Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Hegemones

Divorcio

Por Miguel Turullols - Domingo, 12 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

¡Qué bonito es el amor! Qué bonito cuando todo es novedoso y sorprendente. Y qué decir si, encima, posee cierto aire clandestino. Pero, por desgracia, todo tiene un fin. El amor pasa a una fase más formal y surgen los problemas. Que se lo digan a Putin y a Trump.

Qué románticos fueron sus inicios. Al uno le atraía la hombría del otro, cómo manejaba con mano de hierro su país. Al otro le atraía el sentido del humor y que, en el fondo, se sabía admirado por su pareja.

Así se desarrolló la etapa más rosa de esta divina pareja. Uno acosaba a los enemigos de su amado. Desprestigio va, ciberataque viene, esa mala pécora de Clinton quería oponerse entre los dos y no se lo iban a consentir.

Pero cuando su noviazgo se oficializó, a las familias no les gustó. Mira que este es un dictador, mira que dirige al gran enemigo del país… A las críticas familiares les siguieron problemas con los hijos. Putin y Trump no se ponían de acuerdo sobre la patria potestad de Siria, ni coincidían en cómo aleccionar a su hijo adolescente más rebelde, Kim jong-Un.

También han tenido problemas con la separación de bienes. Putin quería separar Donbáss de Ucrania y convertir Crimea en su nueva residencia de verano. A Trump no le parecía bien y se compró, a modo de despecho, un nuevo juego de misiles continentales que se los restregó en toda la cara a su amorcito instalándolos en Europa.

Molesto por tanta presunción, Putin decidió crear cizaña entre los amigos de Trump, con una nueva ronda de ciberconfusión y haciendo la pelota más que nunca a Arabia Saudí y Turquía… A la vez que impulsaba su relación con los enemigos de su pareja, como Irán.

El amor parece ya perdido. La pareja ha llegado al punto de querer evitarse. Este fin de semana sus apretadas agendas coincidían en una cumbre regional en Vietnam. Y ni aún así han querido juntarse y tratar de avivar las llamas de su amor maltrecho. Triste día para el corazón internacional.