Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

Garnier no tiene monolito

Por Félix Monreal - Lunes, 13 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El espacio por donde planea para tomar tierra el Airbus A319 de Lufthansa que hace ya una semana enlaza Pamplona con Fráncfort y desde allí con el resto del mundo, esa autopista con calles etéreas que maneja con destreza la torre de control, era hace poco más de un siglo un terreno inhóspito y solo atractivo para dos o tres aventureros. Uno de ellos, el francés afincado en San Sebastián Leonce Garnier, fue el primero en desafiar las leyes de la física y hacer volar su endeble y delicado monoplano Bleriot durante unos cientos de metros por el Soto de Santa Elena que se extendía entre Esquíroz y Noáin. Es el primer vuelo registrado en Navarra y el tercero en el Estado: ocurrió el 15 de abril de 1910. La actual pista de aterrizaje cruza esa misma extensión entre los dos pueblos colindantes. Por ahí maniobraron también otros pioneros del aire como Vedrines, Loygorri o madame Briancourt. La aviación, sus inicios y primer desarrollo, sus divulgadores, los navarros que la apoyaron (como el inventor Lucio Arrieta, el político Martín Aldaz o el inquieto vecino de Noáin Braulio Cascante) hablan del interés e involucración en uno de los inventos más importantes y con más impacto en la vida de las personas durante el pasado siglo XX. De todo ello queda un aeropuerto, ahora con destino internacional, pero nada que recuerde a sus pioneros. Ahora que el Ayuntamiento de Noáin-Valle de Elorz ha erigido un monolito en memoria de su hijo Xavier Mina, todavía tiene pendiente el recordar a Garnier y a quienes, a su impulso, pusieron al municipio en los mapas de navegación aérea mucho antes de que Lufthansa tomara tierra aquí.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia