Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La víctima de la violación reunía todos los síntomas de haber sido agredida

Las trabajadoras sociales que la acompañaron los días 7 y 8 aseguran que estaba abatida, le costaba hablar y que sufrió una crisis de ansiedad antes de ir al juzgado

Enrique Conde | Javier Bergasa - Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Acceso a dependencias judiciales del furgón donde se encuentran los cinco sevillanos acusados de la violación.

Acceso a dependencias judiciales del furgón donde se encuentran los cinco sevillanos acusados de la violación. (EFE)

Galería Noticia

Acceso a dependencias judiciales del furgón donde se encuentran los cinco sevillanos acusados de la violación.

PAMPLONA- Las trabajadoras sociales del Área de Acción Social del Ayuntamiento de Pamplona que asistieron a la víctima, ofreciendo apoyo logístico y emocional así como acompañamiento dentro del dispositivo especial a víctimas que se organiza para Sanfermines, recordaron ayer que en el momento de atender a la joven durante los días 7 y 8 de julio esta se encontraba moralmente abatida y que reunía todos los síntomas de las víctimas de agresiones sexuales. En base a su experiencia de tres décadas en este ámbito -aunque sin ser especializadas en Psicología, hecho este por el que protestaron las defensas por considerar que no era pertinente preguntarles por estas cuestiones emocionales al no ser licenciadas en la materia-, una de las trabajadoras, que sigue teniendo relación a día de hoy con la familia de la víctima y confirmó que esta continúa en tratamiento psicológico, declaró ayer en la quinta sesión del juicio por haber asistido a la joven desde las 10.30 horas del día 7. Su recurso fue activado por el 112 y estuvo con ella hasta las 20.00 horas, cuando llegaron sus familiares. La testigo explicó en qué consistía su labor de acompañamiento. Fue con ella al coche en el que vino con un amigo para recoger sus pertenencias y luego al piso que dispuso el Ayuntamiento para alojarla. La trabajadora manifestó que el relato de la chica le pareció verosímil y que cumplía el patrón de víctimas de delitos sexuales por su estado desolado y la dificultad para hablar y recordar e incluso no fue capaz de contarle a sus padres lo ocurrido, por lo que fue la trabajadora la que tuvo que contactar por teléfono con los familiares para que conocieran la agresión y se pudieran desplazar a Pamplona. La compañera del área municipal que le tomó el relevo a la anterior y que se encontraba realizando labores de acompañamiento el día 8 confirmó un estado similar en la denunciante y explicó que en el momento en el que la Policía acudió al piso en el que se alojaba para informarle de que tenía que desplazarse al juzgado para declarar, la víctima sufrió una crisis de ansiedad exteriorizado con llanto y un estado nervioso. Se trata de un comportamiento habitual en este tipo de víctimas, agregó la trabajadora.

En la vista también depuso el jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Jesús Munárriz, para informar de que el dispositivo de seguridad de aquellos Sanfermines de 2016 para delitos sexuales era el mismo que otros años y no tenía ningún refuerzo especial, salvo por la especial vigilancia para prevenir abusos en la plaza del Ayuntamiento durante el Chupinazo.

RECORRIDO Y PORTALLa sesión de ayer había arrancado con la testifical de cuatro policías forales que realizaron varios informes para los hechos. Dos de ellos elaboraron un estudio de los posibles recorridos que podían haber seguido los acusados y la víctima desde el momento en el que contactaron por primera vez en la plaza del Castillo hasta que llegan al portal número 5 de la calle Paulino Caballero. El recorrido más lógico explica que, después de pasar por el hotel Europa, alcanzaron la calle Cortes de Navarra y de ahí acceden a Paulino Caballero. La defensa entiende que ese trazado no es compatible si la joven quería desplazarse a Lezkairu como dice y la tesis que invocan es que quería continuar con los acusados. Todo el desplazamiento, por las cámaras que han analizado los agentes, se prolonga durante unos 12 minutos en los que los acusados y la víctima no forman un grupo compacto. Primero van dos de los procesados (Prenda y Escudero), a varios metros la víctima y otro acusado (Boza) y más atrás están los otros dos (Guerrero y Cabezuelo). Entre el primero y el último hay momentos en los que hay 22 segundos de distancia. Los otros policías que fueron interrogados realizaron un croquis del portal donde ocurrieron los hechos y constataron los vericuetos de la estancia. Apreciaron que se trataba de un lugar muy angosto, aislado del resto del portal y que es imposible de ver desde el exterior.

PODRÍA ACABAR EL MARTES

EL JUICIO SIGUE SIN FECHA FINAL

Días de los informes. Ninguna parte ha planteado aún formalmente si van a solicitar un cambio en la fecha fijada para emitir los informes de conclusiones que terminarán el juicio, pero todo hace indicar que la fecha final sufrirá variaciones. Dichos informes, en audiencia pública, estaba previsto que se pronunciaran el viernes 24. Las defensas han hablando con el presidente del tribunal para retrasar sus conclusiones al lunes 27 y que el viernes solo informaran las acusaciones, pero teniendo en cuenta la envergadura del procedimiento y la premura de tiempo para acusaciones, en desigualdad de condiciones para exponer su posicionamiento, la semana que viene tendrá que concretarse si el juicio finaliza en la fecha prevista (viernes) o si se prolonga hasta el lunes o martes.

lo próximo

Lunes. Declaran dos policías nacionales que efectuaron los análisis científicos de aquellos objetos que se hallaron en el portal. A continuación, las técnicas de Nasertic para hablar de las pruebas de ADN. Seguirán los médicos forenses que exploraron a la víctima en Urgencias. Por último declararán dos policías forales.

Martes. Informes psicológicos de la defensa y de las peritos forenses del juzgado.

Miércoles. Interrogatorio de los cinco acusados.

Jueves. Testigos de la defensa (amigos de Sevilla), policías municipales, amigo de la víctima.