Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
el futuro de catalunya

Interior arrincona a Trapero en una oficina y acusa a los Mossos de ayudar a investigados por el 1-O

La Guardia Civil envía un informe al juzgado con escuchas a altos cargos del Govern tras su detención

Jueves, 16 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Josep Lluís Trapero.

Josep Lluís Trapero. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Josep Lluís Trapero.

pamplona- La Guardia Civil ha remitido un informe al juzgado de instrucción 13 de Barcelona en el que señala que los investigados por la organización del 1-O contaron “con la colaboración de miembros de la policía autonómica catalana”, que les asesoraron, protegieron y aconsejaron sobre escuchas telefónicas. Así consta en un informe que la Guardia Civil ha remitido al juez de Barcelona que investiga los preparativos y celebración del referéndum, basándose en el análisis de las escuchas a los investigados, varios de ellos altos cargos del Govern, después de que fueran detenidos el 20 de septiembre.

Según la Guardia Civil, “miembros” de los Mossos d’Esquadra informaron a las personas que fueron detenidas de las técnicas policiales usadas en las investigaciones, como las escuchas o la colocación de micrófonos. Los investigadores sostienen que estos mossos proporcionaron “servicios de protección con escoltas, cuya única finalidad dadas las circunstancias sería la de detectar y dificultar que puedan seguir siendo investigados por otros agentes de la autoridad”.

En su informe, fechado el pasado 8 de noviembre, la Guardia Civil también constata que el 26 de septiembre el entonces presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras y los demás consellers se reunieron con todos los detenidos para felicitarles por su actuación y agradecerles su “implicación” en el proceso independentista.

En una de las conversaciones, en este caso el 27 de septiembre, el exsecretario general de la Vicepresidencia Josep Maria Jové hablaba con su pareja, que le comentó que le había llamado un tal “César”, que tenía una reunión con “el mayor”, ante lo que el investigado le dijo que no diese más detalles por teléfono.

protecciónEn la misma línea, Natàlia Garriga, exdirectora de Servicios de la Secretaría General de la Vicepresidencia, habló el 29 de septiembre con una persona no identificada pero que la Guardia Civil deduce que “claramente” se observa que es agente de los Mossos, en la que éste le indicaba que había recibido órdenes de jefatura para darle seguridad y que quería hablar con ella para proporcionarle “cuatro consejos para temas de medios técnicos”.

Del contenido de esta conversación se desprendería, según la Guardia Civil, que por parte de la jefatura de los Mossos -con el mayor Josep Lluís Trapero al frente-, “se estaba dando protección a algunos de los investigados para tratar de detectar e impedir que pudieran ser objeto de nuevas investigaciones policiales”.

Para el instituto armado, estas conversaciones también acreditan que los Mossos asesoraron a los investigados en la causa abierta en el juzgado de Barcelona en “medidas de seguridad que debían adoptar en el uso de medios técnicos de comunicación”.

El Ministerio del Interior ha relegado al mayor Trapero a un puesto administrativo en las oficinas de los Mossos d’Esquadra en Travessera de las Corts en Barcelona alejado de las responsabilidades operativas que tenía hasta que fue apartado de la jefatura de la policía catalana en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Trapero desempeñará esta función administrativa una vez que el 28 de octubre fue relegado de la jefatura de los Mossos, tras el cese del Govern de Carles Puigdemont y la convocatoria de elecciones autonómicas para el próximo 21 de diciembre. - D.N.

Más sobre España

ir a España »