Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Barkos relata en Madrid los avances del cambio y exige al PP lealtad y un trato entre iguales

Anuncia que Navarra trabajará para tener “el mayor nivel competencial” en Bruselas a través del Comité de las Regiones

Lamenta que el Estado haya sido sinónimo de “inestabilidad” política

Andoni Irisarri - Miércoles, 15 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Uxue Barkos, en el hotel Villa Magna de Madrid.

Uxue Barkos, en el hotel Villa Magna de Madrid. (EUROPA PRESS)

Galería Noticia

“Las relaciones con los socios se irán acidulando hasta 2019; 2018, con Presupuestos, será un año de gestión y luego se prepararán las elecciones” “Impulsar las regiones en la UE es una ocasión para responder en positivo al debate de las nacionalidades dentro de los Estados” “Nacionalistas españoles y catalanes pueden convivir: busquemos la vía de los intereses comunes” “Quiero pensar que la palabra dada por Montoro va a evitar que las cuentas de Navarra sigan penalizadas” “El rechazo a la Ley de Policías es un error y provocará un repliegue en los servicios que presta la Policía Foral” “Lo que no se puede firmar es un acuerdo para hacer un tren desde Castejón a Campanas, que es lo que se ofreció”

madrid - La última vez que Uxue Barkos participó como presidenta en los desayunos informativos de Europa Press fue el 20 de octubre de 2015. El Gobierno del cambio se presentaba en Madrid sin cumplir siquiera 100 días de mandato y con un acuerdo programático casi inexplorado. Han pasado sólo dos años, pero la Navarra que aquel día defendió Barkos es bastante diferente a la que ayer pudo ofrecer en la sala presidencial del hotel Villa Magna, en pleno Paseo de la Castellana, donde la presidenta volvió a participar en el acto organizado por la agencia informativa.

Por aquel entonces, Navarra estrenaba nueva situación política tras un vuelco histórico en las urnas y aspiraba a revertir recortes, reducir el paro y oxigenar la vida política tras décadas de gobiernos de UPN. Pero cumplido el ecuador de la actual legislatura, Navarra ha pasado de acumular aspiraciones a constatar realidades. Barkos no habló en Madrid de lo que hay que hacer, sino de lo que ya se ha hecho. Y eso supone hablar de una comunidad solvente; cuya economía crece por encima de la del Estado (3,2% al año); que vive el periodo político más estable desde el inicio de la crisis, que tiene la menor tasa de paro del país (10,55%); y que ha conseguido dar con la fórmula que permite recuperar la inversión social y cumplir las exigencias financieras de Madrid y Bruselas.

Todo eso ofreció ayer Barkos. Y sólo una cosa pidió a cambio al Gobierno del PP: respeto del autogobierno, lealtad institucional y trato de igualdad. Tres componentes cruciales para, de aquí al final de legislatura, abordar los retos en infraestructuras, innovación o encaje europeo; profundizar en el Amejoramiento; y lo más importante, cerrar de una vez por todas la negociación de un Convenio al que sólo le falta “la rúbrica”, y cuyos retrasos provocados por el Estado perjudican a Navarra. Barkos, como ya hiciera en el discurso de ecuador de la legislatura, cedió varios minutos a la exposición de datos como mejor indicativo de gestión. Además de las cifras de crecimiento económico y tasa de paro, celebró la calificación crediticia A conseguida por Navarra, que sitúa a la comunidad dos peldaños por encima del propio Estado, y cifró en 644 las nuevas empresas creadas (por 62 cerradas) en Navarra en los dos últimos años. Todo eso permite la consolidación de lo que denominó “infraestructura social”: la inversión en Sanidad (que ha pasado en los dos últimos Presupuestos, por primera vez, de los 1.000 millones), Educación y dependencia (que ahora atiende a un 41% más de población, además de haber equiparado 22.000 pensiones al SMI) que desde 2015 ha aumentado en un 25%.

