Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

absueltos otros cuatro procesados

Seis meses de prisión a un joven que golpeó a un agente tras la okupación de un edificio en el paseo Sarasate

El Juzgado de lo Penal Nº4 de Pamplona ha impuesto multas de hasta 6 meses con una cuota diaria de 5 € para otros 4 acusados por la acción

D.N. - Viernes, 10 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 14:10h

Fachada del edificio que fue okupado y desalojado posteriormente.

Fachada del edificio que fue okupado y desalojado posteriormente. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

PAMPLONA. El Juzgado de lo Penal Nº4 de Pamplona ha impuesto de conformidad multas de entre 3 y 6 meses con una cuota diaria de 5 euros (450-900 €) para cinco acusados de haber participado el 8 de octubre de 2016 en la okupación de un inmueble en el paseo Sarasate de Pamplona, y también seis meses de prisión para uno de ellos por delito de atentado tras lesionar levemente a un municipal.

Además este joven tendrá que indemnizar al agente con 175 euros. El juzgado ha absuelto a otros cuatro procesados tras retirar el fiscal la acusación.

A cuatro de los procesados la fiscalía les reclamaba dos años de prisión por un delito de atentado, a uno de ellos, además, una multa por un delito de lesiones por lanzar una patada a un agente policial a la altura de la tibia; y a los otros cuatro acusados seis meses de prisión por un delito de resistencia.

En el escrito de acusación se relataba que la okupación se produjo tras fracturar la puerta del inmueble número 13 del paseo Sarasate, que se encuentra deshabitado y es propiedad de Construcciones y Promociones Sarasate XXI. La Fiscalía consideraba que aquella acción la protagonizaron un centenar de jóvenes que fueron introduciendo al inmueble diversas bebidas, alimentos y otros materiales y que incluso iniciaron la limpieza del edificio.

Al acudir allí el jefe de la Policía Municipal y un comisario, que requirieron que dichas personas abandonaran el lugar, los congregados, "lejos de acatar el requerimiento, empujaron, zarandearon y rodearon al comisario".

Al llegar más policías, varios jóvenes se resistieron, según la fiscal, y tras establecer un cordón de seguridad insultaron a los agentes.

El Ministerio Público acusaba a los nueve jóvenes de participar en los hechos con plena conciencia de que la finalidad era ocupar el inmueble y luego, individualizaba la acusación contra cada uno de ellos.

Como consecuencia de los hechos resultaron heridos ocho policías, pero las lesiones de tres de ellos ya fueron juzgadas en dos juicios anteriores.

Herramientas de Contenido