Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Empiezan a multar las dos cámaras que controlan en la AP-68 el uso del cinturón

Están situadas en los kilómetros 218 sentido Norte y y 220 sentido Sur, a la altura de Murchante

Domingo, 12 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Pamplona- Los conductores que desde ayer circulen sin cinturón de seguridad por la AP-68 y sean captados por alguna de las dos primeras cámaras que la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene instaladas para controlar el uso de ese dispositivo recibirán en su domicilio la correspondiente denuncia.

Se trata de dos de las 50 cámaras que desde ayer han comenzado a multar en todo el Estado. Son las primeras en entrar en acción, ya que progresivamente se pondrán en funcionamiento el resto hasta un total de 227 repartidas por todo el país.

Ambos dispositivos están ubicados en la autopista Vasco-Aragonesa en el término municipal de Murchante. En concreto, una se sitúa en el punto kilométrico 218,20 dirección Norte y en el 220,75 dirección Sur. En un comunicado, la DGT señala que durante dos meses los infractores únicamente habían estado recibiendo una carta informativa, aunque sin ser multados. Tráfico ha enviado ya 331 cartas informativas a aquellos conductores que han sido captados sin cinturón por alguna de estas 50 cámaras.

Según explicó al DGT, las imágenes captadas por las cámaras están sometidas a un “severo control de calidad” y son enviadas cada día al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas, donde un softwarediseñado específicamente para ello revisa las fotografías, monitorizando automáticamente, mediante técnicas de visión artificial, el uso del cinturón de seguridad por parte del conductor.

El propio software descartará aquellas fotografías en las que detecte que el conductor sí hace uso de ese elemento. Las imágenes en las que no identifica el cinturón de seguridad pasan a ser revisadas manualmente por dos operadores, que descartan todas aquellas fotografías sobre las que pudiera existir alguna duda sobre el uso de dicho dispositivo.

Después del visionado manual que se realiza en el Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas, la imagen es enviada a la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente, donde se vuelve a comprobar manualmente para iniciar después el correspondiente procedimiento sancionador. El titular del vehículo recibirá en su domicilio un requerimiento para que identifique al conductor que aparece en las fotografías que se le adjuntan. Si en la fotografía aparece un copiloto, se procede a pixelar la cara del mismo, de modo que dicha persona no sea identificada. Una vez identificado el conductor, se enviará la denuncia, que supone una multa económica de 200 euros y la detracción de 3 puntos. En caso de que el titular no identifique a la persona que conduce, se generará un nuevo expediente sancionador por no identificar al conductor. - L.H.