sin voluntad en el estado Logros que se han alcanzado sin que por parte del Estado haya habido una interlocución fluida al nivel que le hubiese gustado a Navarra. Primero por interinidad y luego, quizá, por voluntad. “Navarra ha ofrecido a Madrid en todo este tiempo estabilidad política y capacidad de negociación, y Madrid ha devuelto inestabilidad e incapacidad de acuerdo”, lamentó Barkos. Eso ha tenido su máximo exponente en el Convenio Económico. Vencido desde finales de 2014, la falta de actualización de la cantidad que abona Navarra al Estado por las competencias no transferidas ha sufrido un encarecimiento “que ha perjudicado a Navarra”. Por eso, Barkos aprovechó la ocasión para enviar un mensaje al Gobierno de España. “Quiero decir que no hay ejercicio de una realidad como la del Convenio si no se ejerce con responsabilidad, sabiendo que es un acuerdo en términos de igualdad de dos administraciones con el mismo grado de responsabilidad en la gestión de los fondos públicos”, precisó.

navarra y el papel en la ue Pero mientras se resuelve una cuestión nuclear, el Gobierno no ha dejado de hacer cosas. La última, conseguir una conexión aérea permanente desde el aeropuerto de Noáin con el hub internacional de Fráncfort, que va en la línea de la proyección europea que el actual Ejecutivo quiere darle a Navarra. Y aprovechando que los tratados comunitarios van a tener que ser revisados tras el brexit, Barkos propuso remozar el Comité de las Regiones en el que desde marzo participa Navarra junto con la CAV y Aquitania, formando un ente comunitario de unos nueve millones de personas. “Ahora es un mero órgano consultivo, podría, si se le confieren competencias, completar el mapa institucional europeo”, abogó Barkos, quien cree que esta plataforma podría conformar, junto con el Consejo de Estados, una suerte de órgano supervisor de la actividad comunitaria. “Me parece, además, una magnífica oportunidad de responder en positivo al debate en torno a las nacionalidades dentro de los Estados, y superar esa rigidez estatista que tan pocos beneficios ciertos ha dado a la ciudadanía europea”. En ese sentido, adelantó que el Gobierno foral “llevará a cabo toda la acción política necesaria para estar presente en dicho debate de la reforma de las instituciones europeas que haga posible que Navarra ejerza el máximo nivel competencial ante Bruselas”. De esta manera se podrían abordar los cuatro objetivos que Barkos considera tienen todos los actores europeos: alternancia de creación de empleo y recuperación salarial, automatización, recuperación del talento huido y al que “no se está haciendo un hueco” y reivindicación de la política fiscal como eje para el sostenimiento de los servicios públicos.

algunas cifras

3,2%

crecimiento económico

Barkos destacó que Navarra se posiciona como la comunidad más solvente, al crecer al 3,2% y con una tasa de temporalidad cuatro puntos menor que en el Estado.



22.000

pensiones equiparadas al smi

La presidenta resaltó algunas de las medidas que componen la “gran infraestructura social” de Navarra. Entre ellas, la equiparación de 22.000 pensiones al SMI.



40%

incremento en dependencia

También en materia social, Barkos subrayó el incremento del 40,9% de las personas atendidas en dependencia.

asistentes

zalba, el único del gobierno del pp

Más de un centenar. Tan significativa suele ser la lista de asistentes como la de ausentes. Por de pronto, el único representante del Gobierno del PP fue Pablo Zalba, expresidente de la gestora del partido en Navarra y actual director del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Al margen de la comitiva llegada desde Pamplona (y que incluyó a los parlamentarios forales Unai Hualde, Koldo Martínez, la consejera Ana Ollo, la concejala de Pamplona Itziar Gómez y el director de comunicación del Gobierno, Pello Pellejero), asistió el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, así como el senador jeltzale Jokin Bildarratz. El secretario tercero del Congreso y miembro de En Comú Podem, Marcelo Expósito, sustituyó a Ramón Espinar. Y también acudió una pequeña delegación de representantes navarros en las Cortes. Jesús Mari Fernández, diputado del PSN, asistió junto con la senadora autonómica de Podemos Idoia Villanueva, y la senadora Cristina Sanz (PP), que fue la primera en llegar.

Herramientas de Contenido