El Ayuntamiento estudia extender la zona azul a Rochapea y San Jorge

En el caso de la Rochapea, Dornier debe analizar si se aplica en todo el barrio o solo en la zona cercana al Casco Viejo
Para San Jorge se estudia una limitación horaria

Kepa García - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Imagen de una de las campas habilitadas en la Rochapea para el aparcamiento libre de vehículos.

Imagen de una de las campas habilitadas en la Rochapea para el aparcamiento libre de vehículos. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Imagen de una de las campas habilitadas en la Rochapea para el aparcamiento libre de vehículos.

PAMPLONA- El Ayuntamiento encargó en septiembre un estudio para la implantación de zonas de estacionamiento regulado (ZER) en la Rochapea y San Jorge ante los problemas de aparcamiento detectados. Dornier es la empresa encargada de elaborar el informe, que estará acabado en unas dos semanas, y contempla parámetros de análisis diferentes para los dos barrios.

En el caso de la Rochapea, el estudio está analizando dos posibilidades: la opción de implantar la ZER en todo el barrio, incorporando zonas naranjas en los espacios comerciales;y la opción de establecer las restricciones en la zona más cercana al Casco Viejo, desde Marcelo Celayeta, también con zonas naranjas para el comercio.

Para San Jorge, el estudio contempla la posibilidad de, en lugar de convertir el barrio en zona ZER todo el día, que sea zona sin regular;y que entre las 14.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y 08.00 horas, sea zona solo para vecinos, tal y como sucede en el término municipal de Barañáin.

El anuncio fue realizado ayer por la nueva concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Itziar Gómez, en la Comisión de Presidencia donde se analizaron los problemas de saturación de aparcamiento que se mantienen en la Rochapea. La representante de Geroa Bai recordó que las quejas sobre la falta de plazas de estacionamiento en el barrio son antiguas, antes de que entraran en vigor las normas de amabilización en el centro, y evitó pronunciarse sobre las posibles soluciones sin conocer los datos del informe que se ha encargado.

En cualquier caso, mencionó que su formación ya planteó en septiembre de 2016 la posibilidad de ampliar la zona azul a la Rochapea como solución a los problemas de aparcamiento que ya entonces estaban detectados.

Lo que no termina de estar claro, y es algo que tendrá que determinar el estudio que el Ayuntamiento ha encargado, es si el plan de amabilización en el centro ha afectado al barrio o si se trata de un factor añadido como consecuencia del llamado efecto frontera que se produce en las zonas colindantes.

Entre los vecinos de la Rochapea, como expusieron la semana pasada en este periódico, las opiniones están divididas con respecto a las posibles medidas. Los hay que consideran que la zona azul sería una solución para los problemas que sufre el vecindario para aparcar, que creen que se ha agravado con las últimas medidas, y los que no lo creen necesario al considerar que lo único que se logrará es trasladar la saturación a otras zonas.

Los residentes de las calles Bernardino Tirapu, Juslarrocha y Errotazar son claramente partidarios de la implantación de la zona azul, mientras que los vecinos que viven en el entorno de la avenida Marcelo Celayeta no.

En lo que sí coinciden unos y otros es que el volumen de tráfico ha sufrido un aumento considerable en el cruce de Oblatas y, especialmente, por el puente del Vergel en su salida a Labrit-calle Amaya;y que la eliminación de algunos espacios (uno de los solares que era usado como aparcamiento entre las calles Arbizu y Río Arga ha sido vallado para construir viviendas) ha agravado los problemas.

Pese a que se ha habilitado un espacio de aparcamiento nuevo en Trinitarios, algunos vecinos reprueban que uno de los parkings de la zona de barracas esté destinado a residentes del Casco Viejo cuando era una medida provisional mientras se llevaban a cabo las obras del parking de Santo Domingo. “Una vez que se llena el aparcamiento de corralillos hay una ola de coches intentando aparcar hasta prácticamente la avenida de Marcelo Celayeta”, comentó Víctor.

datos zona azulSegún recoge la memoria municipal de 2016, la zona de estacionamiento limitado comprende 21.227 plazas, que se reparten casi a partes iguales entre zona azul (10.463) y zona naranja (10.593);además, 171 corresponden a zona roja. Durante el año pasado, se expidieron 26.830 tarjetas a vecinos residentes y 617 tarjetas de actividad. Por sectores, para residentes en el sector 1 (Casco Viejo) hay 2.008, en el 2 (Ensanche) se expiden 4.816, en el 3 (Milagrosa-Azpilagaña) 3.669, en el 4 (Iturrama) 6.734, en el 5 (Mendebaldea-Ermitagaña-Etxabakoitz Norte) 4.932 y en el 6 (San Juan) 4.671. De las tarjetas de actividad, el sector que mayor número acumula es el sector 4, con 223, seguido del sector 6 con 162 tarjetas y el sector 5, con 158.

Según la estadística de estas zonas de estacionamiento, en el Casco Viejo y Ensanche, el 66,25% del tiempo están ocupadas por residentes, el 25,91% por vehículos que aparcan con ticket y el 17,85% están libres. En el Casco Viejo la ocupación por residentes alcanza el 78,53% de las plazas. La ocupación por parte de los vecinos se reduce en el resto de zonas. Así, en Milagrosa y Azpilagaña (sector 3), el 52,26% están ocupadas por residentes y el 18,67% por vehículos que estacionan con ticket, mientras que entorno al 29% se encuentra libres.

El Post-it

Peor, por la noche. Los vecinos de la Rochapea tienen comprobado que la búsqueda de plazas de aparcamiento se complica por las noches y durante los fines de semana, ya que muchos utilizan esas calles para dejar sus vehículos antes de ir al centro.

los apuntes

21.227 plazas. La zona de estacionamiento limitado comprende 21.227 plazas, que se reparten casi a partes iguales entre zona azul (10.463) y zona naranja (10.593);además, 171 corresponden a zona roja.

Tarjetas a residentes. Durante 2016, se expidieron 26.830 tarjetas a vecinos residentes y también 617 tarjetas de actividad.

Pago por móvil. Los datos de pago del estacionamiento muestran que ya uno de cada cuatro pagos se realizan a través de su teléfono móvil. Siete de cada diez pagan en efectivo y el resto con la tarjeta prepago de Dornier.

la cifra

12,8

12,8 millones de euros recaudó el Ayuntamiento de Pamplona en 2016 por las tasas por estacionamiento de vehículos en las zonas ZER (Estacionamiento Restringido) y ZEL (Estacionamiento Limitado).

Últimas Noticias Multimedia