Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Pacta 2 años de cárcel por abusar de una joven en un piso en Sanfermines

Actuó sin consentimiento de la víctima en un piso en 2016 y debe indemnizarla con 3.000 €

Enrique Conde - Jueves, 9 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra.

Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

  • Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra.

PAMPLONa- Un joven, vecino de una localidad murciana, Patricio G.T., fue condenado ayer de conformidad a dos años de cárcel en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra después de haber reconocido que abusó de una joven navarra en un piso durante los Sanfermines de 2016, las fiestas tristemente recordadas por la violación en grupo cometida precisamente el día anterior y en un portal de la calle Paulino Caballero. El acuerdo fue posible después de que la Fiscalía y la acusación particular rebajaran su petición (anteriormente le reclamaban hasta siete años de cárcel) por agresión sexual y acusaran finalmente al encausado por abusos sexuales sin acceso carnal.

Como se recordará la principal diferencia entre el delito de agresión sexual y el de abuso sexual estriba en que en el primero se exige que aquel autor que atenta contra la libertad sexual de la víctima lo haga con violencia o intimidación, mientras que el caso del abuso sexual, la conducta punible se realiza sin violencia e intimidación y sin que medie consentimiento por parte de la víctima. Además, el tribunal condenó también al acusado a tres años de alejamiento de la víctima por un espacio de 300 metros, un año de libertad vigilada que se cumplirá al término de la condena de prisión y al pago de una indemnización para la víctima de 3.000 euros por los daños morales causados a la joven.

Según los hechos que se dieron por probados en la sentencia, el acusado, que se alojaba en un piso durante las fiestas, y la víctima se habían conocido en el Casco Viejo de Pamplona en torno a las 3.30 horas del 8 de julio de 2016. Después de estar un rato charlando, le pidió el teléfono y le preguntó si podía llamarle más tarde, a lo que la víctima contestó afirmativamente. Al cabo de un rato quedaron en la avenida Carlos III y el procesado le propuso acudir al piso de un amigo donde estaba residiendo esos días. Entonces comenzaron a mantener relaciones pero la chica manifestó en un momento dado su intención de no proseguir con ella, situación en la que el acusado actuó sin consentimiento. La joven requirió atención psicológica tras los hechos.

Herramientas de Contenido