Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

PUigdemont bendice la lista de electores que apoya sànchez

El soberanismo lanza su última oferta para concurrir juntos al 21-D

Usar esa plataforma dejaría a los partidos sin subvenciones y sin participación en los debates televisivos

Imanol Fradua - Sábado, 11 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El expresident Puigdemont y el presidente de la ANC, Jordi Sànchez (d), en la última Diada.

El expresident Puigdemont y el presidente de la ANC, Jordi Sànchez (d), en la última Diada. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El expresident Puigdemont y el presidente de la ANC, Jordi Sànchez (d), en la última Diada.

pamplona- El independentismo catalán no arroja la toalla. Cerrado sin acuerdo el plazo para formar coaliciones electorales, representantes civiles a favor de una lista soberanista unitaria se han sacado un as de la manga para que las fuerzas proclives a que Catalunya rompa amarras con el Estado acudan de la mano a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre. La fórmula es aliarse bajo el paraguas de una agrupación de electores, y sin siglas, que aglutine a representantes de los partidos, ciudadanos, electos y “presos políticos”. La idea, que cuenta con el “apoyo personal” del presidente de ANC Jordi Sànchez pero no de la entidad soberanista, ha sido bien recibida por el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont. A esa bienvenida se contrapone la frialdad con la que ha sido acogida por ERC.

Una rueda de prensa en Barcelona sirvió ayer de bautizo de la agrupación de electores, la última bala en la recámara para que los partidos y entidades soberanistas vayan de la mano el 21-D. Los representantes de las plataformas civiles a favor de una candidatura unitaria -llistaunitaria.cat y respublica.cat- Francesc de Dalmases, Aurora Madaula, Toni Morral y Pere Pugès dieron a conocer los entresijos de una fórmula que es válida para concurrir en alianza, pero presenta serios inconvenientes.

dificultadesResumido por la legislación electoral como un conjunto de ciudadanos asociados temporalmente para contar con papeleta propia, no permite la recepción de subvenciones públicas, invisibiliza a sus candidatos al no poder aparecer en los espacios que los medios de comunicación públicos deben reservar para los partidos en liza y tampoco da opción a participar en los debates. En la práctica, por lo tanto, dificulta mucho la exposición del programa.

“No se entendería que no fuéramos todos juntos y unidos, sería absurdo y un poco contradictorio tener que elegir entre la lista de unos presos y la lista de otros presos”, argumentaron los impulsores de la iniciativa -denominada Llista Unitària 1 d’Octubre, nombre que “defiende los valores” del plebiscito llevado a cabo en esa fecha-, que también tendrán que superar el listón de las 55.000 adhesiones antes del próximo viernes 17 de noviembre.

Esa tarea parece pan comido -ambas plataformas han cosechado más de medio millón de firmas cibernéticas de apoyo en pocos días- si se compara con la dificultad de empastar las diferentes sensibilidades políticas catalanas, cuyos recelos mutuos están imposibilitando por ahora una entente independentista. A pesar de que el soberanismo ha demostrado con creces su capacidad para llegar a los electores, más difícil sería hacerlo sin tener cabida en los habituales canales de comunicación con el ciudadano. No obstante, aseveraron que no cejarán en su empeño. “Aún queda tiempo y es posible”, valoraron.

“Me identifico con una idea de estas características para proteger la democracia”

Carles puigdemont

President de la Generalitat cesado

A pesar de la dificultad que entraña una alianza de semejantes características, los objetivos de Llista Unitària 1 d’Octubre son “sencillos y muy claros”. “No es momento de ambigüedades ni se admiten lecturas sesgadas”, afirmaron sus promotores. No son otros que agrupar la mayor cantidad de fuerzas soberanistas bajo un programa común de tres puntos que, sobre la teoría, cualquier partido independentista de Catalunya firmaría de entrada. Soberanía para acabar con la aplicación del artículo 155 de la Constitución y recuperar el autogobierno, libertad de todos los encarcelados y el inicio de un proceso constituyente son los ejes. Otra cosa será llevar a buen puerto una fórmula a la que los partidos ven más pegas que beneficios. La oferta electoral en todo caso, será “propiedad de los civiles firmantes, que pondrán la lista a disposición de los partidos para que propongan a candidatos y miembros”.

Los impulsores de la candidatura de electores no escondieron que el president cesado, Carles Puigdemont, podría ser la figura propicia para liderar la lista unitaria. “Es conocido que él apoya la iniciativa y estaría de acuerdo en encabezar una lista así”, avanzaron. La respuesta llegó pocas horas después por parte de Puigdemont, que en una entrevista con la ACN, la Agencia Catalana de Noticias, afirmó no solo ver con buenos ojos esa opción, sino tener el “deber” de ser parte de ella. “Me identifico con una idea de estas características, que no va a buscar la legítima aspiración de cada partido sino a proteger el bien superior en estas elecciones, que es la democracia”, profundizó el ex máximo mandatario de la Generalitat, que pese a su situación de exilio en Bélgica no dudó en alistarse para la campaña electoral de las autonómicas.

Así, además de calificarla de “buena noticia” y avanzar que se pondrá en contacto con sus impulsores para conocer más detalles al respecto, confirmó su “disposición a contribuir a que sea posible”. Lo hará desde su posición de “president, ciudadano, e incluso activista, demócrata y soberanista, que entiende que estamos en un momento tan excepcional que hacen falta medidas excepcionales”.

Otra de las caras reconocibles de la Llista Unitària 1 d’Octubre podría ser la del presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez. Encarcelado en la prisión de Estremera (Madrid), este les habría hecho llegar un manuscrito confirmando su adhesión a la iniciativa afirmando de hecho que “el reto de hoy es construir esta agrupación de electores”.

Ómnium guarda silencioLa ANC, sin embargo, salió al paso de estas declaraciones para apuntar que ese apoyo se daría “a título personal”. Tras considerar que se trata de la cuarta lista independentista que se presenta de cara a las elecciones del 21-D, y no una candidatura que empaste las diferentes sensibilidades independentistas, desde la agrupación civil confirmaron que su papel se basa en obtener esa unidad de acción sin permitirse demora alguna.

Òmnium y su líder, el también encarcelado Jordi Cuixart, guardan silencio por ahora. Pero los tejedores de la lista electoral sin siglas avanzaron que su incorporación engarzaría a la perfección. “Seguro que, si puede hacer llegar un papel como Sànchez, dirá lo mismo y también estará de acuerdo”, aseveraron.