Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Opinión

La restauración de ‘Dorrea’

Por Pedro Esarte Muniain - Sábado, 11 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

l a hoy casa-palacio llamada Dorrea (la Torre) de Irurita es la auténtica casa de Jauregizar. El cambio de su nombre se debió a premisas ajenas que voy a explicar. La casa de Arraioz de Martín de Ursua en el siglo XVI, dio en llamarse posteriormente con el mismo nombre de Jauregizarrea, por lo que se produjo un pleito sobre el derecho al citado nombre que fue ganado por los dueños de la casa de Irurita.

La respuesta del monarca fue otorgar al descendiente del Ursua el título de marqués de Jauregizar, mantenido hoy por razones costumbristas que lleva a dar un mayor valor a las titulaciones que a la realidad de los hechos. Es una ironía también que se nomine Dorrea en razón de ser una Torre reseñable como defensiva, razón por la que fue motxada, y la llamada Restauración actual la convierta en una casa achatada, dada la amplitud de la misma y la corta altura que quedó tras ser rebajada su altura durante la conquista de Navarra, hecho que no se repara en el proyecto actual.

Con una palomera superior, reforma que también se desdice con su referencia histórica, está siendo cubierta por una capa de cal, dando una figura de edificio reciente que nada tiene que ver con su realidad original. Basta una mirada al transcurrir de los tiempos para saber que toda una vida en la Edad Media no daba para construir una casa de piedra, a quien no tuviera una posición económica elevada. He ahí pues el valor de la citada casa-palacio de Jauregizar de Irurita, cuando existen datos del citado señorío desde el siglo XI.

Parece ser que el arquitecto o responsable de la citada reforma ha dado diferentes razones para justificar la cal que se está añadiendo, entre las piedras de sillería la pobreza de sus dueños y la razón de la cal para evitar las humedades, entre otras hipótesis faltas de razones. Los señores de dicha casa fueron señores de Baztán desde el siglo XI, como es fácil de verificar ya desde las mismas enciclopedias. En cuanto a que los edificios se cubrían de cal para evitar las humedades, carecen de fundamento en casas de piedra de sillería, pues esta se exhibía a modo de orgullo.

Hay que tener en cuenta que todavía en el siglo XVI, se construían casas de madera y que los “maestros” que las proyectaban, las dividían en casas de 4 y 6 pilares. La construcción de casas con base en la piedra de sillería se vulgarizó sobre todo a partir del siglo XVII, hecho totalmente comprobable y debido al cambio de forma de vida por la que se fue generalizando el trabajo para terceros y en el cambio de las formas de vida que fueron dándose.

Basta con comprobar con qué orgullo citaban los dueños de las casas cuando éstas eran de piedra al nominaras como Arrietxea(s). Y así tenemos que en Baztan hay múltiples casas llamadas Arretxea en sus diferentes pueblos: Elizondo, Amaiur, Lekaroz, etc, Y es que la elegancia de la piedra exterior podía ser mantenida, mientras el blanqueo de la cal se producía en el interior de las casas. Las muestras que dice haberse encontrado de cal en las paredes de la casa (cuya oriundez no se ha determinado) podrían ser muy posteriores (y para remiendos), ya que cuando sí hubo una fiebre de blanquear las casas fue ya en los siglos XIX y XX, y a partir de ahí se volvió a valorar la piedra. Hay que tener en cuenta que la Torre quedó tan destruida que durante muchas décadas de tiempo, la familia hubo de habitar la borda que figura al lado de dicha casa.

Por tanto resulta fuera de lugar y hasta ofensivo, la reparación de la casa Jauregizar, que habiendo sido una torre amplia de base, que da en la forma actual como una casa achatada y además con una palomera superior, que nada tienen que ver con su construcción inicial, su objetivo y la representación histórica que debiera ser mantenida y objeto de valoración histórica, ya que dicho palacio fue motxado por defender la independencia de Navarra frente a las topas de Castilla y del emperador alemán Carlos V de Alemania.

Herramientas de Contenido