Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Comptos constata la “mejoría” en las cuentas de Navarra tras el caos que dejó UPN

El órgano fiscalizador advierte de que todavía no se ha conseguido equilibrar los gastos e ingresos

Recomienda reducir la temporalidad en la Administración, que tenía 5.487 plazas vacantes en 2016

Javier Encinas - Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Luis Ordoki, director del área jurídica de la Cámara de Comptos, junto a la presidenta, Asun Olaechea, en el Parlamento.

Luis Ordoki, director del área jurídica de la Cámara de Comptos, junto a la presidenta, Asun Olaechea, en el Parlamento. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Luis Ordoki, director del área jurídica de la Cámara de Comptos, junto a la presidenta, Asun Olaechea, en el Parlamento.

PAMPLONA- Hace justo un año, la Cámara de Comptos publicó el informe de las cuentas generales de Navarra de 2015. Correspondía al último presupuesto elaborado por UPN y sus conclusiones eran preocupantes. Subrayaba que el importe negativo del remanente de tesorería ascendía a 238 millones, lo que podía “generar tensiones de liquidez y de solvencia a corto plazo en la Hacienda Foral”.

Doce meses después, Navarra no ha revertido tan delicada situación, pero la fotografía de su diagnóstico financiero es sensiblemente distinta. De acuerdo con el informe que la Cámara de Comptos publicó ayer correspondiente a 2016 -el primero gestionado por el Gobierno del cambio-, se observa “cierta mejoría en la mayoría de los indicadores económico financieros”.

En concreto, el resultado presupuestario no financiero -mide la diferencia entre ingresos y gastos no financieros- fue negativo en 56,99 millones, si bien ha mejorado en un 65% con respecto a 2015, año en que se cerró con un saldo negativo de 163 millones.

Comptos también pone en valor que el remanente de tesorería, aún siendo negativo en 183 millones, “ha mejorado un 23%” en comparación con 2015.

más del doble de liquidezOtro indicador con un aspecto más saludable es el de los fondos líquidos, que han aumentado un 127% al pasar de los 61,97 millones en 2015 a 140,92 millones en 2016.

No ha dejado, sin embargo, de crecer la deuda de la Administración foral, que a cierre de 2016 ascendía a 3.058 millones, de los que 2.710 son a largo plazo. Este importe supone un incremento del 5% respecto a 2015. Por el contrario, los gastos derivados del pago de intereses de préstamos se redujeron un 4% y supusieron un desembolso de 103,9 millones.

También mejoró la recaudación pública tributaria en 2016, hasta alcanzar los 3.249 millones, cifra que superó en un 2% la registrada un año antes. El incremento no fue mayor porque los ingresos se vieron afectados por la electoralista reforma fiscal que UPN, PSN y PPN acordaron a finales de 2014.

Pese a esta tendencia positiva, Comptos advierte de que todavía no se ha conseguido equilibrar gastos e ingresos corrientes. Este déficit le obliga a acudir a la financiación externa, además de hacer frente a los vencimientos de anteriores pasivos financieros, así como a incrementar los recursos destinados a pagar los créditos. Por ello, el informe recomienda “una revisión sistemática de gastos e ingresos, definiendo las prioridades y objetivos para adaptarse al actual contexto económico”.

casi 4.000 millones en gastosEn números globales, las cuentas del Gobierno de Navarra arrojaron un gasto de 3.967 millones de euros. La principal partida fue la de transferencias corrientes, para las que se necesitaron 1.428 millones. El pago al personal público supuso 1.172 millones y los gastos en bienes corrientes y servicios llegaron a 581 millones.

La distribución del gasto respecto a los departamentos del Gobierno sitúa en primer lugar a Sanidad con el 25%, seguido de Educación con el 15%. La aportación de Navarra al Estado a través del Convenio Económico significó el 14% del total del gasto. Para financiar la deuda hubo que destinar el 13% y para atender los servicios sociales, el 7%.

El informe de Comptos también alerta del alto índice de temporalidad en el sector público. De las 22.681 plazas de la Administración foral, 5.487 están vacantes. La temporalidad afecta sobre todo a Osasunbidea, el departamento de Educación y la Administración Núcleo. El órgano fiscalizador recomienda “adoptar las medidas necesarias para cubrir las vacantes” y de esta forma ir corrigiendo esta situación de temporalidad.

negociación

URGE RENOVAR EL convenio

Aportaría liquidez. El informe de Comptos menciona la demora en la renovación del Convenio Económico y las tensiones que ha provocado entre Navarra y el Estado. Recuerda la discrepancia que ha habido entre los gobiernos foral y español respecto a la aportación de los dos últimos años, al no haberse cerrado el acuerdo para el quinquenio 2015-2019. Al respecto, el órgano fiscalizador no pasa por alto que el año pasado Navarra abonó al Estado 540 millones como aportación por las transferencias no asumidas, cifra inferior en 82 millones a la requerida por el Gobierno de España. La memoria de las cuentas generales del Ejecutivo foral prevé que la regularización del Convenio, cuya última actualización expiró el 31 de diciembre de 2014, será favorable a Navarra. Por ello, la firma del acuerdo con el Estado aportaría a la Hacienda Foral una liquidez que mejoraría su solvencia y permitiría reducir sensiblemente el negativo remanente que arrastra en su tesorería.