80 municipios navarros se comprometen a detectar y frenar la violencia machista

Azcona (FNMC) tilda de “insoportable” la cifra de 42 muertas en 2017
La directora del INAI anima a la ciudadanía a mantener una “actitud proactiva”

Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Cargos electos de Navarra, ayer en Baluarte para defender el manifiesto ‘Ayuntamientos contra la violencia’.

Cargos electos de Navarra, ayer en Baluarte para defender el manifiesto ‘Ayuntamientos contra la violencia’. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

Cargos electos de Navarra, ayer en Baluarte para defender el manifiesto ‘Ayuntamientos contra la violencia’.

“Relaciones desiguales llevan a ejercer la violencia contra mujeres y niñas”

PAMPLONA- Casi un centenar de municipios navarros escenificaron ayer su repulsa a la violencia machista en un acto en el que se han comprometido, como administraciones más cercanas al ciudadano, a impulsar medidas para detectar y frenar estos casos en sus municipios y para sensibilizar y aunar el rechazo social.

Así lo expuso el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), Pablo Azcona, y la directora del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI), Mertxe Leranoz, quienes encabezaron la representación institucional, junto a la presidenta del Parlamento foral, Ainhoa Aznarez. El acto se organizó con motivo de la conmemoración el próximo 25 de noviembre del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, y a él han asistido representantes de los cerca de 80 municipios adheridos a la iniciativa si bien se espera llegar a más entidades a lo largo de los próximos días.

Su compromiso se recoge en la declaración institucional, aprobada en pleno por estos ayuntamientos y a la que se ha sumado el Gobierno foral, redactada por la Red de Técnicas de Igualdad de las Entidades Locales de Navarra, un total de 18 profesionales que trabajan en 64 municipios y llegan a dos tercios de la población navarra, aunque el “reto” es hacerlo “al cien por cien”.

El presidente de la FNMC, Pablo Azcona, ha expuesto que en lo que va de 2017 han sido asesinadas 42 mujeres y 7 menores (frente a las 44 mujeres y un menor de todo 2016) por este tipo de violencia machista, lo que da cuenta del “problema grave” que afecta a la sociedad en su conjunto, una “situación insoportable para una sociedad democrática que promulga los derechos para todas las personas”. “Erradicarlo es tarea de toda la sociedad”, subrayó para advertir de que las administraciones deben trabajar “estrechamente” con los ciudadanos en esta tarea porque tienen “la responsabilidad y la obligación” de hacerlo pero también “las competencias”, valores a los que en el caso de la administración local se suma el de ser y “la más cercana al ciudadano” y por ende la de “mayor capacidad para poder abordar esta problemática en primera instancia”. Al respecto, y tras insistir en el rechazo de la violencia machista y en el “compromiso” de las administraciones locales en esta tarea de erradicarla, hizo un llamamiento a la entidades locales para trabajar en ese sentido, ofreció el paraguas de la FNMC y abundó en la necesidad de implantar políticas de igualdad para abundar en la sensibilización.

Por su parte, la directora del INAI, Mertxe Leranoz, coincidió en destacar la importancia de “aunar sinergias” en la lucha contra un “problema estructural que se asienta sobre el machismo y el sexismo”, conceptos estos que a su vez fomentan las relaciones desiguales que en el extremo llevan a ejercer la violencia contra las mujeres y “aún más inaceptable” de las niñas. Por todo ello, ya tras reconocer a las mujeres fallecidas y homenajear a las supervivientes, animó a la ciudadanía a mantener una “actitud proactiva” en esta lucha para conseguir el respeto de los derechos humanos de todas las mujeres.

El acto se cerró con la lectura (el alcalde de Ribaforada Jesús María Rodríguez y la concejala de Burlada Berta Arizkun) de la declaración institucional aprobada en sus plenos, que detiene su mirada en la “violencia específica que sufren las mujeres y niñas refugiadas”.

En cualquier caso, el texto rechaza “todo tipo de violencia sexista producto de las múltiples discriminaciones que sufren las mujeres en cualquier ámbito y contexto”, y constata el “compromiso” de los firmantes a seguir trabajando en contra de las desigualdades que generan situaciones de vulnerabilidad y de violencias contra las mujeres y las niñas. Tras exigir el cumplimiento de la resolución europea sobre mujeres refugiadas, constatan su solidaridad con las mujeres agredidas o asesinadas e invitan a la ciudadanía a seguir mostrando su “rechazo y compromiso” con la erradicación de la violencia contra las mujeres. “Solo así podremos avanzar hacia sociedades más sostenibles, democráticas, justas e igualitarias y hacia la construcción de comunidades más solidarias y habitables”. - A.I./Efe