Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

transformación de la cultura empresarial

Talento y conciliación como activo empresarial

Una veintena de directivos de recursos humanos analizan la transformación de la cultura empresarial en navarra

Un reportaje de Ainara Izko - Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Directivos de Recursos Humanos posan durante la jornada celebrada el jueves en la empresa Rockwool de Caparroso.

Directivos de Recursos Humanos posan durante la jornada celebrada el jueves en la empresa Rockwool de Caparroso. (AINARA IZKO)

Galería Noticia

  • Directivos de Recursos Humanos posan durante la jornada celebrada el jueves en la empresa Rockwool de Caparroso.

“Los salarios, la proyección de carrera y la posibilidad de promocionar ya no son los únicos factores para elegir en qué empresa trabajar. Las nuevas generaciones demandan, además, otro tipo de retribución como el reconocimiento y la motivación por parte de sus superiores. Las compañías tienen que cambiar de mentalidad para adaptarse a las expectativas de sus empleados y por tanto para atraer y retener el talento. ¿Están las organizaciones preparadas para dar este salto?”. A esta pregunta trataron de responder el jueves más de una veintena de directivos de Recursos Humanos (RRHH) de las empresas más destacadas de Navarra en el marco de una jornada sobre transformación de la cultura empresarial y la retención del talento celebrada en la empresa Rockwool de Caparroso, dedicada a la fabricación y comercialización de productos de lana de roca para aplicarlos como protección contra incendios, aislamiento térmico y acústico, principalmente en los sectores de edificación e industria.

Bajo el titulo Nuevas organizaciones, nuevas conciliaciones, intervinieron en la misma profesionales de la talla de Marcos Urarte, experto en transformación de las organizaciones y miembro del top ten de management en España. Durante su exposición, Urarte señaló que un líder debe ser “inconformista, mirar hacia fuera y entender lo que está pasando, saber rodearse de talento y arriesgar”. Admitió, además, que el mundo está cambiando muy rápidamente, siendo el futuro impredecible, complejo y difícil de interpretar, haciendo alusión al concepto VUCA (que corresponde a las siglas en inglés de Volatility, Uncertainty, Complexity, Ambiguity) que describe a la sociedad actual como volátil, incierta, compleja y ambigua.

Las tecnologías, en este sentido, han pasado de utilizarse como meras herramientas de trabajo a convertirse en nuevos modelos de negocio (como Google, Apple, Amazon, Facebook o Microsoft), cuyo éxito radica en que “forman parte de nuestra vida, las llevamos 24 horas al día en nuestros smartphonesy han cambiado nuestros hábitos” señaló. Las empresas deben, por tanto, ir adaptándose a los clientes y trabajadores del futuro, los denominados nativos digitales, innovando en paralelo al negocio tradicional. Para ello es tan importante la captación de talento, es decir de gente con formación y voluntad de progresar e innovar, como la retención del mismo.

Más allá del salario

Redefinir la relación laboral

Aquí entra en juego la conciliación como activo estratégico, cuestión que trató Roberto Martínez, director de la Fundación Más familia, quien considera que ha llegado el momento de “redefinir la relación laboral” existente entre empresarios y empleados, personalizando los contratos y dándoles un carácter más emocional. Y es que al margen de los salarios, los y las trabajadoras buscan tener “tiempo libre y calidad de vida”. Asimismo enumeró que desde el punto de vista empresarial, conciliar implica “responsabilidad social, reputación, recompensa (entendida como eficiencia en la retribución), compromiso y diversidad de género, edad, nacionalidad, credo, funcional o de orientación sexual”.

La directora de RRHH de Rockwool, Marilú Vicente, explicó en este sentido que hace 10 años optaron por obtener el certificado EFR de Empresa Familiarmente Responsable (siendo la primera a nivel de la Comunidad Foral en conseguirlo) como “herramienta diferenciadora”, precisamente, para atraer y retener empleados, al incluir en su oferta laboral medidas “atractivas” para ellos. Y es que para muchos profesionales la ubicación de la planta, alejada de núcleos urbanos importantes como pueden ser Pamplona o Tudela, suponía un handicap a la hora de decantarse por trabajar en ella, de ahí la necesidad de implementar medidas que fueran ventajosas para la plantilla. “Estamos comprometidos con los trabajadores y eso marca la diferencia” destacó Vicente, sobre esta cuestión.

El certificado repercute, concretamente, en que “se vela por el bienestar familiar de los empleados, por su desarrollo personal y porque tengan igualdad de oportunidades y flexibilidad”, logrando un mayor compromiso por parte de la plantilla así como una mayor satisfacción y motivación. “Tratamos de mantener los beneficios sociales, incrementarlos en la medida de lo posible y adaptarnos a las necesidades de la plantilla, porque hace 12 años había muy pocos trabajadores con hijos y ahora la situación ha cambiado” comentó.

Por último destacar que la sesión del jueves contó también con la presencia de directivos y representantes de AEDIPE (Asociación de Española de Dirección y Desarrollo de Personas), Fundación Industrial Navarra y Oniria, que participaron en una mesa redonda sobre cómo las empresas deben afrontar el relevo generacional.

Herramientas de Contenido