Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

¿Tren social?

Por Jesús M. Zúñiga Robles - Jueves, 16 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Diversas organizaciones contrarias a la construcción de la línea de alta velocidad en Navarra, AVE o TAP, que tanto monta, insisten continuamente para intentar que la ciudadanía se adhiera a sus postulados. Y la mayoría de las veces con razonamientos absurdos, totalmente fuera de la realidad. Cuando no con verdaderas falacias al estilo, en otro tema, del independentismo catalán. Pero está comprobado que, a fuerza de repetirlas, hay muchos que se dejan manipular y terminan por creérselas. El populismo, que tan de moda está ahora en nuestro país, sabe mucho de esto.

Ha caído en mis manos un folleto editado por Iniciativa por el Tren (más bien debiera llamarseIniciativa contra el Tren...) que contiene unos cuantos de estos razonamientos o conclusiones inexactas, que voy a permitirme analizar citando sus enumerados:

1) “Un enorme gasto continuo”. “La línea navarra no tendría suficientes viajeros”.

Esta línea no es un corredor para atender viajeros exclusivamente navarros, que también, sino que forma parte de dos importantes corredores transversales que unen el Mediterráneo con el Cantábrico, desde Valencia o Barcelona hasta las comunidades del Norte, País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia, pasando por Navarra. Y no olvidemos que se financia y se mantiene por organismos del Estado.

2) “Elitista”.

Otra falsedad. La utilización de los trenes AVE aumenta año a año, y sus viajeros, entre los que me encuentro, no son en absoluto millonarios sino gente del pueblo (por utilizar una expresión tan manoseada por los populistas).

3) “ Los trenes AVE no pararán en ningún pueblo”.

Falso. Si se diseña y gestiona correctamente, la línea puede tener paradas en Tafalla y Tudela, que no se necesitan más dado el volumen poblacional de la Comunidad Foral. Y la línea actual no desaparece, seguirá siendo usada por regionales, como también ocurre en otros lugares. Y muchos pueblos, con un pequeño desplazamiento, tendrían a su alcance los trayectos rápidos.

4) “Sin estudios”. ¿Mercancías?

Falso. Está perfectamente estudiado, incluso por el actual Gobierno de Navarra, y las conclusiones manifestadas por el consejero Manu Ayerdi, con las que estoy plenamente de acuerdo, así lo demuestran. Y servirá también para mercancías, como ya lo hace una parte de la línea AVE entre Barcelona y Figueras, y como lo hará la “Y” vasca.

5) “Hay alternativas”. “Modernizar la línea actual, con mucho menos gasto se podría desdoblar, instalando un tercer hilo de ancho europeo”.

La línea actual está diseñada en el siglo XIX, con gran número de curvas, rodeos y pendientes que no permiten una velocidad aceptable para los nuevos trenes

Esto es desconocer de qué estamos hablando. El problema de la actual línea no es que sea única, que también, sino que está diseñada en el siglo XIX, con un gran número de curvas, rodeos y pendientes que no permiten una velocidad aceptable para los nuevos trenes.

Por ejemplo, los Alvia a Barcelona o Madrid, que en la línea AVE desarrollan 250 Kms./hora, entre Castejón y Zaragoza, con mayores rectas y vía doble no sobrepasan los 140, y entre Castejón y Alsasua raramente van a más de 100.

Otro ejemplo: el Alvia Barcelona-Galicia pasante por Pamplona tarda entre Barcelona y Pamplona (aproximadamente la mitad de su recorrido y utilizando la línea AVE entre Barcelona y Zaragoza) 3h. 45m, mientras que entre Pamplona y La Coruña (con tramos diversos en que hay vías dobles y únicas) tarda ¡nada menos que 9h. 15m.!

Y en cuanto al tercer hilo, es una solución provisional que además está dando algunos problemas técnicos y de explotación en algunos tramos en que se está implantando, como entre Valencia y Castellón del Corredor Mediterráneo. Además, las directrices de la Unión Europea son tendentes a unificar, antes o después, el ancho europeo y otros parámetros de las líneas ferroviarias de todo el continente.

Y 6) “Tren Social”.

¿Qué quieren decir quienes tanto utilizan esta denominación? ¿Acaso entienden por tren social que los viajeros de Noáin se desplacen a su estación de ferrocarril en las afueras del pueblo para acudir a Pamplona, apeándose en la Rochapea, lejos del centro? Me parece que les resulta mucho más social utilizar la línea 16 de autobuses comarcales, de centro a centro.

Y los de Berriozar, ¿les ponemos un apeadero para ir hasta la Rochapea?

Y los de Campanas, Barásoain, Olite, que raramente usan el tren pues el servicio de autobuses es mucho más lógico y fácil. Y lo mismo los de la Sakana.

Dejémonos de tonterías, en la actual línea hay recorridos de media distancia y regionales entre Zaragoza y Burgos que dan un servicio aceptable a las localidades por las que pasa (Cortes, Ribaforada, Tudela, Castejón con enlace a Logroño, Villafranca, Marcilla, Tafalla, Pamplona, Alsasua, Vitoria, Miranda de Ebro...), y aún así, los trenes van infrautilizados la mayoría de las veces. Únicamente los trenes Alvia (son trenes que circulan en parte por líneas de alta velocidad) a Barcelona y Madrid tienen cada vez más usuarios.

Pero, ¿acaso resulta mejor y más social desplazarse en tren de Pamplona a San Sebastián por la línea actual que hacerlo en autobús? Cuando el AVE por Navarra exista y esté conectado con la “Y” vasca sí será mucho mejor ir en tren no solo a San Sebastián, sino a Bilbao y Vitoria. Y conforme vayan terminándose tramos, ir de Barcelona a La Coruña dejará de costar las 13 horas de la actualidad. Y no seamos aldeanos, el AVE no es solo para Navarra, ya que forma parte de una red integrada que trasciende las fronteras forales. Y es un sistema que no solo contempla entre sus principios la velocidad, sino la regularidad y otras prestaciones que las líneas antiguas no son capaces de ofrecer, por muchas mejoras que se quieran, que tampoco resultan tan baratas.


El autor es funcionario jubilado

Herramientas de Contenido