Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El artista, director de sus propios proyectos

mikel belascoain compartió en un laboratorio estrategias para empoderar la profesionalización de la vida artística


Un reportaje de Paula Etxeberria. Fotografía Javier Bergasa - Viernes, 17 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Mikel Belascoain, ayer en Baluarte en una de las zonas de descanso y encuentro de 948 Merkatua.

Mikel Belascoain, en Baluarte en una de las zonas de descanso y encuentro de 948 Merkatua. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • Mikel Belascoain, ayer en Baluarte en una de las zonas de descanso y encuentro de 948 Merkatua.

La idea romántica del artista aislado casi del resto del mundo, inmerso solo en su creación, quizá haya sido siempre solo eso, una idea y no realidad. “En todos los tiempos, el artista ha tenido que interaccionar y ser el principal responsable de que su obra vaya adelante”, dice el creador navarro Mikel Belascoain, quien impartió ayer por la mañana en Baluarte, en el marco de Merkatua, un laboratorio en el que compartió con casi una treintena de asistentes estrategias para afrontar la profesionalización de la vida artística y empoderar al artista en ese proceso.

Un grupo ecléctico de actores, músicos, pintores, ceramistas, gestores culturales y emprendedores de la industria creativa se dio cita en el laboratorio El artista como director de sus propios proyectos, que durante dos horas y con un formato didáctico, profundizó en incertidumbres comunes a todo artista que está inmerso en el proceso de profesionalización de su labor creadora. A juicio de Mikel Belascoain, artista plástico y experto en estrategia, “hay que romper esa idea de separación entre el artista y su relación con entes sociales y económicos. Aunque la fase creativa es siempre lo prioritario, al principio y durante mucho tiempo el artista se ve obligado a asumir un montón de actividades adicionales a la creación: hablar con programadores, preparar una subvención, emitir una factura, darse de alta de autónomo, comunicar, aprender a hacer una página web o una nota de prensa... y parece que eso no existe, se ha convenido que eso no va con los artistas y creo que es un error, porque todas las profesiones están ahora mismo en un proceso de fusión y de hibridación con otras”. Vencer “la idea absurda de que si un artista asume estas actividades prostituye su obra o de alguna manera se vende” es, para Belascoain, clave para poder “generar sectores artísticos potentes y sin complejos”. Así, apuesta por “romper esa idea de grupos que hay en Navarra. Tenemos que dejar de hacer bandos y clasificaciones: no hay unos artistas que se venden y otros que son puros como la leche. Tenemos que ir todos de la mano, respetarnos y aprender unos de otros”. También aconseja colaborar con gente diversa: “Es muy sano para la calidad artística ir probando distintas vías y distintas personas”.

En este sentido, Mikel Belascoain considera que la iniciativa 948 Merkatua “va a ser a largo plazo una grandísima oportunidad para los artistas en Navarra. Ojalá esto tenga una continuación y de aquí salgan proyectos”, desea.

estrategias

Reflexión. “Es clave tomarse un tiempo de reflexión de adónde va tu obra. Definir qué artista quieres ser”, dice Belascoain.

Colaboración extrema. “Colaborar en todo y con todos. Surgen desencuentros, pero es un riesgo perfectamente aceptable”. Propiciar colaboraciones, también, públicas y privadas. “Conseguir proyectos cofinanciados es clave hoy en día, involucrar a personas en el desarrollo de cultura a través del mecenazgo;reporta al artista y al mecenas”, apunta.

Empoderamiento del artista. “El artista tiene que ocupar el centro de las políticas culturales y de las estrategias de los aledaños al arte. Sentirse cuidado. No ser el último de la cuerda. Debe demandarlo y exigirlo”, dice Belascoain.

Herramientas de Contenido