Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Barkos plantea una "relación asimétrica" Estado-Catalunya basada en un pacto entre autonomías

Propone como solución a la situación el modelo de convivencia que ofrece Navarra - Destaca que "una parte importante" de los catalanes consideran presos políticos a los líderes independentistas en prisión

D.N. - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 10:08h

La Presidenta Barkos, en su intervención.

La Presidenta Barkos, en su intervención. (NAVARRA.ES)

Galería Noticia

PAMPLONA. La presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, Uxue Barkos, ha abogado este martes por responder a la cuestión de Catalunya estableciendo un modelo de "relación asimétrica" en el Estado basado en un pacto con las comunidades en el que estas actuarían con "responsabilidad" y que no supondría concesiones "arbitrarias".

En un desayuno informativo de Europa Press, Barkos se ha referido a la cuestión de Catalunya y ha afirmado que el Estado español vive "sus días más críticos" en una situación a la que, a su juicio, se ha llegado por "falta de política y de diálogo".

Así las cosas, ha hecho una propuesta que considera que no mermaría las "aspiraciones legítimas" de cada una de las partes y que ha descrito como "un modelo de relación asimétrica basado en el Estado basado en el pacto con  aquellas comunidades que asuman la responsabilidad que supone el ejercicio de los derechos".

"No hablo de una concesión graciosa o arbitraria, sino del reparto de responsabilidades y del ejercicio de derechos reconocidos", ha añadido, explicando que no se trata de reconocer "derechos diferentes" a los ciudadanos según dónde vivan.

Para ejemplificar esta idea, ha señalado que las comunidades forales, Navarra y CAV, que tienen sistemas fiscales propios, han "cumplido con sus responsabilidades incluso en momentos de desacuerdo" con el Gobierno central.

Ante la tensión por el problema en Catalunya, la presidenta del Gobierno navarro ha advertido de que "en esta pugna nadie va a ganar", ha rechazado "enfrentamientos y medidas de fuerza" y ha apostado por instalar "la política del diálogo".

"Todos vamos a perder si no somos capaces de alcanzar acuerdos que nos permitan garantizar el progreso de la sociedad", y eso debe hacerse "sin el rechazo y, mucho menos, la coacción a ninguna posición política democrática", ha declarado Barkos.

UN REFERÉNDUM HABRÍA EVITADO EL 155 Sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy para intervenir la autonomía catalana, Barkos ha dicho que es "la expresión del fracaso" y lo ha enmarcado en un "proceso recentralizador profundo".

En este sentido, ha alertado de la "facilidad o fragilidad con la que se está actuando con respecto a algunos elementos sustanciales del modelo del 78", el que instauró la Transición, y ha recordado que ella misma pudo haber sido imputada por rebeldía por no facilitar una documentación que el Tribunal de Cuentas le exigía sobre las cuentas de Navarra.

En su opinión, la activación del artículo 155 "se podría haber evitado" con la aplicación del artículo 92 de la Carta Magna, que prevé que las decisiones políticas de especial trascendencia puedan ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos.

Según el propio Tribunal Constitucional, un referéndum sobre la independencia de Catalunya tendría "perfecto encaje en la Constitución", ha asegurado Barkos, cuya intervención ha sido seguida por su consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, por los portavoces del PNV en el Congreso y el Senado, Aitor Esteban y Jokin Bildarratz, el secretario tercero de la Cámara Baja, Marcelo Expósito, y el presidente del ICO, Pablo Zalba (PP).

A la pregunta de si considera que hoy en España hay presos políticos --por los exconsejeros de la Generalitat y diputados del Parlament en prisión preventiva--, Barkos se ha negado a hacer una valoración, aunque se ha preguntado si en este caso se ha aplicado la ley con "proporcionalidad".

"Pero una parte importante de la sociedad catalana entiende que lo son", ha agregado, si bien ha tachado de "reduccionista" el debate sobre si se trata o no de presos políticos.

PUIGDEMONT NO HA "HUIDO" A BRUSELAS
La presidenta del Gobierno navarro también se ha pronunciado sobre el traslado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont a Bruselas junto a varios de sus exconsellers, que no considera como una "huida". "Entiendo que es una estrategia de defensa de la dignidad de la Generalitat", ha manifestado.

En cuanto a la salida de cientos de empresas de Catalunya en el contexto del proceso independentista, ha indicado que, según algunos medios, el Gobierno central presionó a algunas para que trasladaran su sede social a otros lugares. Considera que si eso es cierto, sería "la más torpe de las políticas" para intentar seducir a los independentistas catalanes.

Barkos ha resaltado tres puntos de inflexión que, a su modo de ver, suponen una "oportunidad" de cara a las próximas elecciones catalanas, y que son la alusión de Puigdemont a vías distintas de la independencia, el reconocimiento de ERC de que no estaban preparados para llevarla a la práctica y la participación de la CUP en esos comicios.

UNIÓN EN TORNO AL CONCEPTO DE CIUDADANÍA Para la presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, la fractura actual se podría empezar a resolver aceptando "todas las posiciones políticas" existentes, también las de quienes aspiran a separarse de España, y reuniendo a todos en torno al "concepto de ciudadanía".

"Un nacionalista español puede convivir perfectamente con un ciudadano español nacionalista o independentista catalán", ha defendido, apelando a los intereses y anhelos comunes para, a partir de ahí, buscar un encaje.

Por otro lado, Barkos se ha referido a la disposición transitoria cuarta de la Constitución, que prevé el mecanismo de anexión de Navarra al País Vasco si así lo demanda su Parlamento, y ha rechazado la propuesta del PP y de UPN de eliminar esa posibilidad cuando se reforme la Carta Magna.

"En el 78 no nos asustaba lo que, por lo visto, hoy da mucho miedo", ha comentado, señalando que en 40 años nadie ha visto la necesidad de activar esa opción pero justificando su vigencia en la "realidad política muy plural" de Navarra.

Por último, ha expresado su deseo de que cuando se reforme el Tratado de la Unión Europea, el Comité de las Regiones aumente su peso entre las instituciones comunitarias y así pueda "dar cauce a reivindicaciones legítimas" de diferentes pueblos europeos.

Sería, a su juicio, "una oportunidad de responder en positivo y con acción política al debate en torno a las nacionalidades dentro de los Estados miembros" y favorecería el "reforzamiento político de la Unión, superando la rigidez estatalista".

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia