Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La Fiscalía le imputa conducción temeraria

Piden 7,5 años de cárcel para el conductor que atropelló y mató a un joven en Tudela

La Fiscalía le imputa conducción temeraria, homicidio y omisión de socorro

Jesús Morales | Fermín Pérez-Nievas - Jueves, 16 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Lugar donde cayó el joven atropellado, en el camino de Las Norias.

Lugar donde cayó el joven atropellado, en el camino de Las Norias. (FERMÍN PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

  • Lugar donde cayó el joven atropellado, en el camino de Las Norias.

PAMPLONA- El Ministerio Fiscal solicita una pena de 7 años y medio de prisión para Abel L.P.C., de 29 años y vecino de Milagro, como autor del atropello mortal ocurrido en Tudela la pasada Semana Santa, en el que murió un joven zaragozano, de 20 años de edad, Carlos Pellejero Resa, y dos chicas resultaron heridas. El fiscal imputa al acusado un delito de conducción temeraria en concurso con homicidio imprudente e imprudencia grave, además de un delito de omisión del deber de socorro, ya que el causante del atropello mortal huyó del lugar tras los hechos.

El escrito de calificación provisional del Ministerio Público relata que durante la mañana del 16 de abril de 2017, con motivo de la festividad del Día del Cristo en Tudela, un gran número de jóvenes se concentraron en el lugar llamado Soto de Traslapuente. Sobre las 19.45 horas, cuando ya estaba terminando la celebración, Abel L.P.C., que se encuentra en prisión preventiva por estos hechos, subió a bordo de un coche, propiedad de su padre, y comenzó a conducir “influenciado por la ingesta de cocaína y marihuana que había consumido en las horas previas”.

El joven circuló por el camino de Las Norias, un camino rural de tránsito de 5 metros de anchura y sin arcenes, ya que se encuentra limitado por sotobosque y fincas agrícolas a ambos lados. Por dicho camino se desplazaban andando numerosos grupos de jóvenes que habían asistido a la celebración y regresaban a Tudela, destaca el fiscal.

A pesar de esa afluencia de peatones, prosigue el escrito, el acusado conducía “a excesiva velocidad por el camino rural, con evidente desprecio a las más elementales normas de circulación” y realizó “una maniobra brusca de giro al llegar a una curva cerrada a izquierdas, estando a punto de atropellar a un varón que tuvo que tirarse hacia el margen derecho para no ser arrollado”.

A continuación y “con motivo de la velocidad inadecuada”, el vehículo del acusado invadió parte del margen derecho de la vía por un espacio de 26 metros, reincorporándose al camino y atropellando a Carlos Pellejero Resa, a su novia y a una amiga, que se desplazaban andando en dirección a Tudela. Ninguno de los tres jóvenes “pudieron hacer nada por evitar el atropello, al haber vegetación que les impedía apartarse y no tener tiempo de reacción por la velocidad a la que circulaba el acusado”.

El joven arrollado se golpeó la cabeza con la luna y salió proyectado 14 metros con graves heridas, mientras que una de las chicas fue transportada sobre el capó varios metros, hasta que el acusado hizo un giro brusco para que cayera al suelo. El acusado, a pesar de ser consciente de que había atropellado a varias personas, no detuvo el vehículo y se dio a la fuga, concluye la Fiscalía, que pide una condena de 7,5 años de prisión para el acusado.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia