Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

PLENO DEL PARLAMENTO

El Parlamento refuerza la estabilidad de los conciertos con entidades sin ánimo de lucro

La idea es regular la prestación de algunos servicios por parte de asociaciones

Viernes, 10 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona - Los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e I-E sirvieron para aprobar ayer la Ley Foral de conciertos sociales en los ámbitos de la salud y los servicios sociales, con la que el Parlamento quiere proporcionar cierta estabilidad a los acuerdos que se adquieren con las organizaciones sin ánimo de lucro, con el objetivo de que sean capaces de proporcionar algunos servicios sociales, sanitarios y socio-sanitarios cuando los recursos públicos no resulten suficientes. De esta manera, se articula un régimen específico para posibilitar la gestión indirecta al margen de la regulación sobre la contratación pública que se aplica a las mercantiles.

También la ley contempla a los centros de día u otros, como residencias, entre los posibles adjudicatarios directos de estos conciertos cuando se antoje preciso garantizar la continuidad asistencial. La medida está dirigida a entidades “sin fines lucrativos, constituidas y registradas como tales, y que se hallen capacitadas para prestar servicios sin incremento de costes respecto a otras formas de gestión y que se encuentren comprometidas estatutariamente con la reinversión de cualquier posible beneficio en sus fines sociales”. Incluso en comisión la norma fue mejorada introduciendo un articulado específico que velará por el adecuado sostenimiento de los servicios prestados, en la primacía de las cuestiones técnicas y en el refuerzo de los derechos laborales.

requisitos y especificaciones La ley fija varios requisitos. Por ejemplo a la hora de abordar quiénes pueden ser adjudicatarios: serán aquellas entidades sin ánimo de lucro con al menos cinco años de antigüedad anteriores a la convocatoria del concierto, periodo que se reduce a dos años en el caso de las entidades constituidas con anterioridad a la entrada en vigor de la ley.

En el capítulo de las retribuciones, la ley aspira a aminorar las diferencias retributivas y de jornada entre la plantilla de las entidades y el personal de la Administración, siempre que no comporte incremento del gasto del servicio convenido. En ese terreno, la norma invoca el convenio colectivo aplicable en el ámbito de Navarra, alusión que la ley entiende “suficientemente garantista”. Además, se tendrá en cuenta a la hora de contratar el valor técnico de la oferta, la experiencia, la formación específica, el perfil lingüístico, el trabajo en red, la atención integral, la opinión de los usuarios o el hecho de que sean mujeres cualificadas las que ocupen puestos de dirección.

En cuanto al precio del concierto, se apunta que garantizará el adecuado sostenimiento de los servicios acordados como que la consignación sea suficiente para cubrir costes salariales del convenio colectivo sectorial del ámbito más inferior que corresponda. Los conciertos sólo se pondrán adjudicar de forma directa cuando la entidad acepte asumir parte de la financiación del servicio público a conferir, haciendo que el precio de la administración sea inferior con arreglo siempre a las consideraciones anteriores, esto es, respetando el principio de adecuado sostenimiento y desechando las ofertas anómalamente bajas que no garanticen el respeto de las garantías laborales. - D.N.

Herramientas de Contenido