Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La charla

Para todos los demás

Por Álvaro Meoqui - Viernes, 10 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

A finales del siglo pasado empecé mis primeros pinitos de entrenador en las categorías inferiores del CD Izarra. No se asusten, que sólo hace unos veinte años. El viejo campo de arena de Remontival donde ahora luce el IES Tierra Estella era el escenario donde libré mis primeras batallas futbolísticas. Mucho barro en el piso, carpeta en mano y con un poco más de pelo arranqué por un camino que todavía no he dejado. No sé cuántos chavales habré tenido en mi camino, pero les aseguro que me acuerdo de todos y seguramente, o así lo espero, ellos de mí también. Buenas eran mis chapas, como para no acordarse.

Como de todos no puedo hablar, o por lo menos en un solo día, voy a hablar de tres de ellos que seguramente les suenen.

De mayor a menor empiezo por Bruno Araiz, el chaval que volaba por encima de los charcos de aquel Remontival cuando solo era un canijo se ha convertido a mí entender en el jugador más importante de la historia del CD Izarra (con mucho respeto hacia todos los demás). Más de 500 partidos llevando puesta la blanquiazul solo lo hace un grande. Curiosamente su padre aún le anima con aquel “¡Venga Brunico!”.

Dos años menos tenía otro que tampoco pesaba muchos kilos. Circunstancias del fútbol, con él coincidí solo unos meses. Oier Sanjurjo vino del desaparecido Estella al Izarra y pronto marchó a Tajonar. Capaz de llevar cualquier número en la camiseta, aquel chaval de Lizarra cumple ahora 200 partidos llevando la roja de Osasuna. Además, un brazalete reservado solo para los grandes. ¡Aurrera Oier!

Con un año menos tuve a un pibe de Ayegui que golpeaba el balón como un mayor. El barro de Remontival parecía un tapete en sus golpeos y el que les escribe se empeñó en enseñarle a darle también de cabeza. En pocos años Rúper se hizo futbolista, jugó en Primera con Osasuna y lleva en sus botas casi 200 partidos en Segunda. Otro capitán, este del Mirandés.

Tres chavales, ahora tres capitanes grandes, un honor para todos los demás.

El autor es Técnico deportivo superior

Herramientas de Contenido