Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El TSJN sentencia que IB Reciclaje trataba en Funes residuos para los que no tenía permiso

El Ayuntamiento podrá revertir la cesión de los terrenos sin indemnización

María San Gil/D.N. - Sábado, 11 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Concentración en Funes contra el tratamiento de basuras en la planta de IB Reciclaje.

Concentración en Funes contra el tratamiento de basuras en la planta de IB Reciclaje. (M.S.G)

Galería Noticia

  • Concentración en Funes contra el tratamiento de basuras en la planta de IB Reciclaje.

funes- La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha dado la razón al Ayuntamiento de Funes y avala el acuerdo municipal por el que se declaraban extinguidos los derechos de cesión de las parcelas comunales a la empresa Tecnología Industrial del Reciclaje IB SL. La actividad de la empresa en Funes, en donde se trataban biorresiduos procedentes de Gipuzkoa, fue fuertemente contestada por la población.

La firma comenzó su actividad en 1999 en terrenos comunales cedidos por el Ayuntamiento. En 2013 surgen las primeras voces de alarma al constatarse que la empresa está recibiendo más basura de la autorizada. De hecho, en 2014 recibió 48.000 toneladas, un 20% más de lo que estaba autorizada a tratar, de las que 17.300 procedían de Gipuzkoa. El 9 de junio de 2015 el Pleno del Ayuntamiento declara extinguidos los derechos de cesión de las parcelas por el incumplimiento de la empresa de los pliegos que regulan la cesión, pero esta acude a los tribunales y el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 estima su recurso contra el acuerdo municipal. Ahora, la Sala sentencia que el acuerdo del Ayuntamiento es conforme a derecho y concurre “causa de reversión” de las parcelas sin indemnización. La sentencia en recurrible ante el Supremo.

La Sala entiende probada la superación de la cantidad de residuos autorizados y hace especial mención al biorresiduos como tipo nunca autorizado, y al dato de que el 58% de las 30.000 toneladas autorizadas se estaban dedicando a este residuo.

unidad en funesLos tres partidos que forman ahora el Ayuntamiento (UPN, APIF y PP) se comprometieron, antes de las últimas elecciones, a trabajar de forma conjunta en la solución definitiva y a intentar, “por todos los medios”, poner en marcha el proceso de reversión de las parcelas, algo en lo que incide la actual sentencia.

El alcalde de Funes, Ignacio Domínguez, señaló ayer que el periplo administrativo y judicial ha sido “largo” para el Ayuntamiento, que se ha encontrado con una actuación “rígida y dilatoria” de la empresa, si bien, como contrapartida, destacó “el apoyo vecinal representado por la plataforma Funes sin Basuras”.

Por su parte, el que fuera alcalde de Funes cuando comenzó todo el proceso, Isidro Velasco, aseguró que “la empresa solo puede tratar productos agroalimentarios y los informes que en su día nos presentaron decían otra cosa”. De hecho, el estudio que en su día solicitaron desde el Consistorio para conocer a fondo el origen de la materia que allá trataban explicaba con todo tipo de detalle que “IB Reciclaje ha tratado con residuos sólidos, ganaderos, agrícolas, sanitarios, industriales y forestales”

Para Velasco, “la sentencia es justísima porque no se les cedió en su día la tierra para hacer con ella lo que quisieran. La basura sigue llegando, a veces huele fatal en el pueblo y no nos olvidemos de los problemas sanitarios que pueden ocasionar con los lixiviados que se filtran. El tema de las basuras es algo muy serio y debería haber medidas que impidan situaciones como estas. Me alegro en el alma y hay que recordar también lo importante que han sido los vecinos, a través de la plataforma Funes sin Basuras”.

Eduardo Osés, miembro de esta entidad, reconocía que todo ha ido muy rápido y que apenas han tenido tiempo de juntarse. Sin embargo, y a pesar de que cree que el hecho de alzar la voz al unísono ha hecho que lleguen muchos menos camiones a la localidad, aseguraba que “es una buena noticia, un paso más, pero hay que ir con cautela y precaución hasta el final”.

Herramientas de Contenido