Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El CNI confirma que tuvo contactos con el cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils

Los servicios secretos sabían desde 2014 de la actividad de Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll

Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Chalet de Alcanar (Tarragona) en el que el pasado agosto falleció el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, tras una explosión.

Chalet de Alcanar (Tarragona) en el que el pasado agosto falleció el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, tras una explosión. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Chalet de Alcanar (Tarragona) en el que el pasado agosto falleció el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, tras una explosión.
  • Abdelbaki Es Satty.

pamplona- El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) confirmó ayer que mantuvo contactos con el imán de Ripoll (Girona), Abdelbaki Es Satty, líder de la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils (Tarragona) en agosto, cuando estaba en prisión en Castellón por un delito de tráfico de drogas, aunque ya entonces se le vinculara con el yihadismo. Fuentes oficiales de los servicios de inteligencia dijeron que mantuvieron comunicación con Es Satty “siguiendo los protocolos habituales”.

La noticia, hecha pública ayer porEl País, causó estupor en medios policiales, especialmente a tenor de la lluvia de críticas que recibieron los Mossos d’Esquadra por su gestión de unos atentados en los que murieron 16 personas y hubo 150 heridos, además de los ocho terroristas que conformaban la célula que atentó en suelo catalán. El propio Es Satty falleció en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) en la noche del miércoles, 16 de agosto, apenas horas antes de que los yihadistas atentaran en La Rambla y en el paseo marítimo de Cambrils, hace ahora tres meses. Pese a estar en conocimiento de su situación en la prisión hasta que fue puesto en libertad en 2012 -permaneció dos años encarcelado por tráfico de hachís-, el CNI prefirió escudarse en la normativa para no ofrecer más detalles, como por ejemplo que relación mantuvo y si se convirtió o no en confidente de los servicios secretos o tan solo mantuvieron contactos esporádicos. Habría estado en comunicación con el que fuera imán de Ripoll “como hacen todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”.

Lo poco que se conoce sobre la trayectoria de Es Satty es que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Castellón revocó su orden de extradición por su “evidente arraigo laboral y esfuerzos para integrarse en España”. Posteriormente se trasladó a Bélgica, más concretamente para convertirse el imán de a localidad de Vilvoorde, cercana a Bruselas. Fue entonces cuando las autoridades de ese país preguntaron a los cuerpos policiales españoles si tenía vínculos con el terrorismo islamista. La respuesta fue negativa, aunque la policía catalana sí que reconoció el contacto con sus colegas belgas.

Quien tampoco quiso pronunciarse sobre los contactos entre Es Satty y el CNI fue el portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo. Preguntado por esta cuestión optó por pasar de puntillas por el asunto al afirmar que se trata de un asunto que está bajo investigación judicial y bajo secreto de sumario.

El PDeCAT pidió ayer la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el Congreso para que explique los contactos que mantuvo el CNI con el imán de Ripoll.

Solicita que explique dicha cuestión en la Cámara Baja como máxima responsable de los servicios secretos y para informar “si se destinaron fondos públicos para financiar el cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils del pasado mes de agosto”. El coordinador de diputados y senadores del PDeCAT, Jordi Xuclà, justificó esta decisión para “pedir información y poder evaluar si nos encontramos ante un caso que en cualquier país supondría la dimisión de los responsables políticos”.

“extremadamente grave”Por su parte, el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont dijo que “esta información que confirma nuestras sospechas. Es un hecho extremadamente grave, que en el Estado español seguro que no comporta ninguna dimisión, ni querella ni prisión”, indicó en Twitter. Puigdemont alabó la labor de los cuerpos de seguridad, médicos y voluntarios que se implicaron en los atentados y criticó que quienes lo dirigieron “de forma impecable estén en prisión y archivando papeles por no pasar por el tubo del bloque del 155”. - Efe

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia