Ayuntamiento de Pamplona

Instalan desfibriladores en la Casa Consistorial y en tres Civivox

EFE - Jueves, 16 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 20:06h

Los desfibriladores pueden ser usados por personal ajeno a la profesión sanitaria.

Imagen de archivo de un desfibrilador. (Zigor Alkorta)

Galería Noticia

Los desfibriladores pueden ser usados por personal ajeno a la profesión sanitaria.Una responsable de formación de DYA muestra cómo se utiliza un desfibrilador.

PAMPLONA. El Ayuntamiento de Pamplona instala estos días sendos desfibriladores en la Casa Consistorial y en los Civivox del Ensanche, Milagrosa y San Jorge, equipos donados por el programa solidario "Latidos que suman" tras el convenio firmado con la Asociación España Salud.

Estos cuatro desfibriladores se unen a otros repartidos en espacios dotacionales de la ciudad, al instalado en el área de Seguridad Ciudadana y a los dos móviles colocados en vehículos de Policía Municipal.

Con la instalación y puesta en marcha de estos equipos cardiacos de última generación se quiere posibilitar la prevención de la muerte súbita en toda la ciudad, en unos casos con los equipos fijos en edificios públicos repartidos por los barrios y en otros con los móviles que se desplazan a donde sea necesario.

De hecho, uno de esos desfibriladores móviles fue utilizado hace dos días por una patrulla de Policía Municipal que fue requerida en un domicilio del Casco Antiguo, en donde una persona había sufrido una parada cardiaca y se encontraba caída en el suelo. Tras unos minutos de maniobras de reanimación llegó una ambulancia medicalizada que estabilizó y trasladó al paciente.

Según ha explicado el consistorio en una nota, los aparatos de la Asociación España Salud llegan a Pamplona en colaboración con la Fundación Esteve y el proyecto solidario "Latidos que suman" que organizó una carrera virtual por la que médicos y farmacéuticos convertían los kilómetros que recorrían en su actividad deportiva en desfibriladores.

Estos profesionales de la salud sumaron los kilómetros equivalentes a 20 desfibriladores, de los que 4 correspondían a participantes de Pamplona.

La muerte súbita cardiaca provoca miles de defunciones al año y puede afectar a cualquier persona y de forma inesperada, una patología muy superior a las muertes producidas en accidentes de tráfico.

En estos casos, la primera hora desde la aparición de los síntomas viene precedida por la pérdida brusca de conciencia y se disponen de un máximo de 10 minutos para actuar e intentar salvar la vida de la persona, por lo que la instalación de desfibrilador en lugares accesibles es de gran importancia.

Los aparatos pueden ser utilizados por cualquier persona aunque no tenga los elementales conocimientos sanitarios. El objetivo de la Asociación España Salud es convertir todos los territorios es espacios cardioprotegidos.

Los desfibriladores se colocan en lugares de máxima visibilidad y accesibilidad para su uso ante una necesidad terapéutica sobrevenida. Van en cabinas debidamente señalizadas y que llevan incorporados adhesivos con un pictograma de utilización.

El Ayuntamiento incorporará los aparatos a sus protocolos de revisión habitual para detectar las anomalías y en caso de producirse avisará a la Asociación España Salud, que durante el primer año se encargará del mantenimiento.