Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

SESIÓN PLENARIA DEL LEGISLATIVO FORAL

Todos los grupos, salvo UPN y PPN, apoyan la excarcelación de los presos gravemente enfermos

El Parlamento rechaza las tesis de Interior, que sólo contempla dar libertad, como mucho, dos meses antes de la muerte

Viernes, 10 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

De i a d: José Luis Uriz y Begoña Huarte. Azkarraga, de Sare; Mertxe Chivite, de Etxerat; Mikel Mundiñano, de Sare; Fernando Armendáriz, del Foro Social; Gorka García, de Etxerat y Félix Jiménez.

De i a d: José Luis Uriz y Begoña Huarte. Azkarraga, de Sare; Mertxe Chivite, de Etxerat; Mikel Mundiñano, de Sare; Fernando Armendáriz, del Foro Social; Gorka García, de Etxerat y Félix Jiménez. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

pamplona - El pleno del Parlamento de Navarra aprobó ayer una moción por la que solicita la aplicación de la “legislación vigente” para que los presos navarros gravemente enfermos “puedan ser excarcelados o se les pueda aplicar las medidas atenuantes oportunas”. La moción, presentada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, tuvo también el apoyo del PSN, y sólo contó con la oposición de UPN y PPN. Durante el debate estuvieron presentes varios miembros del Foro Social, las asociaciones de familiares y apoyo a los presos Etxerat y Sare, así como el exconsejero de Justicia del Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, quienes cifran en tres los encarcelados navarros que, por su estado, deberían abandonar la cárcel.

Con esta propuesta, la Cámara “apoya los principios inspiradores de la legislación vigente estatal e internacional relativa a la revisión, por razones humanitarias, de las condenas de las personas presas que, de acuerdo a informes médicos contrastados, estén gravemente enfermas con pronóstico de vida limitado o con padecimientos incurables”, rechazando la tesis del Gobierno de España que sólo contempla la excarcelación dos meses antes de que se produzca una muerte inminente. También se pide “un protocolo claro” para que la administración penitenciaria pueda solicitar formas de prisión atenuada por motivos humanitarios y se solicita la mejora sustantiva en equipamientos médicos y planes de desintoxicación. Marisa de Simón, parlamentaria de I-E, denunció que alrededor de cien personas al año mueren en las cárceles españolas “sabiendo que van a morir”, hecho que ha calificado como “una crueldad”, más allá de que muchas “no reciben la atención sanitaria pertinente”. Koldo Martínez, de Geroa Bai, reivindicó el “derecho constitucional” a la protección de la salud y la existencia de una justicia “humana, no vengativa”. Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, advirtió de que “la condición de preso no puede retirar a nadie sus derechos como persona”, y Laura Pérez, de Podemos, abogó porque los familiares y los presos puedan estar juntos en los momentos finales. En esa línea se expresó Inma Jurío (PSN), quien dijo que “todas las personas tienen derecho a vivir su enfermedad en dignidad”.

Iñaki Iriarte, de UPN, dijo no creer en la venganza sino en la justicia, reprocho los actos que han llevado a los presos a las cárceles pero negó “pagarles con la misma moneda”. Finalmente, Ana Beltrán (PPN), reprochó que la preocupación sea la salud de “los que mataron” y no cómo quedaron las víctimas. - D.N.

foro social, sare y etxerat, en el parlamento

“es legalidad y dignidad, no política”

Jornada “crucial” del Parlamento. Al acabar el debate, el exconsejero Azkarraga celebró que fuese “la primera vez que, en el Parlamento de Navarra, un elemento tan crucial saliese adelante”. Tras apuntar que no se trata de “política” sino de “humanidad, dignidad y legalidad”. “No estamos pidiendo nada que no esté en la legalidad interna y europea”, dijo. “Está en la normativa española, que dice que los presos enfermos tienen derecho a cumplir atenuada su condena” . Uno de esos presos navarros es Ibon Iparragirre, para cuya excarcelación se organizará hoy una cadena humana que comenzará a las siete de la tarde en la cuesta de Santo Domingo.

Herramientas de Contenido