El edificio social de Mendillorri, certificado de eficiencia

Se convierte en el primer inmueble dotacional en Navarra con el estándar del Passivhaus Institut

Viernes, 17 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Visita de obra al nuevo edificio Passivhaus que está por estrenar.

Visita de obra al nuevo edificio Passivhaus que está por estrenar. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Visita de obra al nuevo edificio Passivhaus que está por estrenar.

pamplona- El Ayuntamiento de Pamplona recibe hoy en Sevilla el certificado del Passivhaus Institut de Alemania que acredita que el edificio del Centro Comunitario Antzara de Mendillorri cumple con los criterios de baja demanda energética, casi nula, y alto confort. De esta forma, se convierte en el primer inmueble de carácter dotacional en Navarra que obtiene este certificado y uno de los pocos del Estado que lo ha alcanzado. El edificio necesitó una inversión de 315.000 euros.

Este exigente estándar constructivo hasta ahora solo se había otorgado en la Comunidad Foral a edificios residenciales y en otras administraciones a la Biblioteca de Villamediana de Iregua en La Rioja, a la rehabilitación del aulario de la Universidad de Burgos y a la rehabilitación del Palacio de Congresos Europa de Vitoria-Gazteiz.

El certificado, que recogerá en Sevilla la directora del área de Conservación Urbana y Proyectos Cristina Arregi, pone de manifiesto no sólo que el edificio social se ha construido teniendo en cuenta los criterios de sostenibilidad, sino el compromiso municipal por mantenerlos en el futuro.

para colectivos del barrioAcoge el Centro Comunitario Antzara que es gestionado por los movimientos sociales de Mendillorri tras la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Pamplona. Ubicado en la calle Concejo de Sarriguren, cuenta con 260,39 metros cuadrados de superficie útil.

Se desarrolla en planta baja y se compone de dos cuerpos principales, con fachada abierta al sur, y con el cuerpo más alto cerrando la orientación de los vientos fríos. El acceso se realizará desde la nueva plaza abierta frente al edificio, protegido por una marquesina.

Pamplona se adelanta así a la aplicación obligatoria de la directiva europea 2010/31/UE, de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia energética de los edificios. Esta norma especifica que, como máximo a partir del 31 de diciembre de 2018, todos los edificios nuevos que estén ocupados y sean propiedad de autoridades públicas europeas, deberán ser de consumo de energía casi nulo.

El proyecto constructivo del edificio se ha basado en la sostenibilidad enfocada como eficiencia energética, uso de energías renovables y construcción sana.

Reduce hasta en un 90% el consumo de energía, principalmente en calefacción y aire acondicionado, respecto a los gastos energéticos de un edificio típico. Con certificación energética A, tiene una demanda de calefacción y refrigeración total inferiores a 15 kWh por metro cuadrado al año;una demanda de energía primaria para calefacción, refrigeración, energía auxiliar y electricidad en general inferior a 120 kWh por metro cuadrado al año y unas características de hermeticidad al paso del aire. También minimiza en un 30% las emisiones atmosféricas.

medidas concretasEntre las medidas utilizadas para lograr estas cifras de consumo energético, están la mejora de la envolvente del edificio (con aislamiento bajo solera y aislamiento de lana mineral en cubierta y fachadas, así como carpinterías de madera de altas prestaciones y vidrios triples);la alineación de puentes térmicos;el empleo de la aerotermia;y una instalación de ventilación mecánica de doble flujo con recuperador de calor.

La Plataforma de Edificación Passivhaus - PEP es una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es promover la eficiencia energética y de recursos a través del estándar Passivhaus como referente internacional en la construcción y rehabilitación de Edificios de Consumo energético Casi Nulo (Nearly Zero Energy Buildings, nZEB, en inglés). - D.N.

Últimas Noticias Multimedia