Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Nace El Capacico para permitir a familias desfavorecidas elegir sus alimentos

A modo de economato, el objetivo es atender a 50 familias, aunque de momento será usado por 18

Fermín Pérez-Nievas - Jueves, 9 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El público escucha el discurso del consejero Laparra.

El público escucha el discurso del consejero Laparra. (FERMÍN PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

tudela - Con el objetivo de abrir una “ventana a la dignidad de las personas”, El Capacico hizo ayer su presentación oficial en Tudela y abrirá mañana sus puertas con la intención de ofrecer un autoservicio de alimentación a un máximo de 50 familias desfavorecidas. El Capacico es un economato, dependiente del comedor social Villa Javier, que funciona como un supermercado en el que no vale el dinero sino que las familias tienen cierto número de puntos, dependiendo de su nivel adquisitivo y de las ayudas que reciban, para elegir qué alimentos desean coger. Ayer entidades colaboradoras y autoridades visitaron las instalaciones que abrirán mañana sus puertas para las 18 familias seleccionadas que podrán elegir los productos que quieran los lunes, miércoles y viernes (seis familias cada uno de los días ya asignados).

El presidente de la fundación Tudela Comparte, Mariano Gracia, recordó que desde que Villa Javier abrió sus puertas en junio de 2016 se han ofrecido más de 30.200 servicios (comida, cena o desayuno) durante 478 días a unas 400 personas “en grave necesidad económica y peligro de exclusión social”. Precisamente El Capacico es la segunda fase de este proyecto que, como indicó el alcalde Eneko Larrarte, “es transversal, con personas de muy distintas ideologías y clases impulsándolo y eso debería inspirarnos a todos. Es un proyecto que tiene cabeza y corazón y, lo que es más importante, nace como una idea sostenible porque no se basa en la moda de un proyecto que empieza”. En este sentido explicó que se busca “dignificar la vida de las personas por lo que no es un proyecto caritativo”.

En parecidos términos se expresó el vicepresidente de la fundación, Manuel Campillo, que habló de la necesaria “eficacia y honestidad” para sacar adelante la iniciativa porque “hay que tener rigurosidad cuando estás gestionando dinero de todos”. Además Campillo destacó que la intención de Villa Javier desde que nació es “tener una fecha de finalización, con el deseo de que más pronto que tarde no seamos tan necesarios”.

Según el balance que realizaron, Villa Javier cuenta con 233 socios (que aportan el 25% de la financiación), más de 250 voluntarios y 4 empleados contratados. “Tudela está detrás de la idea, es el motor de todo y por eso funciona, porque no representamos a ningún sector ni a ningún partido”.

Al acto asistió también, junto con las empresas colaboradoras, el vicepresidente de Políticas Sociales, Miguel Laparra, quien destacó que “en este tipo de proyectos es especialmente importante fomentar la complejidad de los objetivos y no es solo para repartir alimentos. Se está potenciando la autonomía de las familias y su capacidad de elección y eso es fundamental”. Laparra indicó que en 2016 el Gobierno aportó 15.000 euros y 30.000 euros en 2017.

Durante el acto de presentación, al que asistieron también alcaldes de otras municipios riberos, los integrantes de Villa Javier hicieron un llamamiento para que la iniciativa” se propague por otras localidades de la Ribera”.

Herramientas de Contenido