Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El PP, el primer partido que será juzgado en España por una causa penal

La formación y su actual tesorera se sentarán en el banquillo al considerar el tribunal que hay indicios de que destruyeron los discos duros de Bárcenas para borrar pruebas de la caja B

Igor Santamaría - Jueves, 16 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

pamplona- No es de extrañar que al PP le siente mejor debatir sobre Catalunya que de la corrupción dado que tendrá el deshonor de ser la primera vez que una formación política se siente en el banquillo de los acusados por una causa penal. Ni la retirada de Luis Bárcenas, quien fuera su tesorero, como acusación ni la oposición de la Fiscalía Provincial de Madrid a todos los pasos de la investigación han impedido que la fuerza liderada por Mariano Rajoy esté en el punto de mira judicial por la destrucción en 2013 de los discos duros de los ordenadores que quien manejaba sus cuentas guardaba en la sede de Génova en plena indagación de la Audiencia Nacional sobre la caja B del PP.

La Audiencia Provincial de Madrid ratificó la decisión de la jueza Rosa Freire de procesar al partido conservador;a la actual tesorera de la formación, Carmen Navarro;al abogado Alberto Durán;y al exresponsable informático José Manuel Moreno por delitos de daños informáticos y encubrimiento. La sentencia del tribunal es, desde luego, un triunfo de las acusaciones populares que abandera Izquierda Unida, el Observatori DESC y la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), igualmente personadas en el llamado caso Bárcenas;y que mantuvieron la causa en solitario frente a la postura contraria de la Fiscalía de Madrid, dirigida por José Javier Polo.

El sumario remitido por el entonces juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz estuvo perdido durante cerca de un año en la Audiencia Provincial y fue preciso reconstruirlo con la documentación que aportaron las partes. El auto de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial, que certifica el procesamiento, evoca que el informático José Manuel Moreno realizó el borrado de los discos duros de los ordenadores de Bárcenas, según él, tras comprobar que estos dispositivos de almacenamiento se hallaban vacíos. El tribunal confirma que existen “indicios suficientes” de la comisión de los delitos y avala la tesis de la jueza Rosa Freire de que la intención de los acusados fue destruir pruebas sobre la contabilidad en negro que pudieran comprometer al PP en la investigación abierta en la Audiencia Nacional. “Se impidió así con el borrado de los datos la realización de una diligencia considerada relevante en una causa criminal de indudable trascendencia”, señalan los magistrados Mario Pestaña, José Joaquín Hervas y Jacobo Vigil.

El auto refleja que el PP no ha conseguido probar que los dos ordenadores cuyos discos duros se borraron fueran de su propiedad, y añade que al menos uno de ellos sí fue comprado y pagado por Bárcenas, concretamente el de la marca Apple MacBook, y no el Toshiba. De igual modo se afirma que, en todo caso, lo que protege la ley es el contenido de los datos y no la propiedad del aparato en sí, por lo que resulta razonable pensar que los datos borrados se referían a Bárcenas, que era quien usaba los ordenadores. El tribunal también rechaza la tesis del PP de que el sistema de controles interno del partido debería librarle de ser acusado, y es que no se ha detectado que la formación tuviera protocolo interno alguno de control. Hace un año, tras la postura de la jueza de llevar el caso a juicio, Bárcenas se retiró como acusación pero la causa siguió adelante.

El escrito de acusación más duro corresponde a Izquierda Unida, que reclama cinco años de prisión para los tres acusados y casi 11 millones de euros de multa para el PP. Al existir exclusivamente acusaciones populares, los populares tienen abierta la opción de que al inicio del juicio se estime su archivo al considerar que el delito de daños que se le atribuye requiere que exista una acusación particular, sin la cual las acusaciones populares no estarían legitimadas para actuar. Antes de hacerse a un lado, Bárcenas aseguró que en uno de los discos duros borrados había datos sobre los manejos de la caja B como listados de donantes, agendas de personas con la que se había reunido, recibos de pagos con la contabilidad paralela, hojas Excel con presupuestos de campañas electorales o detalles de sus cuentas en Suiza.

Según el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, este procedimiento ha sufrido “varios vaivenes” y además “archivado en dos ocasiones”, por lo que confía en la decisión final de la Justicia. “Estamos absolutamente convencidos de que este procedimiento acabará bien”, zanjó, acusando a Adade de “actuar en complicidad con el PSOE por partidismo”. Por otro lado, para la portavoz socialista, Margarita Robles, este caso es “especialmente grave”.