Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La banca cierra otras 30 sucursales en Navarra

Menos oficinas, más tecnología

La banca cierra otras 30 sucursales en Navarra en el último año. La red de atención al cliente pierde así densidad mientras se apuesta por los canales informáticos, por cajeros sofisticados y por un asesoramiento más cercano.

Un texto de Juan Ángel Monreal. Fotografía Oskar Montero - Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una clienta de CaixaBank usa una tableta en la oficina Store de la calle Mayor de Burlada.

Una clienta de CaixaBank usa una tableta en la oficina Store de la calle Mayor de Burlada. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

  • Una clienta de CaixaBank usa una tableta en la oficina Store de la calle Mayor de Burlada.

Txema Noval, alcalde de Burlada, recordaba este jueves la transformación que ha vivido en las últimas décadas la oficina de CaixaBank en la calle Mayor. De aquel local con entreplanta, propiedad entonces de Caja de Ahorros de Navarra, al actual espacio inaugurado recientemente, media un abismo. Y no solo por la decoración. Ha incorporado tecnología, los clientes disponen de un espacio casi privado para relacionarse de tú a tú con su gestor y han desaparecido los puestos de caja, que no hace tantos años y en algunas entidades se encontraban protegidos por un cristal.

La de Burlada es la séptima oficina Store que abre CaixaBank en Navarra, donde la entidad presidida por Jordi Gual cuenta con un 33% de cuota de mercado. En ella, una decena de trabajadores atiende a casi 7.000 clientes y el objetivo es hacerlo de la manera más personalizada posible, tratando de ofrecer servicio pero sobre todo asesoramiento. Y desviando todas las operaciones que no generan valor a los cajeros automáticos más avanzados del mercado. “Todas las gestiones que se hacían en ventanilla, ingresos, pagos de recibos y mucho más, hoy se puede hacer en el cajero automático”, explica Ana Díez Fontana, directora territorial de CaixaBank en la Comunidad Foral.

Dirigida por Iñaki Morrás Pérez, esta oficina “potencia la atención personal y la gestión del autoservicio. Así, los empleados ayudan al cliente en el uso de los cajeros y en los dispositivos con acceso a Línea Abierta para centrarse en la gestión de las operaciones de valor”, explica la entidad financiera. Al entrar, el cliente recibe la bienvenida por un empleado que los guía en función de sus necesidades. Y para los clientes de Banca Premier (60.000-500.000 euros) y Banca Privada, la oficina dispone de zonas diferenciadas con mayor privacidad.

“La tendencia es a trabajar cada vez más con cita previa”, señala Ana Díez Fontana. Se mejora así la eficiencia de los trabajadores, que cuentan con un espacio propio en el interior de la oficina, por lo que se interrumpe menos su actividad laboral. y pueden tratar con los clientes en los lugares habilitados para ello, “compartiendo contenidos entre ambos y aumentando la cercanía”. La oficina dispone además de dispositivos electrónicos para entrar en Línea Abierta, el canal de Internet al que se desvían cada vez más operaciones.

El de CaixaBank, que ya cuenta con 115 oficinas de este tipo en toda España -se implantan de manera paulatina, en grandes núcleos de población y manteniendo el modelo convencional donde solo existe una oficina- es solo un ejemplo. Casi todas las entidades experimentan con nuevos modelos de atención al cliente, con una apuesta decidida por Internet y por el móvil, en busca de una mayor eficiencia que mejore sus resultados en un momento de tipos de interés bajos, un escenario que el propio servicio de estudios de CaixaBank prevé que se mantendrá a medio plazo.

BBVA, una de las entidades que más incide en su discurso en la importancia de la tecnología, fue pionero, por ejemplo, en la implantación de gestores remotos, que tratan con los clientes vía telefónica o por Internet, adaptándose así a las necesidades de personas que no quieren pasar por la oficina. CaixaBank también apuesta por este tipo de servicio en Navarra, que ha denominado inTouch. Ubicado en la tercera planta del edificio central de CaixaBank en Carlos III, contará con 16 gestores especializados que esperan atender a unos 15.000 clientes que no pasan nunca por su oficina.

“Hemos decidido abrir este centro en Navarra porque cuenta con un número significativo de los diversos perfiles de clientes aptos para este servicio y dispone de las infraestructuras y el nivel tecnológico adecuados para instalarlo. Los clientes apuestan cada vez más por los servicios digitales de la entidad y Navarra encaja con el espíritu innovador de CaixaBank”, dice Ana Díez Fontana. De hecho, Navarra es el tercer centro inTouch de la entidad en España, tras dos primeras aperturas en Madrid y Sevilla.

Con un perfil comercial, los gestores tratan también de reforzar la vinculación de los clientes con la entidad y los bancos aprovechan así al máximo unas plantillas que llevan años reduciéndose, del mismo modo que la red de oficinas. La concentración de entidades entre 2008 y 2014 fue solo el primer paso, “pero esto no ha terminado”, advierte un sindicalista del BBVA, que recuerda que las entidades experimentan continuamente “fórmulas para reducir el volumen de sus plantillas”. De hecho, el recorte de la red de oficinas, lejos de frenarse con la recuperación económica de los últimos años, se mantiene. Entre junio de 2016 y junio de 2017, último trimestre del que ofrece datos el Banco de España, los bancos han cerrado 30 sucursales en la Comunidad Foral, el mayor recorte de los últimos tres ejercicios. En este momento la red total alcanza las 526 sucursales, la cifra más baja desde diciembre de 1982.

Todo indica que el proceso de cierre de oficinas no ha terminado, aunque solo sea porque su número, si se compara con el de los países más cercanos sigue siendo elevado: si en Navarra hay una oficina por cada 1.200 habitantes, en Europa, por término medio, hay 2.400 personas por sucursal.

apunte

Transferencias europeas instantáneas. CaixaBank realizó ayer por la mañana la primera transferencia bajo el nuevo esquema de transferencias instantáneas definido en el European Payments Council. La entidad se convierte así en uno de los primeros bancos internacionales en poner en marcha el nuevo esquema paneuropeo para envíos de dinero entre cuentas. Concretamente, CaixaBank realizó un envío a una cuenta domiciliada en el banco austríaco Erste Bank. Los destinatarios confirmaron la recepción en un plazo de cinco segundos.

la cifra

526

oficinas en navarra

A la espera de nuevos cierres, la banca contaba en junio en Navarra con 526 oficinas.

Herramientas de Contenido