AMISTOSO | RUSIA 3-3 ESPAÑA

La relajación se paga

AMISTOSO | España se dejó empatar por dos veces en un duelo loco en rusia

Miércoles, 15 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Smolov se impone a Piqué y se lleva el balón.

Smolov se impone a Piqué y se lleva el balón. (ANATOLY MALTSEV)

Galería Noticia

Smolov se impone a Piqué y se lleva el balón.

Rusia 3

España 3

RUSIA Lunev;Zhirkov (Kombárov, min.81), Dzhikiya, Vasin, Kudriashov (Rausch, min.74), Smólnikov (Ignátiev, min.);Kuziáev (Yerokhin, min.62), Glushakov, Alexéi Miranchuk (Antón Miranchuk, min.66), Dzagóev (Kokorin, min.62);y Smólov.

ESPAÑA De Gea;Nacho, Piqué, Ramos (Vitolo, min.57), Jordi Alba (Moreno, min.46);Busquets (Silva, min.57), Thiago (Saúl, min.59), Iniesta (Illarramendi, min.46), Suso (Callejón, min.46);Asensio y Rodrigo.

Goles 0-1, min.9: Alba. 0-2, min.35: Ramos (penalti). 1-2, min.41: Smólov. 2-2, min.50: Alexéi Miranchuk. 2-3, min.53: Ramos (penalti). 3-3, min.70: Smólov.

Árbitro Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Busquets y a Vitolo.

Estadio San Petersburgo Arena ante unos 45.000 espectadores (dos tercios del aforo).

RUSIA- España empató ayer en Rusia pese a haber ido por delante en el marcador durante casi todo el partido, en un duelo loco en el que Sergio Ramos fue el protagonista en la Roja al marcar dos goles desde el punto de penalti.

Si Ramos destacó con España, el jugador del partido fue sin duda el ruso Fiódor Smólov, que marcó también dos goles, pero en jugada y ambos de bellísima factura.

Se esperaba más de España, aunque fuera un amistoso, especialmente después de meterle cinco goles a Costa Rica, pero entre la relajación española y la furia local el partido fue una auténtica ruleta rusa.

Salieron más fuertes los rusos, pero en la primera jugada con criterio de España, el balón llegó a la banda izquierda, donde Asensio se sacó de la chistera un centro medido a la cabeza de Alba que se encontraba sorprendentemente libre de marca.

A partir de entonces, España se hizo con el control del balón y no lo soltó hasta el descanso. Por si fuera poco, los rusos se metieron ellos mismos el segundo gol con una mano voluntaria de Kuziáev al borde del área grande que el árbitro no dudó en señalar penalti que transformó Ramos.

Pero en un despiste español, Smólov marcó tras recortar a Piqué y soltar un latigazo con la zurda ante el que nada puso hacer De Gea.

Ante la alta presión rusa, Lopetegui decidió sacar a Illarramendi, mucho más preparado para un partido físico que Iniesta.

Con todo, los rusos volvieron a castigar la relajación de la zaga española y tras un rebote afortunado a pase de Zhirkov, Miranchuk marcó en un disparo a bocajarro.

Pero los rusos volvieron a dispararse en el pie al cometer un penalti innecesario sobre Ramos, que pareció más un forcejeo, y que volvió a transformar el futbolista del Real Madrid.

Poco después, en otro error de control de España, en este caso de Asensio, los rusos se plantaron en el borde del área española y de nuevo Smólov superó a De Gea con un fenomenal disparo. - Efe