Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

‘guerrera’ | embajadora navarra en Hungría

Pena: “El partido del Helvetia en Hungría será duro”

‘guerrera’ | la navarra, jugadora en la liga húngara femenina, avisa de un cyeb budakalasz “sin miedo a nada” y de una cancha con mucha presión

Beatriz Equísoain Iraizoz - Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La navarra Nerea Pena, en un choque con su actual equipo.

La navarra Nerea Pena, en un choque con su actual equipo. (FTC Rail Cargo)

Galería Noticia

  • La navarra Nerea Pena, en un choque con su actual equipo.

pamplona- Nerea Pena es la embajadora navarra en Hungría y conoce bien no sólo la máxima Liga femenina, donde juega desde hace cinco temporadas en el FTC Rail Cargo, sino también la masculina. Contra uno de sus equipos, el CYEB Budakalasz, disputa mañana el Helvetia Anaitasuna el partido de ida de la tercera ronda de la Copa EHF, una eliminatoria que acabará por decidirse en Pamplona la próxima semana, pero donde será muy importante obtener un buen resultado que dé mayores garantías.

Bien es cierto que en la Liga húngara masculina hay dos equipos que sobresalen, el Veszprem y el Szeged, aunque no hay que menospreciar al resto, ni mucho menos. El Budakalasz no tiene tanto nombre como los anteriores. A la propia internacional navarra le cuesta enumerar sus rasgos más característicos, pero da algunas pinceladas: “Tiene gente joven en su plantilla y no tendrán miedo a nada. Conozco a Anaitasuna, sé lo luchadores que son, y su rival será igual. Así que el partido será muy duro”, avisa.

El Budakalasz completó “muy buena temporada el año pasado”, aunque la “baja de García Parrondo, que se fue en septiembre, ha sido muy importante. Era un pilar fundamental, no se la esperaban y les ha pasado factura”, considera. Nerea Pena sabe muy bien qué supone jugar en Hungría, por lo que advierte desde ya de que “el pabellón estará lleno y la gente les apoyará a muerte. Los húngaros son seguidores que animan a su equipo hasta cuando van perdiendo por diez”, subraya. La primera línea, de 27 años, no podrá ver in situ al equipo de su tierra, ya que viaja a Noruega para medirse al Larvik en Champions. “Es una pena, me hubiese encantado verles”, asegura.

Herramientas de Contenido