Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Barkos defiende las modificaciones fiscales como la vía para mantener y mejorar los servicios públicos

Recuerda que si se aprueban los nuevos cambios, habrá 28 millones de euros más de ingresos hasta 2019
Considera “eficaz y efectiva” la línea seguida y destaca que la recaudación ha crecido un 9,25%

Elena Urabayen | Javier Bergasa - Viernes, 17 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La presidenta Uxue Barkos respondiendo en el Parlamento a la portavoz del PPN, Ana Beltrán.

La presidenta Uxue Barkos respondiendo en el Parlamento a la portavoz del PPN, Ana Beltrán. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • La presidenta Uxue Barkos respondiendo en el Parlamento a la portavoz del PPN, Ana Beltrán.

pamplona- Los servicios públicos se mantienen en buena parte con los impuestos que pagamos los ciudadanos. Parece una obviedad decirlo pero no está de más recordárselo a aquellos que no paran de reclamar una bajada de los tributos y que no explican cómo mantendrían el nivel que actualmente tienen, entre otras, la Educación, la Sanidad y las Políticas Sociales. Es lo que una y otra vez trató de explicar ayer la presidenta, Uxue Barkos, a los grupos de la oposición, que han encontrado en la última propuesta de cambios fiscales -que supondrán un aumento de 28 millones de euros en dos años (9 en 2018 y 19 en 2019)- una nueva baza con la que tratar de desgastar al Gobierno. En tres intervenciones diferentes, respondiendo respectivamente a UPN, PSN y PPN, Barkos trató de desmontar “los mantras” de la oposición como son que con estas medidas se va a arruinar a los navarros (detalló cómo los cambios afectan especialmente a las rentas más altas), que las empresas van a marcharse de la Comunidad (vienen más de las que se marchan) o que el crecimiento económico va a pararse debido a estas medidas (ha crecido una décima por encima de la media del Estado).

En este contexto, recordó que con la modificación fiscal de 2015 y los cambios que ahora se han llevado a cabo, no se ha hecho sino volver a los niveles impositivos de 2014. A los anteriores a la reforma fiscal que precisamente UPN, PSN y PPN llevaron a cabo en vísperas de los comicios autonómicos con una clara intención electoralista y que no hizo sino mermar los ingresos en cerca de 100 millones de euros en un contexto complicado, con solo 50 millones de euros de tesorería en el Gobierno (en 2007 había 1.200) y con una deuda pública galopante de más de 3.500 millones de euros (5.000 por habitante). “La reforma fiscal era algo urgente y de responsabilidad política”, dijo la presidenta.

acciones concretasDesde que el cuatripartito llegó al Gobierno y gracias en buena parte a los mayores ingresos que ha supuesto la nueva reforma fiscal, han podido aumentarse los presupuestos en cerca de 400 millones de euros que han permitido acometer cuestiones como que 22.000 pensionistas vean la pensión equiparada al SMI, la inversión sanitaria supere los 1.000 millones por segundo año consecutivo, la reversión de las cocinas, el descenso de hasta el 1,5% del precio de la vivienda protegida, el aumento del 30% en inversión social, duplicar los recursos para la lucha contra la pobreza o triplicar la inversión en centros educativos.

Con estos ejemplos, la presidenta aseguró que la reforma ha sido “eficaz y efectiva” en el mantenimiento de los servicios públicos y rechazó el discurso catastrofista de los partidos constitucionalistas que hablaron de que el Gobierno “está generando un daño irreparable” (UPN), “la reforma no es coherente” (PSN), o que las nuevas medidas “solo tienen un afán confiscatorio” (PPN). Los tres grupos anunciaron que enmendarán la totalidad de las medidas fiscales presentadas.

Herramientas de Contenido