Inteligente El SUV más

Inteligente en el sentido de práctico, útil, funcional, lógico y versátil, pero también en el de completo, moderno, elegante, dinámico y polivalente. Así es el nuevo Karoq, un SUV que crece respecto al exitoso y ahora ya veterano Yeti.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El Karoq, ahora con cinco estrellas EuroNCAP, toma el relevo del Yeti y coloca a Skoda en una posición de privilegio.

El Karoq, ahora con cinco estrellas EuroNCAP, toma el relevo del Yeti y coloca a Skoda en una posición de privilegio. (Foto: Skoda)

Galería Noticia

El Karoq, ahora con cinco estrellas EuroNCAP, toma el relevo del Yeti y coloca a Skoda en una posición de privilegio.

Skoda es una marca que ha sabido ganarse, despacio pero sin pérdida de tiempo, un nombre y un prestigio incuestionable entre los compradores europeos. De la mano del Grupo Volkswagen y con una personalidad bien definida, sus productos han logrado hacerse con el favor del gran público. Todavía recuerdo las caras de entusiasmo cuando en el Salón del Automóvil de Barcelona de hace bastantes años se presentó el prototipo de lo que sería el Yeti, el primer SUV de Skoda, y numerosos asistentes, entre ellos un servidor, freíamos a preguntas a los responsables de la marca checa allí presentes sobre los verdaderos planes de la firma de cara a su comercialización. Luego, es ya sabido por todos, el Yeti se convirtió en un éxito indudable, y fruto de ello y como continuidad del mismo, pero a un nivel superior, llega ahora el Skoda Karoq.

El Karoq es, en palabras de Skoda, “un SUV compacto con lenguaje de diseño moderno, características que destacan el carácter off-road del coche y materiales de primera calidad”;en el que sobresale la “gran cantidad de espacio para ocupantes y equipaje” (entre 479 y 588 litros, el mayor maletero de su categoría y con portón de apertura y cierre eléctricos). Con unas dimensiones compactas a la vez que generosas (4,382 metros de largura, 1,841 de anchura, 1,603 de altura y 2,630 de distancia entre ejes), su rígida carrocería monocasco cuenta con un chasis dinámico con cuatro modos de conducción (normal, eco, sport e individual) que se amplían con dos más (fuera de carretera y nieve) para las versiones con tracción a las cuatro ruedas.

El espacioso interior y un gran maletero se alían con un chasis dinámico, apto para abandonar el asfalto, en un modelo muy equipado

Fruto de esa mentalidad tan práctica y funcional que siempre caracteriza a los Skoda, y que es muy de agradecer, la dotación en equipamiento inteligente y útil es de lo más completa. Aunque es cierto que también cuenta con elementos más bien sibaritas o de capricho, como el panel de instrumentos digital programable individualmente, el freno de mano electromecánico, el techo panorámico deslizante, la llave individual y personalizable que regula el perfil de conducción, los sistemas de asistencia y los de infoentretenimiento (tres);el control gestual de algunas funciones, el acceso remoto al vehículo o la Phonebox para la integración de smartphones con sistema de recarga por inducción, por citar algunos. Tampoco nadie se va a quejar lo más mínimo por su dotación de seguridad y confort. Mecanismos como el control de crucero adaptativo, el asistente frontal con freno de emergencia para ciudad y protección predictiva de peatones, el detector de ángulo muerto, la alerta de tráfico posterior, el asistente de carril, el Traffic Jam Assist para atascos, el aviso de fatiga del conductor, el reconocimiento de señales de tráfico, la llamada automática de emergencia en caso de accidente o sus nueve airbags serán muy valorados en el día a día. Lo mismo que la apertura del maletero con solo pasar el pie bajo el paragolpes, el gancho de remolque de accionamiento eléctrico o las luces full-led.

La oferta mecánica incluye de momento dos motores de gasolina y dos diésel, todos disponibles con cambio manual de seis marchas o automático secuencial DSG de siete relaciones. Entre los primeros se parte del 1.0 TSI de tres cilindros con 115 CV y 200 Nm, desde 24.210 euros;seguido por el 1.5 TSI de cuatro cilindros con 150 CV y 250 Nm, desde 25.870 euros;en tanto que los diésel cuentan con el 1.6 TDI de 115 CV y 250 Nm, desde 26.210 euros;para culminar con el 2.0 TDI de 150 CV y 340 Nm, a partir de 30.770 euros. A destacar que el 2.0 TDI y el 1.5 TSI disponen de tracción a las cuatro ruedas, lo que reafirma la apuesta de Skoda por un SUV verdaderamente versátil y adecuado para todos los usos y condiciones de adherencia.

SKODA

KAROQ