Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“Mi método es la pasión”

COLOQUIO| Carmelo Ezpeleta, organizador del Mundial de Velocidad, dio una charla ayer en el CEN en la jornada de ‘la industria del entretenimiento como motor económico’

Mikel Pérez | Oscar Montero - Jueves, 16 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Carmelo Ezpeleta, durante la charla.

Carmelo Ezpeleta, durante la charla. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

  • Carmelo Ezpeleta, durante la charla.

“Los momentos más duros que he vivido han sido los accidentes, te planteas muchas cosas” “El circuito de Navarra es óptimo, pero necesita ayuda pública si quiere albergar algo importante”

PAMPLONA- Carmelo Ezpeleta, barcelonés de origen navarro y patrón del Mundial de Velocidad (es consejero delegado de Dorna, la empresa que lo organiza), asistió ayer a la jornada La industria del entretenimiento como motor económico que se celebró en la Confederación de Empresas de Navarra (CEN) en Pamplona.

Como los circuitos del campeonato del Mundial, la vida de Carmelo Ezpeleta Peidro (Barcelona, 1946) ha tenido muchas curvas. Es uno de los hombres más influyentes dentro del mundo de las dos ruedas, quizá no sea la cara más visible, pero nadie mueve un dedo dentro de este gigante mediático sin que él se entere. Lleva desde 1991 como CEO de Dorna. En todo este tiempo, el Mundial ha cambiado drásticamente de modelo de negocio, en gran parte gracias al mérito de este hombre.

El amor de Carmelo hacia el motor comienza desde muy pequeño. “Desde que tenía uso de razón me ha gustado mucho todo lo que tiene que ver con el motor”. Empezó a competir con una moto, pero cuando tuvo la oportunidad, pasó a los coches. No tuvo una carrera exitosa como piloto, “en aquella época era muy difícil triunfar en las carreras”. Pero el destino tenía guardado para él otra carrera bastante alejada de los circuitos, en este caso en los frontones: “Un amigo me contó que le daban 15 días de fiesta porque se iba a un campeonato de no sé qué deporte..”, y así empezó su carrera en la cesta punta. “Nunca había oído hablar de aquél deporte, pero dije, si me puedo perder unos días de clase por jugar a esto, bienvenido sea”. Y no le fue nada mal, ganó varios campeonatos con su equipo de Barcelona, entre otros muchos torneos. “El haber jugado a cesta punta ha sido la clave de mi éxito con Dorna, entendí que lo importante es el deportista, hay que conocerlo de verdad”.

Pero como se suele decir, el primer amor es el verdadero, y el de Carmelo era el motor. Recorrió media España en busca de financiación para poder montar un circuito, “Nos dijeron que si queríamos montar un circuito, consiguiéramos 9 millones de pesetas, me recorrí medio país, pero al final de poco en poco lo conseguimos, creo que es lo más difícil que he hecho en la vida”. Y así arrancó la prolífica carrera de Carmelo como gestor de entretenimiento, a pesar de que él se defina únicamente como “alguien que ofrece la posibilidad de ver las carreras en televisión”. Así nació el circuito de Calafat en Barcelona, un circuito de referencia en aquella época para todo aquél que quisiera soñar con emular a las grandes leyendas del motor. Allí entre otros nacieron las leyendas de Sito Pons, Aspar o Ricardo Tormo.

Tras la buena gestión de este circuito, acudió al rescate de otro, quizá no nos diría nada el nombre de El Jarama sino fuera por él. “Me llamaron desde el circuito madrileño para ayudarles, era una época muy difícil para el automovilismo y el motociclismo, pero logramos sacarlo a flote”. Tras 10 años en el famoso circuito matritense, se construyó el que para muchos es la catedral del motor en España, el circuito de Montmeló. Fue entonces cuando se empezaba a avistar el mundo del entretenimiento como un negocio, o mejor dicho, cuando él supo ver mejor que nadie que aquello podía llegar a ser parte del showbussines. “Sacaron a subasta los derechos televisivos del Mundial de Motociclismo, nosotros presentamos una oferta pero no fue suficiente, llegó una empresa llamada Dorna y se lo llevó”. Esta empresa española tenía detrás a Banesto, era dueña de, entre otras cosas, los derechos televisivos de la Liga Profesional de Fútbol. “No tenían ni idea de lo que habían comprado, me llamaron y tras un tiempo asesorándoles, me ofrecieron ser parte de su plantilla”. Tras unas cuantas idas y venidas empresariales, compras, ventas y demás, Dorna pasó a ser parte de dos importantes fondos de inversión. “Hemos pasado momentos duros, momentos en los que no sabíamos si esto iba a funcionar, pero al final, si hemos salido a flote ha sido por la pasión”.

El Mundial de Motociclismo en España comenzó emitiéndose en la televisión pública hasta llegar a la televisión de pago. “El que hoy en día las carreras se emitan en un canal de pago ha sido positivo, la gente se queja, pero vale 10 euros al mes, cada gran premio te cuesta 2 euros, ¿cuánto cuesta un café?, no es gratis”. El fútbol ahora mismo es todo de pago, no creo que haya bajado la popularidad del fútbol, tampoco la de las motos”.

Respecto a la situación actual del Mundial, Carmelo señaló que: “Yo digo que los circuitos están hechos para las motos, hay muchos adelantamientos, son los goles de este deporte”. Dejó claro que para él, “lo principal es siempre el espectáculo, obviamente también la seguridad”. “Intentamos que sea lo más igualado posible, sólo hay que ver los pilotos diferentes que ganaron una carrera en el Mundial pasado”.

También tuvo un momento de recuerdo hacia los momentos más duros que ha vivido él en el motociclismo, “las situaciones más complicadas han sido los accidentes, el objetivo es hacer cada vez los circuitos más seguros”.

Como buen aficionado a la pelota, Carmelo fue preguntado por la posibilidad de plantear un modelo semejante en la pelota vasca: “El problema de la pelota es que ha vivido mucho tiempo de las apuestas, y ya no se apuesta del mismo modo que antes”

También tuvo palabras para el circuito de Navarra: “Es un circuito óptimo, pero necesita ayuda pública si quiere albergar una prueba importante”.

Para finalizar, destacó lo bien que se siente cada vez que viene por esta tierra. “Será por mi origen navarro, estoy muy orgulloso de ello”.

Herramientas de Contenido