recauden por los cambios que el proyecto de Ley plantea ya para Sucesiones y lucha contra el fraude. Siete millones y medio se esperan recaudar en 2018 a través del nuevo sistema de progresividad aplicado al Impuesto de Sucesiones, que deja exentos del pago de impuestos los 250.000 primeros euros de herencias (de padres a hijos y de hijos a padres) para luego aplicar un tipo progresivo que va desde el 2% al 16% dependiendo de la cantidad.

El otro millón y medio se aspira a recaudar por la decisión de multar con el 90% de la cuota descubierta (era del 75%) a los evasores fiscales. Son, a grandes rasgos, las modificaciones que permitirán una mayor recaudación en estos dos años, sin perjuicio de que cualquier punto del proyecto sea modificado en el trámite de las enmiendas, que se discutirán en la Cámara en las mismas fechas en las que los Presupuestos de 2018.

Herramientas de Contenido